Por qué no prolongar en exceso el uso del carrito en niños

Cuándo debemos dejar de usar la silla de paseo para que el bebé vaya caminando

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

Durante los primeros años de vida del niño, los adultos utilizamos de forma general el carrito de paseo en niños como medio para transportar al pequeño. Este medio de transporte es el método más cómodo que tiene los padres para mover al niño de un lado a otro. Por tanto, su utilización les da mucha más independencia a los adultos a la hora de hacer recados. Pero, ¿qué ocurre cuando se prolonga hasta edades en las que el niño ya camina sin problemas?

El uso del carrito de paseo del bebé

prolongar el uso de la silla del bebé

Otra de las ventajas del carrito de paseo del bebé es que los desplazamientos se harán más rápido, y podrán aprovechar mejor el tiempo, y les da la tranquilidad a los padres de que controlan los movimientos del niño todo el tiempo.

Sin embargo, el niño irá haciéndose poco a poco autónomo y llegará el momento en el que no necesita el carrito de paseo. Su “abandono” dependerá en gran medida de su evolución y del momento en el que comience a caminar de forma segura. No existe una edad concreta para que el niño deje el carrito, pero sí hay factores que nos indicará el momento.

El error de prolongar el uso del carrito de paseo en niños

Prolongar la utilización de la silla de paseo tiene ventajas para los adultos, pero debemos pensar que para el pequeño, en cambio, produce muchas desventajas.

Y es que ningún niño debería pasar más tiempo del necesario en el carrito de paseo. Hacerlo puede producir decadencias en el desarrollo del niño como:

- Ralentizar el desarrollo muscular y coordinación motriz.

- Produce un sedentarismo asociado a la silla, que promueve la obesidad infantil. No lo produce solo el uso del carrito, pero es un hábito que acompañado de la alimentación poco saludable y la falta de sueño, sí puede producirlo.

- Perjudica la postura de la espalda.

- Limita su independencia.

Por tanto, conviene que los padres estimulen el desarrollo físico de los niños y, por eso, es importante que los pequeños empiecen a caminar al ritmo de los adultos en el momento que están preparados evolutivamente para conseguir la autonomía que necesita.

Cuándo dejar de utilizar el carrito de paseo de los niños

No hay una edad límite de uso del carrito de paseo, pero es conveniente que cuando el niño comienza a dar los primeros pasos se empiece a bajarlo del cochecito para que pueda ir adquiriendo libertad en sus movimientos, estabilidad, coordinación, y comience a explorar.

Los primeros pasos de los niños dependen de las características evolutivas que tiene cada uno, pero será sobre los 3 años generalmente cuando suelen tener la suficiente autonomía para dejar de usar el carrito de paseo.

Este será el momento en el que el pequeño podrá explorar con sus otros sentidos todo lo que observaba desde la silla. Podrá utilizar el tacto, el olfato, o el gusto para explorar y descubrir nuevas cosas y de maneras diferentes. Esto supone un gran avance para la maduración del sistema cognitivo y neurológico.