10 consejos para comprar el carrito del bebé

Decisiones a tomar en cuenta para comprar la silla de paseo del bebé

A la hora de comprar el carrito del bebé conviene tener en cuenta varias consideraciones para no gastar más de lo necesario ni adquirir un carrito o unos complementos que al final a penas vamos a utilizar. Se trata de uno de los artículos que mayor desembolso inicial supone ante la llegada del bebé.

Las madres y padres primerizos nos dejamos llevar por los impulsos y adquirir carritos de bebé sin pensar realmente en lo prácticos que puedan llegar a ser para nuestro día a día.

10 pautas a seguir para comprar el carrito del bebé 

Pautas para comprar el carrito del bebé 

1- Debemos pensar en primer lugar cuál es el tamaño adecuado para el carrito acorde al tamaño de nuestra vivienda y de nuestro vehículo, ya que muchos de ellos aunque muy bonitos o cómodos, no son nada prácticos para entrar en el ascensor, subir por la escalera, o plegarlos y meterlos en el maletero de nuestro coche.

2- Es conveniente fijarnos en el peso del carrito, no sólo del chasis, sino del carrito al completo, teniendo además en cuenta que a ese peso tendremos que sumar los extras que añadiremos al peso del carrito como la bolsa del bebé, o nuestras propio bolso que acabaremos colgando en el carro y que sumará peso para poder desplazarlo cómodamente. Las sillas plegables tipo paraguas suelen tener un peso mucho más bajo que las sillas tipo trío.

3- Es recomendable valorar si necesitamos lo que se denomina trío: un capazo, un silla de coche o ‘huevo’ y una silla, o si por el contrario no necesitamos tantos complementos. El huevo o silla de coche es imprescindible si vais a viajar en el vehículo con el bebé, y éste os puede servir también para desplazar al pequeño en la silla en los primeros meses, siempre y cuando no vayamos a tener al bebé más de hora y media en él, para evitar la asfixia postural, que pueden conllevar a la muerte del bebé. El capazo puede ser de ayuda en el caso de que viajemos mucho con el bebé para poder utilizarlo como cuna, al tener un tamaño más reducido que las cunas, el bebé se sentirá más cómodo en él, aunque este capazo sólo nos servirá durante los primeros meses de vida del bebé, por el tamaño del mismo. La silla resulta imprescindible para pasear con el bebé, conviene saber si son bidireccionales, si podemos ponerlas con el bebé hacia nosotros, o con el bebé mirando al exterior, por nuestra comodidad y también la de nuestro hijo. 

4- Los carros tipo trío pueden tener un precio de entre 300 y hasta 1500 euros dependiendo del modelo y la marca. Estos carros tienen poco desgaste y podemos encontrar buenas oportunidades en buen estado en el mercado de segunda mano.

5- Conviene valorar, las sillas plegables, tipo paraguas, homologadas para ser utilizadas a partir de los 0 meses, ya que se pueden reclinar completamente, que pueden ser de gran utilidad para estos casos. Estas sillas las podemos utilizar desde el nacimiento hasta más allá de los 3 años. Son más reducidas en tamaño, más manejables y más fáciles de plegar y transportar. Estas sillas suelen rondar entre los 50 y los 400 euros. En el mercado de segunda mano es más difícil encontrar sillas de estas características en buen estado porque se utilizan mucho y durante mucho tiempo por lo que su desgaste es mayor. 

6- En cuanto a las ruedas podemos elegir el carro con 3 ruedas que son más manejables a la hora de girar o de 4 ruedas con las que el coche tiene mayor estabilidad.

7- Tenemos que valorar si queremos un carro de bastones o de manillar corrido, este último es más útil para los carritos más pesados.

8- Si tienes pensado tener más hijos en un periodo corto de tiempo conviene valorar que el carrito permita añadir complemento para llevar a un recién nacido y a su hermano.

9- En cuanto a los complementos es recomendable valorar una buena capota con gran tamaño que cubra fácilmente al bebé para poder evitarnos la molesta sombrilla que se acopla a la estructura del carro.

10- Es importante probar el carro antes de comprarlo para ver cómo nos manejamos con él, y valorar qué garantía ofrece la marca del mismo en caso de que surja cualquier inconveniente.