Cómo enseñar a ducharse a los niños

Explicaciones que debes dar a tu hijo para que aprenda a ducharse solo

Estefanía Esteban

Para un niño, ducharse o bañarse solo es un gran paso en cuanto a la conquista de autonomía. De pronto sienten que pueden hacer cosas 'de mayores' por sí solos y comienzan a tomar conciencia en mayor medida sobre la importancia de cuidar la higiene personal

Cada niño sigue su propio desarrollo, y nadie mejor que tú para decidir cuándo es el momento. Si piensas que tu hijo ya está preparado para comenzar a ducharse solo, estas pautas o consejos sobre cómo enseñar a los niños a ducharse, te vendrán muy bien. 

Cómo enseñar a ducharse a los niños para que ganen en autonomía

Cómo enseñar a ducharse a los niños

La mayoría de niños pueden ducharse solos a partir de los 7-8 años. Solo necesitan ser guiados. Es sencillo, pero las primeras veces olvidarán algo. Ahí estás tú para recordárselo. Estos son los pasos que deben seguir y que tú debes explicar a tu hijo para que aprenda a ducharse por sí solo

1. Primero debe comprobar bien la temperatura del agua. Al abrir ambos grifos (el del agua caliente y el agua fría), debe aprender a regular la temperatura del agua hasta conseguir que salga templada ( o a su gusto). Enséñale a hacerlo. 

2. Ahora debe dejar que el agua caiga sobre todo el cuerpo durante unos segundos y cerrar el grifo (de esta forma también estarás enseñando a tu hijo a ahorrar el agua). 

3. Es el momento de enjabonarse. Pide a tu hijo que vierta un poco de jabón en la esponja o manopla y que la moje con agua un poco para hacer espuma. 

4. Pide que comience a lavare la cara, las orejas y el cuello. 

5. Ahora debe descender y continuar lavando el pecho y el vientre.

6. Llega el turno de los brazos. Para ello, tendrá que cambiarse la esponja o manopla de mano para alcanzar a frotar bien el brazo opuesto. Recuérdale que no debe olvidar frotar debajo del brazo, en la zona de las axilas.

6. Ahora debe lavarse las piernas y las partes íntimas.

7. Por último, pídele que se frote bien los pies, que no olvide las plantas de los pies y a frotarse bien entre los dedos. 

8. Llegó el momento de volver a abrir el grifo y enjuagarse bien, hasta que desaparezca todo el jabón.

9. Para lavarse el pelo, enseña a tu hijo a hacerlo. Debe verter un poco de champú en la mano (vigila que no eche demasiado) y enjabonarse bien el pelo, una vez que haya cerrado el grifo.

10. Después de frotar bien el pelo, debe abrir el grifo de nuevo y aclararse bien, para que no quede jabón en la cabeza. 

11. Solo queda cerrar el grifo y ¡listo! 

Puedes dibujar todos estos pasos y poner la hoja 'recordatorio' en un lugar visible del cuarto de baño para que tu hijo recuerde bien todos los pasos a seguir. Con estos sencillos pasos, tu hijo aprenderá a ducharse él solo con soltura. Vigila bien al principio que siga todos los pasos, y ya verás cómo en poco tiempo consigue hacerlo por sus propios medios. Tu hijo ganará en autonomía y en higiene personal. Sin duda, un gran paso en su aprendizaje.