Cómo volverte a dormir rápido cuando tu hijo se despierta por la noche

Si el niño despierta de madrugada los papás no pueden conciliar el sueño. Aquí las técnicas para lograrlo

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés
Revisado por Núria Roure, Psicóloga exp. en sueño, el

Volteas y ves que son las 2:30 AM. Tu hijo otra vez se ha despertado. ¿cómo volverte a dormir rápido cuando tu hijo se despierta por la noche? Desvelarnos por la noche cuando nuestro pequeño se despierta es algo que todos los padres hemos sufrido y más de una ocasión. Solo debemos pensar cuando nuestro hijo es bebé y se despierta para alimentarse.

O bien, cuando ya es un poco más mayor y se despierta con pesadillas. Todas estas situaciones, junto al estrés de nuestro día a día, hacen que sea fácil que nos desvelemos, nos cueste volver a dormir y no descansemos como es debido. Sin embargo, hay pequeñas técnicas mediante las cuales conseguiremos relajarnos y volver a conciliar el sueño fácilmente.

¿Qué hacer si tu hijo se despierta por la noche y cómo volver a dormir?

Tips para volverte a dormir rápido si tu hijo despierta

Lo primero y lo más importante cuando nuestro hijo se despierta por la noche es evitar la luz fuerte, así como la actividad. Es importante no encender demasiadas luces y que, en caso necesario, esta sea cálida o anaranjada. Así mismo, es crucial estar muy poco tiempo en estos despertares, ya que a cuanto más tiempo pasemos despiertos, más nos costará volver a conciliar el sueño después.

La falta de sueño en los adultos suele traer varias complicaciones como pérdida de memoria a largo plazo, propensión al Alzheimer, trastorno del ritmo circadiano, potenciales derrames cerebrales y hasta ataques al corazón. Un buen descanso para un adulto promedio debe oscilar entre las 6 y 8 horas diarias, y para que el sueño sea efectivo debe darse entre las 9 de la noche y las 5 de la mañana.

El sueño reparador va de las 10 a las 12 de la noche, en esas dos horas el cuerpo regenera las ondas cerebrales, se logra el sueño profundo y se repara el estado mental. Es mucho más efectivo dormir de las 10 PM a las 4 AM, por ejemplo, que de las 12 a las 6 AM. En el segundo grupo no se estará tan alerta como si se durmiera durante las horas de sueño reparador.

Es por eso que, si los adultos despiertan porque su hijo también lo hace a mitad de la noche, volver a conciliar el sueño no es tarea fácil para muchas personas, ya que se altera por completo el sistema nervioso y es difícil volver a estabilizarse. Sin embargo, hay ciertas técnicas que permiten relajarnos y, de este modo, ser capaces de volver a conciliar el sueño y descansar como necesitamos.

3 técnicas para volver a dormir rápido si el niño despierta en la noche

Técnicas para volver a dormir rápido

A continuación, te daremos algunas ideas para volver a conciliar el sueño a mitad de la noche:

1. Tomar conciencia de la respiración atenta

Una primera técnica que podemos emplear a la hora de volver a dormirnos es la respiración atenta. Esta es una técnica muy indicada en aquellas personas con mente rumiante, es decir, quienes no le paran de dar vueltas a las cosas durante todo el día. Aquellos que tienen una mente que siempre está activa, suelen padecer ansiedad por la noche, pues es cuando todas las preocupaciones no resueltas a lo largo del día nos vienen a la mente.

Llevar a cabo los ejercicios de respiración atenta es muy simple y podemos hacerlos durante todo el tiempo que queramos, aunque la relajación se nota desde las primeras respiraciones que hacemos. Para empezar, nos tumbaremos cómodamente en la cama y colocaremos uno de los brazos sobre el pecho y el otro sobre la barriga, de modo que podamos notar como entra y sale el aire de nuestros pulmones y cómo este recorre nuestro cuerpo.

Seguidamente, aspiraremos aire hasta que sintamos que ya no podemos coger más, centrándonos en el recorrido que hace este desde el exterior hacia nuestros pulmones. Y, luego, vamos a soltar el aire lentamente, también prestando atención al recorrido desde nuestros pulmones hacia el exterior. Notaremos una relajación que ayudará a que regrese el sueño.

Volver a dormir rápido cuando el niño despierta por la noche

2. Realizar algunos ejercicios de visualización

Los ejercicios de visualización son también un buen recurso a la hora de liberarnos de los pensamientos recurrentes, del estrés y de las preocupaciones del día a día. Hacer estos ejercicios cuando nos hemos desvelado nos ayudará a relajarnos y, de este modo, volver a conciliar el sueño rápidamente de una manera efectiva y eficaz.

Lo primero a la hora de hacer un ejercicio de visualización es colocarnos en una postura en la que estemos cómodos. Debemos relajarnos y visualizarnos en algún sitio en el que hayamos estado y que nos haya gustado mucho. Que nos haya transmitido paz. También podemos imaginar escenarios en los que nos gustaría estar. Por ejemplo, podemos visualizarnos en la playa, sentados en la arena frente al mar.

Cuando nos hayamos ubicado en un escenario, debemos recrear todos los detalles. Por ejemplo, en el caso de la playa, podemos prestar atención al calor del sol y al sonido de las olas, al ir y venir. Debemos permanecer en este estado todo el tiempo que podamos y, cuando un pensamiento aparezca, simplemente dejarlo ir. Apartarlo. No juzgarlo, no querer interpretarlo. Solo debemos dejar que se vaya del mismo modo en el que ha venido.

Dormir de nuevo cuando tu hijo despierta en la noche

3. Procurar la prevención del estrés y lograr la conciliación del sueño

Evitar el estrés no es nada fácil y es que son muchas las preocupaciones y los problemas que debemos afrontar en nuestro día a día. Sin embargo, es precisamente esta falta de control la que causa que nos cueste conciliar el sueño por las noches. Así, si somos capaces de poder gestionar las situaciones que nos estresan, nos será mucho más fácil poder descansar por la noche.

Los ejercicios que os hemos explicado también se pueden realizar a lo largo del día cada vez que os sintáis al límite. Además, también resulta fundamental practicar un poco de deporte a diario y encontrar algo de tiempo para dedicarnos a vosotros mismos. Pudieran ser unas clases de pintura, realizar una caminata por el vecindario o tomar clases de yoga, por ejemplo.

Los niños pueden despertarse por la noche por varios motivos y, además, varias veces, por lo que es fácil que nos acabemos desvelando y que nos cueste volver a conciliar el sueño. Sin embargo, con unas pequeñas técnicas y ejercicios de relajación, podremos eliminar las preocupaciones de nuestra mente y volver a descansar como necesitamos.

Con esta técnicas sobre cómo volverte a dormir rápido cuando tu hijo se despierta por la noche, podrá amanecer mucho más descansada para ser la mejor mamá día a día.

Puedes leer más artículos similares a Cómo volverte a dormir rápido cuando tu hijo se despierta por la noche, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: