Rutinas de sueño para dormir a un bebé de 4 a 6 meses. Mi hijo no duerme

¿Cómo lograr una buena higiene del sueño en los bebés? La rutina que debes seguir

Romelia Rubio
Romelia Rubio Psicóloga esp. en sueño

¿Quieres conocer las rutinas de sueño para dormir a un bebé de 4 a 6 meses? 'Mi hijo no duerme', es la queja que toda mamá de un bebé de esta edad suele tener por estar agotada de no lograr que el niño duerma. Una buena higiene del sueño es fundamental para que tanto papás como bebés duerman plácidamente toda la noche.

Así como hay bebés que pueden dormir muy bien a esta edad, hay algunos otros que pueden empezar a despertar constantemente y eso descoloca a los padres. Y es que verás, si tu bebé ahora duerme peor que cuando era un recién nacido, debes saber algo: con los bebés, la única constante es el cambio. No te preocupes, aquí lo que puedes hacer para salir avante de esta etapa.

¿Por qué a los bebés de 4 a 6 meses les cuesta trabajo dormir?

Rutinas de sueño para bebés de 4 a 6 meses

Una razón muy común por la que los bebés que dormían muy bien empiezan a dormir muy mal, es porque, hacia los 4 meses, sus patrones de sueño empiezan a volverse más estables. ¡¿Más estables?!, ¿Entonces por qué está durmiendo peor? Probablemente pensarás. A nivel neurológico, sus fases de sueño ya están subdivididas y ahora sus patrones de sueño se parecen mucho a los tuyos, aunque sus ciclos siguen siendo más cortos.

Ahora ya tienen las 3 fases de sueño NO REM, y la fase de sueño REM se ha acortado en duración. Ocurre también un despertar de la consciencia, en el que su cerebro comienza a desarrollar más asociaciones de sueño (esta es la razón principal por la cual los bebés empiezan a dormir peor). Esta maduración a nivel neurológico da paso a una 'progresión de sueño', mal llamada por algunos 'regresión de sueño'.

Las regresiones de sueño son en realidad una progresión del cerebro, no una regresión. Esto significa que comienza a asociar ciertas cosas con quedarse dormido. Esto podría ser la rutina de la hora del baño, un biberón, un chupón, un cuento, una canción determinada o simplemente tenerte en la habitación (en realidad, podría ser cualquier cosa o varias cosas).

Siempre que desarrolle esas asociaciones, más tarde en la noche cuando se despierte, es posible que necesite esas cosas que tenía antes de acostarse para poder volver a dormir. Entonces, aunque pueda parecer que se despierta con más frecuencia de lo habitual, en realidad es que no puede volver a dormirse. Esto en realidad es algo bueno porque significa que el cerebro de tu bebé se está desarrollando de la manera que debería, así que, en vez de preocupación, es causa de alegría.

Características de las rutinas de sueño de los niños de 4 a 6 meses

Aspectos del sueño de los bebés de 4 a 6 meses

Aunque es un poco difícil saltar de alegría cuando no has dormido más de 3 horas seguidas desde hace meses, debes revisar cómo es el sueño de los bebés a esta edad:

¿Cómo es el sueño de un bebé de 4 a 6 meses?

Los bebés a esta edad siguen durmiendo entre 12-15 horas en total en un periodo de 24 horas. Su sueño de día se vuelve más predecible y estable, generalmente empiezan a dormir 3 siestas en promedio, distribuidas a lo largo del día.

¿Cuánto deberían de durar sus siestas en el día?

No hay una duración específica para las siestas, cada bebé es diferente y lo que para uno puede ser suficiente, para otro puede no serlo. La forma como te puedes guiar para determinar si es una duración adecuada es observando cómo le va en el día a tu bebé con ese sueño.

Si le ves contento y de buen humor, es muy probable que eso sea suficiente, si, por el contrario, ves que tu bebé se comporta irritable durante el día, entonces puede estarle haciendo falta sueño. En promedio los bebés toman siestas cortas de 30-45 minutos, aunque si duerme de 1 a 2 horas también es ideal.

Tipo del sueño en los bebés de 4 a 6 meses

Recomendaciones a la hora de dormir a tu bebé

Cualquier acción para mejorar su sueño puede esperar, excepto promover un sueño seguro. La Academia Americana de Pediatría (AAP) proporciona pautas muy concretas para promover un entorno de sueño seguro en los bebés menores a 1 año. Entre sus principales recomendaciones se encuentran:

  • Dormir a tu bebé junto a ti durante al menos los primeros 6 meses, pero en su propia superficie, no en tu cama. Esto es debido a que al compartir la misma cama se incrementa el riesgo de muerte por aplastamiento o asfixia en los bebés menores a 1 año.
  • Acostar a tu bebé a dormir boca arriba siempre (no de lado ni bocabajo), en una superficie específicamente diseñada para tal fin. Es decir, evitar dormir a tu bebé en el asiento del auto, sillones, pufs, carriolas o fulares, sino en una cuna o colchón.
  • Mantener su cuna libre de objetos, esto incluye cobijas, protectores de barrotes, peluches, almohadas, mantitas de apego y cualquier otro objeto suelto junto a tu bebé.
  • Dar lactancia materna exclusiva durante al menos 6 meses e incluso después de incorporar sólidos por lo menos 12 meses o más si tú y tu bebé lo desean.
  • Pasar tiempo sobre su pancita durante el día bajo supervisión estricta de un adulto para favorecer el fortalecimiento del tono muscular de su cuello, y evitar el síndrome de cabeza plana, entre otros.

Tres principales rutinas para mejorar el sueño de tu hijo

Tres rutinas para el sueño de tu bebés de 4 a 6 meses

Te sugerimos estas rutinas para que tu hijo logre conciliar el sueño, con ellas tu bebé dormirá plácidamente ¡y tú también!:

1. Organiza un ritual de sueño para tu bebé

Si aún no has comenzado un ritual para la hora de dormir, ahora es el momento. El ritual de sueño es indispensable para que tu bebé pueda llegar relajado al momento de dormir, pues le indica a su cerebro que es momento de empezar a disminuir el nivel de actividad, lo que le permitirá conciliar el sueño más fácilmente.

Asegúrate de elegir actividades que tú y tu bebé disfruten. Elije tres o cuatro actividades que puedas hacer en el mismo orden cada noche. Haz que su rutina sea breve, de unos 20 a 30 minutos. Puedes incluir un baño, un cuento, una canción, un masajito, o cualquier actividad tranquila como decir oraciones o platicarle acerca del día que recién termina.

Una de las partes más importantes con el ritual de sueño es separar el momento de comer y dormir. Si la alimentación es parte de tu ritual, conviértela en el primer paso del proceso en lugar del último para de esa forma evitar asociar la alimentación con el sueño. Termina el proceso acostando a tu pequeño despierto para que sea consciente en donde se quedó dormido y en los despertares nocturnos, pueda regresar a dormir fácilmente.

2. Apégate siempre a unos buenos horarios

Los horarios son uno de los elementos que más impacto tienen en el sueño. Estos le permiten al ritmo circadiano (nuestro reloj biológico) mantenerse a punto, por lo que mantenerlos constantes debe de ser uno de tus objetivos. Ser un poco estricta con ellos es básico, por ejemplo, si la rutina comienza a las 8, que siempre sea a esa hora y no recorrerla un día 30 minutos más o menos, eso no ayuda.

Gracias a que tu bebé está creciendo, es más probable que a partir de los 4 meses tengas horarios más predecibles lo que te permitirá planear mejor su día, a continuación unas sugerencias de horarios a seguir:

  • En el día
    Si bien no hay horarios fijos ni reglas rígidas de a qué hora deberían dormir los bebés, una buena referencia cuando tienen 3 siestas, son, temprano en la mañana, al medio día y temprano en la tarde. Solo para referencia, serían: a las 09:00 am, a las 12:00 pm y a las 3:00 o 4:00 pm, limitando su hora de despertar a las 5:00 pm, sin embargo, mantente atenta a los horarios preferidos de tu bebé, ya que estos pueden ser muy diferentes a los sugeridos.
  • En la noche
    Una buena hora para acostar a los bebés en la noche es entre las 7:00 y las 8:00 pm, la realidad es que cuanto más tarde sea y más cansado esté tu bebé, más difícil le resultará conciliar el sueño, además, el acostarlo muy tarde, puede provocar el efecto contrario: que se despierte más temprano por la mañana.

Conciliar el sueño en bebés de 4 a 6 meses

3. Fomenta el sueño autónomo en tu hijo

Muchos de los problemas se resuelven con esta sencilla acción: Ayudar a tu pequeño a conciliar el sueño por sí mismo a la hora de acostarse al final de su ritual de sueño. Sueño autónomo no quiere decir si solo o acompañado, sueño autónomo quiere decir que los bebés concilien el sueño bajo las mismas condiciones que permanecerán toda la noche y que ellos mismos pueden reproducir.

Es decir, a que tu bebé entre despierto a su cuna y que ahí se quede dormido sin interacción de tu parte. ¿Cuáles son las condiciones que NO pueden reproducir por sí solos? Generalmente todo lo que tiene que ver con interacción de parte de los padres, un ejemplo de ello serían las tomas de leche o el arrullo.

¿Entonces debes eliminarlo? No, simplemente quiere decir que pares antes de que se quede dormido, es por ello la recomendación de separar por varias actividades el momento de comer y dormir en el ritual de sueño. En el caso del arrullo por ti o por su papá, te recomiendo que lo arrulles hasta que empiece a relajarse, pero no hasta el punto de quedarse dormido.

Siempre que tu bebé desarrolle asociaciones de sueño irreproducibles, más tarde en la noche cuando se despierte, es posible que necesite esas cosas que tenía antes de acostarse para poder volver a dormir. Justo por eso es que ya no duerme de nuevo: si no lo arrullas, no dormirá y tú empiezas a pasear por toda la habitación hasta lograrlo.

Esto no quiere decir que aplique para todos los bebés, ya que hay muchos que duermen muy bien, no obstante se duermen mientras comen o son arrullados, sin embargo, casi todos los niños que tienen despertares constantes tienen asociaciones irreproducibles de sueño. Es por eso por lo que tu objetivo en esta etapa será tratar de mantener una rutina diaria con estos elementos.

Si te mantienes constante llevando a cabo estas rutinas de sueño para dormir a un bebé de 4 a 6 meses, la frase 'Mi hijo no duerme' será cosa del pasado y lo más probable es que tendrás a un bebé que duerma muy bien rápidamente.

Puedes leer más artículos similares a Rutinas de sueño para dormir a un bebé de 4 a 6 meses. Mi hijo no duerme, en la categoría de Sueño infantil en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: