Cuidar a los nietos protege contra la demencia y el Alzheimer

La ciencia afirma que los nietos son una medicina excelente para prevenir enfermedades en los abuelos

Alba Caraballo Folgado

¡Qué haríamos sin los abuelos! No solo aportan valores importantísimos a nuestros hijos, además son un pilar para nosotros, los padres, que recurrimos a ellos constantemente. Son mucho más que abuelos-canguro, participan de la crianza de nuestros hijos y se implican, en algunos casos como no llegaron a hacer con sus hijos.

Cuidar de los nietos puede resultar para ellos una tarea muy reconfortante pero también estresante y agotadora, aun así tiene premio. No solo reciben el cariño de sus nietos, además su salud mental se ve reforzada y previenen el deterioro cognitivo propio de la edad, evitando enfermedades como el Alzheimer o la demencia senil. La ciencia lo confirma: cuidar de los nietos protege contra la demencia y el Alzheimer.

Por qué cuidar a los nietos protege contra la demencia y el Alzheimer

abuelos y alzheimer

Varios estudios corroboran esta afirmación. La Sociedad Norteamericana de Menopausia y, por otro lado, el especialista en Alzheimer Jonathan LaPook llegaron a la misma conclusión: los abuelos que se ocupan de sus nietos evitan el deterioro cognitivo. Es decir: cuidar a los nietos previene la demencia y el Alzheimer.

Y es que los nietos ayudan a sus abuelos a mantenerse más activos. Realizan un esfuerzo físico notable para estar en forma y poder estar a la altura de las inagotables energías de los niños. Además, su cerebro pone en marcha más procesos mentales que los que realizaría en otras circunstancias más rutinarias.

En definitiva, lo que han dicho siempre los abuelos sin necesidad de estudios: los nietos rejuvenecen. Sin embargo, el cuidado de los nietos también tiene su parte negativa y es que, si los padres abusamos de nuestros mayores y les tenemos todo el día ocupados con nuestros hijos, si les damos un exceso de tareas, el desgaste puede ser mayor y el efecto, por lo tanto, el contrario. Estarán agotados física y mentalmente.

Así lo demuestran las pruebas elaboradas a 186 mujeres australianas entre los 57 y 68 años de edad. Los test de agudeza mental demostraron que aquellas que cuidaban de sus nietos durante 5 o más días a la semana tenían peores resultados en las pruebas que las demás.

¿Cuál es pues el secreto de una buena salud mental en la vejez? Estar cerca de los nietos, disfrutar y aprender de ellos, darles y recibir su cariño, pero siempre de forma voluntaria y nunca como una obligación.

Otro dato que podemos sacar de la que se llama la enfermedad del olvido es el que se extrae del estudio 'Qué es el Alzheimer y qué se puede hacer', elaborado por Alzheimer's Association y que dice que algunas investigaciones demuestran que los latinos son una vez y media más propensos que los ancianos blancos a padecer del Alzheimer y otras formas de demencia. Los afroamericanos tienen casi el doble de probabilidades de desarrollar la enfermedad en comparación con los ancianos blancos.

Cómo explicarles a los niños qué es la enfermedad del olvido

Abuelos que cuidan a sus nietos tienen mejor salud mental

Para los niños, los abuelos son especiales, incluso, pueden llegar a ser inmortales. Quizás por eso les cuesta mucho entender que su abuelo esté malito y, lo que es peor, que sea incapaz de recordar todos esos momentos que viven juntos. 

Los niños pueden reaccionar de distinta manera ante esta enfermedad: no aceptar la situación, sentirse inseguro sobre cómo será la relación a partir de hora, negar lo que está ocurriendo. ¿Cómo podemos ayudar a los niños a aceptar esta circunstancia? 

- Explícale qué puede hacer mucho con abuelo, que este lo único que quiere es que su nieto permanezca con él y le siga dando el mismo amor que hasta hora.

- Coméntale que su abuelo tendrá días buenos y días no tan buenos y que, aunque no hay tratamiento definitivo, los médicos están trabajando en ello. 

- Es importante que los niños sepan que el Alzheimer es una enfermedad degenerativa y no contagiosa como una gripe o un catarro. ¡Que no tenga miedo!

- El niño tendrá que saber que, a partir de ahora, las actividades que haga con su abuelo serán diferentes. Quizás ya no pueda jugar al balón, pero sí ver una serie de televisión juntos o jugar a las cartas.

- Y, sobre todo, tienes que dejar claro que aunque no acuerde de su nombre, en su corazón lleva grabado el nombre de su nieto.

Cómo rendir homenaje a los abuelos

Poemas, chistes o cuentos para pasar un tiempo más que agradable con nuestros padres mayores o abuelos de nuestros hijos.

Puedes leer más artículos similares a Cuidar a los nietos protege contra la demencia y el Alzheimer, en la categoría de Abuelos en Guiainfantil.com.