El abuelo Pamplín. Obra de teatro para el Día de los Abuelos

Tierno guion para que los niños representen y dediquen a sus abuelos y abuelas

Beatriz Martínez

Las obras de teatro son un pasatiempo ideal que suele gustar mucho a los peques de la casa y con el que además aprenden valores importantes como el compañerismo, el trabajo en equipo, la amistad y el respeto. ¿Y si te dijéramos que además pueden ser el mejor de los regalos? Sobre todo si se acerca una fecha súper señalada en el calendario familiar. Se nos ha ocurrido que los peques, con ayuda de mamá y papá, pueden representar una divertida obra de teatro como regalo súper emotivo para el Día de los Abuelos. ¿A qué es genial? Se llama 'El abuelo Pamplín'.

El teatro, el mejor regalo para los abuelos

día de los abuelos y teatro

El guion de la obra de teatro que aquí vas a leer está pensada para representar como regalo a los abuelitos por su día. Con ella, los mayores de la casa pasarán un rato de lo más entretenido y los peques comprenderán que hacerse mayor quiere decir crecer como personas, que quizás cambie el pelo de color pero que el espíritu sigue siendo el mismo, que tal vez tengan menos ganas de correr y saltar pero que siempre van a estar ahí para jugar con los suyos.

También aprenderán que cuanto más mayores más listos, más experiencia, más paciencia, más ganas de resolver misterios y mucho más sentido del humor. No dejes de leer ni de representar el guion de esta obra de teatro corta para el Día de los Abuelos, ¡estamos convencidas de que os va a encantar a todos!

[Leer +: Frases emotivas para los abuelos]

Este guion está pensado para hacer con unos pocos niños, pero no dudes en adaptar y modificar para incluir a más personajes; mamá, papá e incluso los abuelos pueden participar en ella. La idea es que toda la familia pase un rato entrañable, ya sea como espectador o en el papel de grandes actores. Como vas a ver, el argumento es bien sencillo, con él pretendemos que los niños entiendan que los abuelos son, al igual que ellos, grandes exploradores.

No dudes en organizar un pequeño teatrillo familiar en casa con motivo del Día de los Abuelos que se celebra el 26 de julio en algunos países como España y el 28 de agosto en otros como México; no te olvides tampoco de grabar en vídeo algunas escenas, ¡será un bello recuerdo!

Descripción de la obra: el abuelo se sienta en el sofá mientras que sus curiosos nietos le hacen una pregunta tras otra. No entienden por qué tiene el pelo blanco, por qué usa bastón para caminar y por qué tiene colgado de la pared un mapa del tesoro de lo más raro...

Personajes: Ana, Tania y Pepe en el papel de nietos; Pedro en el papel de abuelo. Para representar al abuelo un niño se puede disfrazar, también puede hacer este papel mamá o papá o incluso el abuelo de verdad.

Lugar de la acción: una casa.

Material necesario para la puesta en escena: un mapa del tesoro que pueden dibujar los peques, cosas sencillas que tenemos por casa para el que se va a disfrazar de abuelo y muchas ganas de pasarlo en grande.

'El abuelo Pamplín', obra de teatro corta para celebrar el Día del Abuelos

teatro abuelos y nietos

Se abre el telón, se ve a los tres niños y al abuelo sentados juntos en el salón.

Ana: (mira con curiosidad a su abuelo) ¿Por qué tienes el pelo blanco?

Pedro: (sonríe con ternura a su nieta) Verás, cariño, cuando te haces mayor el pelo cambia de color.

Tania: ¿Y por qué tienes tan poco pelo?

Pedro: Pues porque a veces se cae con el paso del tiempo.

Pepe: ¿Por qué ahora usas bastón para caminar?

Pedro: Lo uso porque así me canso menos y puedo ir a donde quiero.

Ana: ¿Te gusta eso de hacerte mayor?

Pedro: ¡Por supuesto que sí! No tiene nada de malo, además, tengo mucho más tiempo para estar con mis nietos.

Tania: ¿Y a la abuela también le gusta hacerse mayor?

Pedro: (se queda pensativo) No se lo he preguntado pero yo creo que sí porque siempre la veo muy feliz.

Pepe: Y cuando mamá y papá se hagan mayores, ¿también van a tener el pelo como tú?

Pedro: Es muy posible que sí, y también les saldrán arrugas en la cara.

Nietos: ¿Arrugas como las tuyas?

Pedro: Exacto, arrugas en la cara que te hacen parecer muy interesante.

(Los nietos se ríen)

Pepe: Abuelo, ¿y ese mapa tan raro que tienes colgado en la pared?

Pedro: Ya me parecía a mi que estabais tardando mucho en preguntarme por ese mapa. Se trata de un mapa muy antiguo que decía dónde estaba oculto un valioso tesoro.

Nietos: ¡Hala!

Pepe: ¿Y dónde está ese tesoro?

Pedro: En casa, yo lo encontré.

Tania: ¿En serio? Queremos verlo.

Pedro: Está bien, pero antes dejarme que os cuente cómo me hice con él.

Se cierra el telón.

Segundo acto de la obra de teatro especial para los abuelos

obra de teatro para hacer con los niños

Se abre el telón, los personajes siguen en el mismo sitio.

Pepe: Venga, abuelo, cuéntanos lo del tesoro.

Pedro: Veréis, hace tiempo me enteré que un pirata enterró un valioso tesoro en mitad de una isla y que había escondido el mapa en un árbol.

Ana: ¿Y qué pasó luego?

Pedro: No tenía muy claro dónde estaba ese árbol ni que escondería el tesoro, pero como no me quería quedar con las ganas de saberlo pues le dije a la abuela que me ayudará.

Tania: ¿Y qué te contestó?

Pedro: Que lo haría encantada. Buscamos y buscamos hasta que por fin dimos con ese árbol, encontramos el mapa y hallamos el tesoro.

Nietos: ¿Y qué había dentro de la caja?

Pedro: ¿De verdad queréis saberlo?

Pepe: ¡Por supuesto que sí!

Pedro: (pone cara de misterio) Dentro del tesoro había... ¡un montón de monedas de chocolate!

Tania: ¿De chocolate?

Pepe: Yo pensé que serían de oro.

Ana: Vaya, si solo era chocolate...

Pedro: Pues sí, solo era chocolate, ¡pero estaba delicioso!

Se cierra el telón.

Tercer y último acto de la obra de teatro corta 'El abuelo Pamplín'

regalos para el día de los abuelos

Se abre el telón, los niños y el abuelo siguen con la historia del tesoro.

Pepe: ¡Qué desilusión! Tanto buscar para solo unas monedas de chocolate.

Pedro: Veréis, como no sabíamos en verdad lo que iba a ver en el tesoro, la abuela y yo preferimos no hacernos muchas ilusiones, lo que sí tener por seguro es que el chocolate nos gustó mucho y que nos divertimos muchísimo buscando ese tesoro. Por eso colgamos el mapa en mitad del salón.

Tania: Tienes razón.

Pepe: Pues sí, al menos lo pasasteis bien buscando.

Pedro: ¡Y qué lo digas! De hecho, estaba tan contento que en la isla misteriosa Pamplún me acabaron por llamar el abuelo Pamplín.

Nietos: ¡Abuelos Pamplín! ¡Qué gracioso!

Pedro: Por cierto, ¿queréis un poco de ese delicioso chocolate?

Nietos: ¡Sííí!

Ana: ¿Todavía lo tienes? Estará caducado...

Pedro: ¡Qué va! Lo cogimos esta primavera, el chocolate no caduca tan pronto.

Ana: ¿El tesoro lo encontrasteis esta primavera?

Pedro: Claro, ya os dije que con mi nuevo bastón puedo ir a todas partes.

Nietos: (con cara de asombro) ¡Queremos ir a la isla!

Pedro: Por supuesto que sí, y os prometo que encontraremos otro mapa y esta vez el misterio lo resolveremos juntos.

Se cierra el telón, nuestros protagonistas se van a tomar juntos un rico trozo de chocolate. ¡Fin de la obra!

¿Qué os ha parecido? Esperamos que paséis un Día de los Abuelos inolvidable.

Cuentos y poemas para regalar a los abuelos

Echa un vistazo a la siguiente selección de cuentos y poesías para recitar porque seguro que en ellos encuentras también otro regalo perfecto para nuestros mayores. 

Puedes leer más artículos similares a El abuelo Pamplín. Obra de teatro para el Día de los Abuelos, en la categoría de Teatro en Guiainfantil.com.