Actividades ingeniosas para enseñar los puntos cardinales a los niños

Con estos juegos tan divertidos tus hijos o alumnos comprenderán qué es el norte, sur, este y oeste

Adriana Méndez

Norte, sur, este y oeste. Todos conocemos cuáles son los puntos cardinales y hacía qué lugar apuntan cada uno, pero incluso tú como adulto ¿puedes ubicar exactamente dónde se encuentran sin la ayuda de una brújula? Algunos probablemente lo harán, pero a otros eso se les hace particularmente difícil (y confieso que yo soy parte de este último grupo). Por eso, ante esta dificultad, en Guiainfantil.com te proponemos algunas actividades ingeniosas y divertidas con las que podrás enseñar los puntos cardinales a los niños así como a orientarse. ¡Y de paso aprendértelos tú también!

Cómo explicar el norte, sur, este y oeste a los niños

Los consejos para enseñar los puntos cardinales a los niños

Una buena forma de evitar que tus hijos tampoco sepan localizar bien los puntos cardinales en el futuro es enseñándoles desde pequeños a ubicarlos, tanto con una brújula, como por sí mismos. De esta manera podrán tener una mejor orientación en caso de necesitarla para pedir ayuda y reducir los riesgos de perderse en un lugar.

Por eso, en primer lugar, refresquemos la memoria. Solo si tú tienes muy claro qué son los puntos cardinales podrás explicárselos a tus hijos o alumnos.

- ¿Qué son los puntos cardinales?
Los puntos cardinales son las cuatro ubicaciones o polos que forman el sistema de referencia cartesiano, con el cual podemos conseguir una ubicación exacta en un mapa, de cualquier locación en el planeta. Estos puntos se relacionan con la ubicación del sol (la cual representa al este y al oeste) y también nos podemos orientar por la ubicación de las estrellas, específicamente de la Osa Mayor (la cual representa al norte).

- ¿Por qué es importante conocer los puntos cardinales?
Comencemos esta explicación con un poco de historia. Los grandes aventureros y astrónomos, consiguieron ubicar cada fragmento de tierra en el planeta, gracias a su ubicación cartesiana. Gracias a eso, ahora sabemos dónde queda cada país, cómo ir de excursión sin perdernos o cómo leer coordenadas.

Pero además, este sistema de orientación, los ayudaba a no perder el rumbo, por ello, sin importar hacia qué lugar fuesen a explorar, siempre podían volver a casa, ya que podían ubicar su norte.

Estos puntos o direcciones cardinales están representados por:

  • El Norte: También conocido como el Septentrión o Boreal. Representa la ubicación del polo norte y lo podemos encontrar en la parte superior de cualquier mapa, ya que indica 'lo superior' del mundo y podemos ubicarlo a través de la Osa Mayor en el cielo estrellado.
  • El Sur: Llamado Meridión o Austral. Indica la ubicación del polo sur, el extremo inferior del mundo y el lado opuesto del norte, por lo que siempre es representado en la parte baja de los mapas.
  • El Este: Conocido como Oriente o Levante. Podemos ubicarlo fácilmente, gracias a que este es el lugar por dónde el sol se levanta en las mañanas.
  • El Oeste: También llamado Occidente o Poniente. Su nombre deriva del momento donde se oculta el sol, ya que lo hace justo sobre esta ubicación, en oposición al este, que es donde se levanta.

Sin embargo, estos puntos también pueden relacionarse, a pesar de su naturaleza de oposición. Por ejemplo, en las locaciones geográficas podemos encontrar locaciones que se encuentre en los puntos: Noroeste, Suroeste, Noreste y Sureste.

Actividades para enseñar a los niños los puntos cardinales

Actividades divertidas para que los niños aprendan a orientarse

Ahora que ya tenemos un poco más claro qué son los puntos cardinales empezamos con lo verdaderamente divertido: ¡el aprendizaje! Y, para ello, te proponemos algunos juegos y actividades que puedes plantearles a los niños para que aprendan a localizar y orientarse según los puntos cardinales.

1. Ubica con tu cuerpo
Esta actividad es muy sencilla, solamente necesitas ubicarte en el patio o el jardín de tu hogar y ver en la dirección que se encuentra el sol, aunque también puedes guiarte con una brújula. Pide a tu hijo que abra los brazos a los lados, donde la izquierda representa el oeste, la derecha el este, el frente es el norte y la espalda el sur y pide que busque con uno de sus brazos hacia dónde apunta el sol. ¿Cuál será ese punto cardinal?

Para hacerlo aún más fácil, puedes esperar a que caiga el atardecer, para que pueda ver con más facilidad, como su izquierda señala el sol del oeste y así pueda ubicar el resto de los puntos cardinales.

2. Simón dice
Una vez que tu niño puede ubicarse correctamente, puedes jugar con él a 'Simón dice'. Os permitirá practicar este nuevo conocimiento y comenzar a desarrollar el sentido del resto de las locaciones geográficas. Puedes comenzar con 'Simón dice que... Busquemos el norte' y luego de un tiempo puedes seguir con 'Simón dice que... vayamos al suroeste' o 'Simón dice que... corramos hacia el sur'.

3. Búsqueda del tesoro
La 'Búsqueda del tesoro' es otra excelente actividad para practicar los puntos cardinales al aire libre de manera entretenida y muy educativa. Para ello, usa tu imaginación y coloca en tu jardín o en un parque, varios tesoros escondidos que tu hijo deberá buscar con un mapa y varias pistas que colocarás con referencias cartesianas.

Por ejemplo: 'Comienza tu búsqueda en el centro, hasta que encuentres los cuatro tesoros. El sol será tu guía y allí empieza la aventura. Comienza con 10 pasos al oeste. Luego tienes que dar dos saltos enormes hasta el norte...' Puedes dejar nuevas pistas en cada tesoro, que tengan las demás direcciones geográficas, para hacer la actividad más interesante y desafiante, donde tenga que acumular puntos extras o una 'llave especial' para obtener el siguiente tesoro.

Mapa de la búsqueda del tesoro

4. Inventa un cuento
Esta es una gran idea para que tus niños puedan repasar lo aprendido por las noches antes de dormir y la información quede perfectamente grabada en su cerebro. Utiliza tu imaginación y crea un cuento corto, en el cual puedan ubicar los puntos cardinales. Por ejemplo:

'El sol te saluda desde el Este, se levanta temprano para alumbrar cada día, si quieres saludarlo, levanta tu brazo derecho. Si quieres una gran aventura, sigue adelante para ir directo al norte, si quieres encontrar la ubicación correcta, siempre busca el norte.

Si buscas un nuevo rumbo, puedes ir al sur y quizás llegues al fin del mundo, solo debes seguir los pasos hacia atrás de tu espalda y regresar por estos para volver a casa antes del atardecer, donde deberás despedirte del sol, ya que se va a dormir a tu izquierda, por el oeste, para poder descansar y traer una nueva aventura mañana'.