La búsqueda del tesoro. Fábula infantil sobre la importancia de leer para los niños

Enseña a tu hijo por qué leer libros le abre las puertas a la cultura

María O´Donnell
María O´Donnell Escritora de cuentos

Enseña al niño por qué es tan importante leer con esta sencilla fábula de "La búsqueda del tesoro de las palabras".

Leer nos enseña que, no solo podemos pasar un rato divertido y ameno viviendo otros mundos e imaginando millones de situaciones diferentes, sino que también aprendemos un vocabulario nuevo que nos ayudará a madurar y avanzar en nuestra vida.

Lee este cuento a tu hijo sobre la importancia de leer en la infancia.

Cuento infantil sobre la importancia de leer para los niños

Fábula para niños sobre la importancia de leer

Una mañana de primavera, la maestra Lechuza anunció una grata sorpresa a sus alumnos.  En vez de estudiar lengua, harían “la búsqueda del tesoro de las palabras”. Todos saldrían al bosque e intentarían conseguir cinco tarjetas escondidas ayudándose de las pistas que la maestra les iría dando.

Se hicieron dos equipos: el blanco capitaneado por la ardilla Cascabel y el negro dirigido por el ratón Boliche.

En el equipo blanco iba el burrito Galileo. 

La pista para encontrar la primera tarjeta fue: “Está en la parte baja… del chamizo de paja”. 

El ratón Boliche reunió a su grupo y le preguntó:

- ¿Qué es un chamizo?

Nadie lo sabía, por lo que salieron atolondrados a buscar algún montón de paja.   

Mientras, en el equipo blanco, Cascabel hizo la misma pregunta:

- ¿Qué es un chamizo?

Galileo contestó que era una especie de cabaña o de choza.

-¿Cómo lo sabes? - preguntaron sus amigos asombrados.

- ¡Ah! lo leí en Aventuras del bosque. Es ahí donde el protagonista se refugia de la lluvia.

Todos se acordaron de la casita que había cerca de los eucaliptos y salieron corriendo hacia ella.  Al poco tiempo, ya tenían la tarjeta en su poder y esperaban la siguiente pista.

Los compañeros de Boliche tuvieron que copiar el camino al otro grupo, pero ya iban retrasados.

El siguiente papel estaba en una piedra grande en el recodo del río. Galileo dijo que conocía la palabra "recodo": era  la curva que hacía el río, venía en su libro Naturaleza salvaje . Así,  volvieron a aventajar al equipo negro.

Boliche y su grupo tampoco pudieron encontrar la tarjeta escondida en el "arcón", porque desconocían que era un baúl, ni la del hueco de la "secuoya" porque ni siquiera sabían que se trataba de un árbol.

Para terminar el juego, faltaba la última pista: “ En el manantial sonoro encontrareis el tesoro”. Al oírla, Cascabel se puso muy contenta.

- ¡La sé, la sé! ¡El "manantial" es la fuente que nace de la roca! - exclamó - ¡Salía en un cuento que mi madre me leía antes de dormir!.

El equipo blanco ganó el concurso y los alumnos aprendieron que:

El que lee va por delante, del que es un ignorante.

Ejercicios de comprensión lectora

Descubre si tu hijo ha entendido el mensaje de la fábula haciéndole estas sencillas preguntas de comprensión lectora.

  • ¿A qué juego jugaron los niños?
  • ¿En qué consistía?
  • ¿Por qué ganaba el equipo blanco?
  • ¿Hay alguna palabra del juego que no conocías?
  • ¿Por qué sabían más palabras el equipo blanco?