5 juegos infantiles para el parque

Ideas para jugar con los hijos en el parque o un patio

Estefanía Esteban

El juego es el mejor maestro de los niños. Los niños aprenden jugando, desarrollan sus destrezas y habilidades y además aprovechan para relacionarse con otros niños y mejorar sus habilidades sociales. 

Te ofrecemos una lista con 5 juegos infantiles para el parque. Podrás utilizarlos para jugar con tus hijos o bien enseñárselos a tu hijo para que juegue con sus amigos. 

5 juegos infantiles para el parque, el patio o el jardín

5 juegos infantiles para el parque

El objetivo de todos estos juegos es que tu hijo sea capaz de jugar en equipo al aire libre, con una serie de retos con los que además, podrá desarrollar destrezas y mejorar habilidades. Aquí tienes una serie de juegos divertidos que puedes enseñar a tu hijo para que los utilice en el parque, el jardín o el patio del colegio:

1. Los trapecistas. Para este juego necesitarás una cuerda o bien un pañuelo muy largo que puedas usar como cuerda. Debes extender la cuerda en el suelo y decir a los niños que son trapecistas. Deberán caminar sobre la cuerda en equilibrio sin salirse de ella. Con este juego desarrollarán y potenciarán su sentido del equilibrio. 

2. El trenecito. Debes preparar un camino con diferentes dificultades para un trenecito formado por varios niños. Puedes colocar en el camino alguna piedra que tengan que saltar, alguna curva pronunciada, escaleras... De esta forma, será mucho más divertido. Cuando suene el silbato o digas 'ya', el trenecito formado por varios niños (en fila, uno detrás del otro y agarrados a la cintura del compañero que está delante), tendrá que ponerse en marcha y hacer el recorrido lo más rápido que pueda. También puedes pedir que vuelvan a hacer el mismo recorrido.. ¡a pata coja! Con este juego, los niños necesitarán estar muy atentos y concentrados y por supuesto, coordinarse muy bien con el resto.

3. El remolino. Varios niños harán una cadena, agarrándose de las manos. El niño que esté el primero, guiará al resto haciendo zig-zag y círculos, al son de una música. Cuando la música pare, los niños deben soltarse de las manos y comenzar a dar vueltas como un remolino hasta  que la música comience a sonar de nuevo. Entonces, volverán a la cadena. Los niños que se caigan o tropiecen, saldrán de la cadena y formarán una nueva. 

4. El cangrejo. Los niños deberán ponerse de rodillas uno detrás del otro, y agarrarse por los tobillos. Al ritmo de la música, los niños deberán andar a gatas... ¡hacia atrás!Los niños deberán acelerar si la música se escucha más alto e ir más despacio si baja de volumen. 

5. Las hormigas pegajosas. Para este juego necesitarás dos cuerdas (o más) y un aro. Deben participar bastantes niños para poder hacer al menos dos equipos. Coloca las dos cuerdas en el suelo de forma que se junten los dos extremos de cada una de ella. Es decir. una cuerda enfrentada a la otra, como si fueran dos caminos. En el medio, entre ambas cuerdas, un aro. Los niños serán hormigas, pero harán dos equipos. Tendrán que ir en formación y unidos como si estuvieran pegados unos a otros. De ahí que sean hormigas pegajosas. Cada equipo empezará desde una de las cuerdas. El objetivo es llegar al aro lo antes posible andando a paso de hormiga, claro. Deben entrar en el aro todos los participantes. Ganará el primer equipo que lo consiga.