Beneficios del escape room para niños y cómo organizar uno en casa

Una actividad diferente de la que disfrutarán todos los miembros de la familia

Virginia Vicente Pascual

Si siempre estás buscando actividades que hacer con tus hijos en casa y que tengan un beneficio para ellos, súmate a la moda de practicar escape room. Te contamos todos los beneficios de esta propuesta lúdica y, lo mejor, ta damos algunas ideas para que montes el tuyo en tu propia casa. ¡Se acabó el aburrimiento!

Por qué deberían practicar escape room con tu hijos en casa

Beneficios del escape room para niños

El escape room consiste en resolver un enigma para poder salir de una habitación. Es un juego que está muy de moda y que es ideal para disfrutar en familia. Más allá de la parte lúdica, los juegos de escape ofrecen grandes beneficios a tus hijos, como el desarrollo del pensamiento lógico o el fomento de la creatividad. Te contamos en detalle algunas de las ventajas de esta actividad y te damos algunas ideas para que lo organices en tu propia casa.

- Fomenta el trabajo en equipo
El juego de escape room ayuda a tus hijos a desarrollar su capacidad de colaborar con los demás en un proyecto para lograr una meta común. Muchas mentes piensan mejor que una. Todos los miembros del equipo aportarán distintas soluciones para desentrañar cada pista, generando interacciones entre ellos.

- Potencia el razonamiento lógico
Los chicos tendrán que resolver el enigma a través de la lógica deductiva. Tendrán que usar hechos conocidos para llegar a conclusiones lógicas que resuelvan cada una de las pruebas individuales. Lo harán mediante técnicas de ensayo y error hasta dar con la solución, que les provocará una sensación de satisfacción y bienestar.

- Desarrolla la creatividad y la imaginación
La creatividad es la capacidad o facilidad para inventar o crear. Durante el escape room los niños van a tener que estar inventando posibles caminos que puedan llevar a la verdad. Para ello darán rienda suelta a su imaginación. La creatividad aumenta la autoestima y les da seguridad en sí mismos, y más aun si ven que lo que están pensando y manifestando tiene resultados óptimos en el avance de la investigación del misterio final.

- Mejora la interacción con más gente
Los niños aparcarán la tecnología un buen rato. En este rato los niños no estarán pendientes de pantallas, dejarán el móvil y la consola y participarán en un juego real en el que lo importante es la interactuación con sus compañeros de juegos.

 - Favorece el sentimiento de felicidad
Esta experiencia hará que los niños vivan toda una aventura emocionante en la que se sumergirán, sin apenas darse cuenta, y durante la que segregarán dopamina o adrenalina que les harán sentir bien.

- Ayuda a mejorar la comunicación
Los niños mejorarán su expresión verbal y capacidad de negociar y de dialogar. Aprenderán a escuchar a los demás de forma activa y a estructurar su propio discurso.

- Aumenta su concentración
Los niños participarán de una actividad en la que tendrán que focalizar toda su atención, eliminando elementos distractores. El juego fomentará su capacidad de concentración. Aprenderán a poner su interés en tareas concretas.

- Potencia la inteligencia
Este tipo de juegos potencia la inteligencia de los niños y mejora su proceso de aprendizaje porque desarrollan su memoria y su agilidad mental. El escape room también mejora su organización temporal y espacial, además de favorecer su capacidad cognitiva.

- Enseña reglas y normas
Los participantes del escape room se verán expuestos al cumplimiento de normas establecidas con un control de tiempo. De esta manera, los niños aprenderán a cumplir reglas y a adaptarse a las mismas. Tendrán que trabajar bajo presión, ya que el tiempo apremia y practicarán la perseverancia.

- Desarrolla habilidades sociales
Los juegos de escape ayudarán a niños y a adolescentes a expresarse ante los demás, a desarrollar habilidades sociales como la empatía y a integrarse en el grupo.

Organiza tu propio escape room en casa en 9 pasos

escape room en casa

Para organizar un escape room en casa, lo primero que tienes que hacer es pensar en cuál va a ser la temática de este y, a partir de ahí, seguir nuestros consejos:

1. Elige una temática
Hay temas que siempre triunfan, como las historias en las que se tiene que resolver un crimen y en las que los integrantes se tienen que convertir en detectives, las historias en las que deben encontrar una valiosa pieza de arqueología, las historias de terror en las que hay que escapar de algo o las historias de civilizaciones antiguas en las que se introducen símbolos o jeroglíficos para resolver.

También puedes inventar alguna historia de ciencia ficción en la que intervenga ciborgs o extraterrestres. La temática de guerra también funciona, en este caso puedes introducir una bomba que hay que desactivar antes de que explote, que será cuando se agote el tiempo.

2. Define el final
Empieza por el final de la historia. Inventa primero el reto que se tiene que resolver y ve hacia atrás creando las pruebas para llegar a ese reto. Sabiendo el final, podrás crear la trama.

3. Asigna el rol de game master
Como ya sabes el final, durante el juego tú harás de game master, que es la persona que se encarga de guiar a los participantes, presentando el juego y explicando las instrucciones del mismo. A lo largo del escape room, el game master puede dar pistas a los participantes si ve que se bloquean.

4. Usa los cinco sentidos
En un escape room es interesante incorporar objetos que hagan estimular los cinco sentidos. Puedes esconder cosas que huelan, que tengan distintas texturas, objetos que tengas que ver, pero que están escondidos… ¡Facilita una linterna para ayudar a encontrarlos! También puedes hacer que suene una canción que tienen que adivinar. ¡Tu imaginación es el límite!

5. Busca el escenario clave
Elige un lugar de la casa donde haya cajones, libros o rincones para poder esconder cosas y, sobre todo, que tenga puerta para que quede cerrado. El salón es un lugar perfecto. Decóralo para trasladar a los participantes a ese lugar que pretendes: una cueva, un castillo o un templo azteca. También puedes utilizar varias estancias. Si consiguen abrir el salón, pueden pasar al dormitorio principal; y si lo abren, a la cocina…

6. Cuida todos los detalles
Hay algunas cosas que tendrás que usar sí o sí, como las cajas para ocultar objetos (si tienen llave mejor), los sobres y los folios para escribir las pistas, post it, sellos… También puedes hacer recortes de periódicos o revistas para construir mensajes.

7. Las llaves, ¡las claves del juego!
Ve a una ferretería y compra algunas llaves, candados y cadenas. Todo lo que tengan que ir encontrando debe estar bajo llave, y las llaves irán apareciendo con el hilo conductor de la historia. Mete las cosas en cajas, rodéalas de cadenas y ciérralas con un candado.

8. Añade pistas y misterio
Ve creando una historia estructurándola de modo que una pista lleve a la otra y así hasta encontrar la llave final, que será la que abrirá la estancia.

9. Marca el tiempo
Deberás mostrar en cada momento el tiempo que les queda para resolver el reto. Si el tiempo se agota y no han salido de la habitación, habrán perdido. Pero si llegan a tiempo disfrutarás de ver la emoción en sus caras. 

¡Ya tienes todos los ingredientes para organizar una actividad diferente de la que disfrutarán todos los miembros de la familia!