Temas de conversación prohibidos en la cena de Navidad con niños

Las reuniones familiares en las fiestas de Navidad son para pasarlo bien y estar en paz

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Empezamos las fiestas navideñas con la mayor de las ilusiones y enseguida nos damos cuenta de que es todo un reto no discutir con el cuñado o los suegros en las distintas reuniones familiares: cena de Nochebuena, comida de Navidad, celebración de Nochevieja, reunión en Año Nuevo... ¿Qué temas son, digamos, neutrales? ¿Y cuáles son aquellos que deberíamos evitar a toda costa? Para estar tranquilos y felices y para que los niños se lleven el mejor de los ejemplos, intenta evitar estos temas de conversación en la cena de Navidad

Temas que es mejor evitar en la cena de Navidad para tener la fiesta en paz

Temas que es mejor evitar en la cena de Navidad para tener la fiesta en paz

Tener una cena de Navidad en familia en la que nadie acabe de mal humor resulta a veces tan complicado como pretender que el peque de la casa no se enfade cuando tiene sueño o está cansado. Por eso, antes de que llegue el gran momento, podríamos plantearnos qué temas es mejor dejar de lado. Aquí te detallamos los generales, pero no dudes en anotar otros o hacer los matices que creas convenientes. ¡Nadie conoce a tu familia mejor que tú!

1. Temas que pongan en evidencia a los niños
La abuela con los achuchones, los tíos con las preguntas sobre las notas y los padres venga a decir que si su hijo es un portento del deporte y un negado para los idiomas. No es que no se pueda hablar de y con los niños, pero ponte en su lugar. Igual con cosas parecidas a estas tú también te sentirías un poco fuera de lugar, ¿no crees?

2. Debates sobre asuntos políticos
La política, los temas relacionados con la inmigración, las subvenciones y demás pueden dar para mucho más de lo que en un principio te piensas. Con tan solo saber que el cuñado es de este partido y el hermano de aquel otro, la discusión podría estar servida, ¿no te parece? 

3. Conversaciones sobre fútbol
¿En qué reunión familiar no sale a debate el fútbol? Y ni que decir tiene cuando hay aficionados forofos y cada uno de su equipo: que si este jugador no vale, que si el entrenador se ha pasado de la raya y ahí que están los peques de la casa tomando como ejemplo todo lo que dicen los adultos. Quizás sea más interesante para todos resaltar los valores que transmite el deporte: compañerismo, juego limpio, satisfacción personal… 

4. Hablar sobre la escuela o el trabajo
Qué bien sienta que te pregunten cómo te van las cosas en el trabajo o en la escuela, pero qué poco agrada que la conversación vaya únicamente por estos derroteros, sobre todo si resulta que todos tienen un consejo que darte: ‘Yo cuando era pequeño hacía así los deberes…’. ¡Al final acabamos todos enfadados

Más temas de los que es mejor no hablar en la cena de Navidad

conversaciones de navidad

Es una gran responsabilidad estar sentados en la mesa en Nochebuena y no generar conflicto, ¿verdad? No es que no se pueda hablar de nada, ni mucho menos, pero mejor evitar asuntos que pueden levantar ampollas a los allí presentes. Y ojo con el lenguaje corporal, dice mucho más de lo que nos pensamos. Puede que guardemos silencio cuando se traten ciertos temas, pero nuestra expresión puede ser la que nos delate y... ¡la llama que enciende la mecha! 

5. Críticas a compañeros, otros familiares o vecinos
Somos una especie de espejo en el que se miran nuestros hijos, incluso cuando parecen que están a otra cosa, nos escuchan y nos observan. Hablar en la cena de Navidad sobre lo mal que nos cae este compañero o lo que poco que nos gusta la profesora que les ha tocado este curso será recibido por los peques de la casa como un mal ejemplo. ¡Terminarán por hablar igual que nosotros!

6. Nada de temas tristes o melancólicos
Es tiempo de celebrar la Navidad, de dar las gracias por lo que tenemos, de disfrutar al lado de nuestros seres más queridos. Podemos reservar un momento de la velada para rendir homenaje a los que ya nos han dejado, también para hacer una videollamada al tío que no se ha podido reunir con nosotros, pero procuremos que el resto de los temas sean alegres. Recuerda que se trata de pasarlo bien y de aprovechar al máximo estos pequeños paréntesis que nos regala la vida. 

7. Preguntas incómodas y/o comprometidas
‘¿Estás bien? Tienes mala cara’, ‘Has engordado ¿no será que estás embarazada?’ o ‘¿Y para cuándo la parejita?’ Son frases que se dicen sin mala intención, pero según terminas de decirlas en voz alta te das cuenta de que te tendrías que haber callado. Y, por supuesto, nada de criticar la comida: que si el pavo está seco o que si el postre está poco elaborado. Si tienes quejas, la próxima vez te encargas tú.

Puedes leer más artículos similares a Temas de conversación prohibidos en la cena de Navidad con niños, en la categoría de Familia - planes en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: