Croquetas de maíz y zanahoria. Receta al horno o en la sartén

Una receta de entrante, comida o cena para los niños: croquetas de maíz y zanahoria

Vilma Medina

A día de hoy, se puede hacer croquetas de muchos y variados sabores. Croquetas de jamón, de pollo, de queso, verduras, pescado... las croquetas son un plato exquisito, ideal para un aperitivo, para la comida o cena, o para alguna fiesta de cumpleaños y otra celebración familiar.

En esta ocasión, Guiainfantil.com nos enseña a elaborar, paso a paso, unas croquetas de maíz y zanahoria. Una mezcla que va a sorprender a todos.

Ingredientes:

  • 2 mazorcas de maíz o 1 lata de maíz
  • 2 zanahorias
  • 2 huevos
  • 1 vaso de harina de trigo
  • 1 cebolla picada
  • 3 cucharadas (sopera) de aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo picados
  • Perejil picado
  • Sal
  • Pimienta (opcional)

Te contamos cómo elaborar esta receta cremosa, deliciosa y muy sencilla de hacer, que puede ser acompañada de una buena ensalada. A los niños les encantará.

Cómo preparar unas croquetas de maíz y zanahoria, paso a paso:

como hacer croquetas de maíz

1. Empezamos picando la cebolla. Reservarla.

2. Lavar y pelar las zanahorias. Luego, rallarlas en un rallador. Reservarlas.

3. El siguiente paso es desgranar el maíz de las mazorcas o pasar el maíz de la lata por un colador.

4. Poner el aceite en una sartén y llevarla al fuego. Cuando el aceite empiece a calentar, añadir el ajo picado, la cebolla picada, las zanahorias ralladas y el maíz. Remover todo.

5. Cuando todo esté rehogado, retirar la sartén del fuego.

6. Añadir los huevos, la harina y el perejil. Remover todo para se mezclen bien.

7. Poner sal al gusto, a la mezcla. Si desea, poner pimienta también.

8. Hacer las croquetas dándoles forma circular. Disponerlas en una placa para horno, cubierta con papel vegetal y un poco de aceite.

9. Llevar al horno por unos 15 minutos (a 180 grados), o hasta que se queden doradas.

IMPORTANTE: Otra forma sería rebozar las croquetas con harina, luego huevo batido y harina de pan, y freírlas en abundante aceite en una sartén. De un modo o de otro, las croquetas se quedarán buenísimas, de chuparse los dedos.