La agonía de dos niños atrapados por el cuello entre barrotes por un despiste de los padres

Por qué nunca se puede dejar a un niño pequeño solo en casa y sin supervisión

Estefanía Esteban

Está claro que no se les puede dejar solos ni un segundo. Y menos aún si en el hogar hay elementos no seguros. Por mucho que pienses que tu hijo es tranquilo y que nunca pasará nada, en el fondo los niños son totalmente imprevisibles.

Este caso real sirve como ejemplo para alertar a todos los padres y madres: cuando el niño es pequeño, no se le puede dejar solo. Estos hermanos chinos terminaron en una situación realmente peligrosa al jugar en la terraza con barrotes de su casa. No te pierdas las imágenes de estos dos niños atrapados por el cuello entre barrotes por un despiste de los padres que pudo costarles muy caro.

Las imágenes impactantes de dos niños atrapados por el cuello entre barrotes por un despiste de los padres

Ha sucedido al suroeste de China, en la provincia de Chongqing. Esta situación es bien real, y lo peor de todo es que puede suceder en cuestión de segundos. En este caso, y al parecer, los padres estaban jugando a las cartas mientras sus hijos pensaban cómo pasar el tiempo. Se les ocurrió salir a la terraza y cayeron por los barrotes hacia abajo, quedando atrapados por el cuello

Afortunadamente, los vecinos se percataron enseguida de lo que acababa de suceder, alertados por los llantos de los niños, y corrieron con escaleras y una sábana grande para salvar a los pequeños, una niña y un niño. Entre todos, consiguieron liberarlos de su 'prisión'. Cuando les preguntaron por qué estaban allí, dijeron que se acababan de despertar de la siesta y estaban mirando si volvían sus padres, 'que habían salido a jugar a las cartas'. 

Niños atrapados por el cuello entre barrotes

Los pequeños esta vez tuvieron suerte. Pero el final podía haber sido otro. Las imágenes, una vez más, sirven para crear conciencia sobre lo peligroso que puede llegar a ser dejar a dos niños pequeños solos, sin vigilancia. No importa que sepan lo que pueden y no pueden hacer, lo que es peligroso y lo que no... la curiosidad de los niños a menudos es tentadora, y acaban 'desobedeciendo' su voz interior advirtiendo de los peligros. 

A partir de qué edad podemos dejar solos a los niños

En realidad nunca deberíamos dejar solo a un niño, pero bien es cierto que según van madurando, y si no queda más remedio, llegará un momento en el que tengamos que dejarles solos un rato. De hecho, todos lo hemos hecho. ¿Pero cómo saber cuándo están preparados para quedarse un rato solos sin tanto riesgo?

- Cuando sepan qué hacer y cómo reaccionar ante cualquier problema.

- Cuando sean capaces de diferenciar el riesgo y hayan dado muestras de prudencia en numerosas ocasiones.

- Cuando sepan llamar por teléfono a sus padres y en caso de peligro, a un número de emergencia.

- Es muy obediente. Nunca desobedece normas.

- No tiene miedo a estar solo. 

- Sabe cómo entretenerse de forma que estas actividades no supongan ningún riesgo para él. 

A partir de los 11 años aproximadamente, los niños ya van entendiendo dónde está el riesgo y asimilan la palabra 'sentido común' y 'prudencia'. Aunque todo depende, evidentemente, de la personalidad y actitud del niño.

Ante todo, ten cuidado sobre todo con: 

  • Las ventanas y balcones. Si puedes, instala rejillas o sistemas de seguridad para evitar riesgos. 
  • No dejes a su alcance aparatos eléctricos. 
  • Bloquea el acceso a fuentes de calor como el horno y la vitrocerámica cuando no estés en casa.
  • No dejes a su alcance medicinas ni productos de limpieza que puedan provocar una intoxicación. 
  • Si la casa tiene escaleras, instala una barrera de seguridad. 
  • No le dejes solo NUNCA si tu casa tiene una piscina