Cuándo NO deben ir los niños a la escuela infantil o guardería

Las enfermedades más contagiosas y peligrosas entre los niños

Carla Estrada

Que un niño vaya o no la guardería es una decisión que deben tomar los padres acorde a sus circunstancias, pero en el caso de que se opte por llevarle, existen una situaciones especiales en las que los niños no deben ir a la escuela infantil o guardería. ¿Cuándo no deben ir los niños a la escuela infantil? 

La edad más recomendada para que el niño vaya a la guardería

niño en la guardería o las escuelas infantiles

Las escuelas infantiles son establecimiento educativos, privados, públicos o concertados (privado de gestión pública), cuyo personal se dedica a la educación excluyente de niños pequeños, cuyas edades van de 0 a 3 años, que aún no están aptos para entrar a la escuela.

La edad recomendada para iniciar la guardería es entre los 18 y 24 meses de edad, ya que a partir de los 18 meses el bebé ya posee autonomía, puede caminar con pasos firmes, pronuncia sus primeras palabras, ha aprendido a jugar con otros niños, por lo general comienza a controlar esfínteres y el contacto con su madre ya no es tan necesario, supuestamente. 

Todo esto claro es en teoría porque hay padres que desde que a la madre se le acaba la baja por maternidad y no tiene ningún otro tipo de ayuda, se ven en la obligación de buscar una escuela infantil para el niño. Aunque al principio pueda resultar un proceso doloroso, hay que pensar que la escuela infantil es un sitio donde hay profesionales con vocación, preparadas y capacitadas para cuidar a nuestros hijos. 

Las ventajas de llegar a temprana edad a los niños a estos centros es que comienzan a socializar con otros niños antes y así su desarrollo y su lenguaje se ven favorecidos y, en general, ganan autonomía e independencia, ya que van perdiendo el miedo a la separación de la madre y se exponen a experiencias educativas relacionadas a la tecnología y la modernidad.  

Situaciones en las que no debemos llevar a los niños a la escuela infantil 

situaciones en las que no debemos llevar a los niños a la escuela infantil

Los niños al comenzar a frecuentar otros sitios, en este caso la guardería, empiezan normalmente a trabajar  y desarrollar su sistema inmunológico y crean inmunidad para protegerlos y que ellos tengan la capacidad de defenderse de los microorganismos del ambiente y de los que posee cada niño o persona adulta que interaccione con ellos. 

Sería imposible y no adecuado tener a los niños en una burbuja de cristal, ya que eso haría que su sistema inmunológico no se module, no se regule, no se desarrolle, ni adquiera una respuesta adecuada frente a los agentes externos, produciendo entonces reacciones inadecuadas y mucho más intensas, como son las 'reacciones alérgicas u atópicas'.

También, debido a la misma inmadurez de ese sistema de defensa de los niños, en ocasiones desarrollan patologías que son causa de ausentismo a la escuela infantil, por lo que ese día es algo complicado, sobre todo para la madre, quien casi siempre será la que debe quedarse al cuidado de su hijo en casa. Otras veces se comete el error de llevarlos para no tener problemas en el trabajo, lo que casi siempre acarrea complicaciones en la salud del niño.

Con esta información que les presento a continuación, deseo que los padres entiendan que debe prevalecer el sentido común y que sepan que hay enfermedades en niños, sobre todo infectocontagiosas, por las que es aconsejable que el pequeño permanezca en reposo en el hogar hasta su completa recuperación, por él y por sus compañeros. 

1. Cuadros febriles
Me refiero a aquellos de difícil manejo, donde requiera una medicación regular y/o medios físicos y más si la fiebre va a acompañada de otra sintomatología y mucho toque del estado general. Y si hay antecedentes de cuadros convulsivos febriles, lo ideal es dejarlo en casa.

2. Conjuntivis
Una patología bien contagiosa, ya sea viral o bacteriana, sobre todo porque los niños pasan sus manos por los ojos y contaminan todo lo que tocan.

3. Amigdalitis
Sobre todo si es pultácea, o sea, que tenga la presencia de placas de pus en las amígdalas. El contagio se produce a través de las gotitas de flugge, que son gotas de saliva que se emiten al hablar, estornudar o toser y transportan los microorganismos patógenos.

4. Síndromes virales infectocontagiosos
Como la gripe producida por el virus de la influenza, varicela, rubéola, sarampión, síndrome boca-mano-pie, parotiditis, etc.

5. Cuadro disentericos o gastroenteritis
Que presentan evacuaciones diarreicas abundantes y frecuentes, acompañados además de vómitos, dolor y distensión abdominal, flatulencias y/o signos de deshidratación.

6. Cuadros respiratorios infecciones virales, bacterianos o de tipo alérgico
Bronquitis o bronquiolitis, asma bronquial, neumonía o laringotraqueitis. Son cuadros muy aparatosos, con mucha afección del estado general, decaimiento, distrés respiratorio, tos frecuente y casi siempre fiebre.

7. Estomatitis o herpes labial u oral
Son muy contagiosos y afecta el estado general, ya que les dificulta alimentarse o ingerir líquidos.

8. Pediculosis
También conocidos como infestación por piojos, que resulta altamente contagiosos.

9. Otras patologías muy debilitantes como dengue, zica o mononucleosis.

Puedes leer más artículos similares a Cuándo NO deben ir los niños a la escuela infantil o guardería, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.