La higiene íntima de las niñas desde bebés hasta la preadolescencia

Paso a paso de cómo realizar la limpieza del aparato genital femenino

Meybol Lorena Ramírez

La higiene corporal es importante y es que, aunque no queramos, tenemos bacterias en todas la partes de nuestro cuerpo. Una de las zonas en las que más se acumulan dichas bacterias es el área genital, por ello es imprescindible saber cómo se debe realizar la higiene íntima de las niñas desde edades tempranas y hasta su preadolescencia y adolescencia a fin de evitar infecciones y mantener todo seco y limpio.

El cuidado de la zona íntima de las bebitas y de las niñas

zona íntima de las niñas

La anatomía del aparato genital femenino externo está conformado por los labios mayores, labios menores y vulva, una zona muy cerrada, poco ventilada y susceptible a infecciones sino se asea de la manera adecuada.

Como madre experimentarás diferentes etapas con tu pequeña. Desde que nace, los cuidados e higiene estarán a tu cargo, y más adelante hasta los 6 a 7 años aproximadamente, eres la responsable de enseñar a tu hija cómo debe limpiar sus genitales de la manera correcta, porque ella replicará lo que hasta la fecha le hayas indicado. Ahora bien, ¿qué cuidados debes tomar en cuenta? Acá te dejo un resumen de los aspectos más destacados en el cuidado de la zona íntima de tu pequeña:

- Con respecto al uso de toallitas húmedas, debes tomar ciertas consideraciones. Es adecuado que sean hipoalergénicas, sin olor, sin fragancias, y su uso quedaría limitado para aquellos momentos en los que estés fuera de casa.

- Si te encuentras en casa, lo ideal sería lavar con agua y jabón, el cual debe ser líquido, de ph neutro (ph entre 7 y 8), de uso exclusivo para ella. El jabón corporal tiene un ph distinto al del área genital, por lo que su uso puede alterar la flora bacteriana y propiciar infecciones, resequedad e irritación.

- Una vez lavado los genitales es importante no frotar y solo secar con toques suaves. Es importante que al evacuar u orinar los labios mayores y menores sean separados con delicadeza y se elimine todo residuo de heces u orina, ya que si se realiza solo por la parte externa quedarían restos de los mismos en el área que causarían mal olor, infecciones y picazón.

- La manera correcta siempre debe ser limpiar de delante hacia atrás, sin devolver hacia la parte delantera cuando ya has pasado por la región anal (si lo haces estarías arrastrando microorganismos del ano hacia la vagina).

- Siempre que uses toallitas húmedas termina secando con papel higiénico para retirar la humedad, ya que esta favorecería la reproducción de hongos en la zona. Recuerda usar papel sin color, solo blanco.

- La higiene íntima de las niñas siempre debe ser asistida, por la edad muchas veces no tienen el entrenamiento o destreza necesaria para hacerlos solas hasta los 6-7 años de edad.

- El uso de geles de baño, champú o baños de espuma no están recomendados. En el caso de baños en tina o bañera de manera rutinaria, tampoco. En el caso de que estos últimos se usen, siempre debes limpiar muy bien la zona íntima luego de terminarla de bañar, ¡lo mejor siempre será la ducha!

- La higiene del área genital debe ser a diario, así como cepillar los dientes o peinarlas. Es un área muy delicada que se debe mantener bien limpia y seca.

Recomendaciones para seleccionar la ropa íntima de las niñas (y de las madres)

ropa íntima de niña. Cómo lavarla y cuidarla

También es importante que sepas que en muchas ocasiones las niñas aguantan las ganas de orinar. Esto debe ser muy vigilado, porque ellas se entretienen jugando y no suelen avisar, promoviendo las infecciones urinarias.

Tu misión como madre es estar pendiente de las veces que orina y de que esté tomando el agua suficiente según su edad. Si notas flujo o secreción vaginal, sobre todo maloliente y de color, debes contactar al pediatra, para determinar según las características del mismo (si es normal o no) y si requiere tratamiento o cuidados particulares.

Con respecto a la ropa íntima, estas son las recomendaciones que te paso a enumerar:

- Las braguitas se deben cambiar a diario y, por supuesto, si hay escape de orina o heces debe de igual manera usarse otra limpia y seca de manera inmediata.

- Procura que el material sea de algodón, evitando aquellas fibras de nylon, lycra u otro material que cause roce permanente y humedad.

- El lavado de la ropa íntima debe realizarse por separado, de preferencia a mano y con agua caliente y jabón de ropa para después exponer al sol o usar secadora.

Puedes leer más artículos similares a La higiene íntima de las niñas desde bebés hasta la preadolescencia, en la categoría de Higiene infantil en Guiainfantil.com.