Niños que se hacen pis de día aunque saben controlar esfínteres

Cuando el niño se orina encima a pesar de que ya controla el pis

Sofía Gil Guerrero
Sofía Gil Guerrero Psicóloga General Sanitaria

Empleamos el término enuresis para hacer referencia a la incontinencia urinaria que muchos niños tienen a pesar de tener la edad suficiente para que esto no pase.

Hacerse pis durante el día es algo que le ocurre a muchos niños, mayores de 3-4 años, que no tienen ningún problema orgánico que les impida controlar sus esfínteres. Pero, ¿qué hacer si el niño se hace pis de día aunque sabe controlar esfínteres?

Control de esfínteres en la infancia

Niños que se hacen pis a pesar de controlar esfínteres

Normalmente, es a los 2 años aproximadamente cuando comenzamos a quitarle el pañal al niño. El tiempo que el niño tarda en controlar sus esfínteres en su totalidad es variable. Sin embargo, un niño mayor de 4 años no debería tener ninguna dificultad para controlar el pis durante el día.

Si esto sucede, debemos prestar atención a esta situación y explorar qué puede estar pasando para que nuestro hijo se haga pis durante el día.

Antes de continuar profundizando en este tema, es necesario hacer alusión a los distintos tipos de enuresis:

Clasificación en función del momento de ocurrencia:

  • Enuresis diurna: El niño se hace pis durante los periodos de vigilia.
  • Enuresis nocturna: El niño se hace pis durante la noche.

Clasificación en función de la duración:

  • Enuresis primaria: El niño se hace pis de manera persistente y continuada desde su nacimiento.
  • Enuresis secundaria: El niño en algún momento desde su nacimiento ha llegado a controlar el pis durante un periodo de tiempo (6-12 meses).

Nosotros, vamos a hablar de la enuresis diurna secundaria. Es decir, vamos a hablar de aquellos niños que se hacen pis durante el día sin tener ninguna alteración orgánica que haga pensar en un problema con el control de los esfínteres.

Además, el niño no se hace pipí de manera constante y persistente desde su nacimiento sino que ha habido periodos en los que ha controlado el pipí sin ningún problema.

¿Por qué mi hijo se hace pis durante el día si controla esfínteres?

A continuación, señalamos aquellas causas que nada tienen que ver con la existencia de un problema médico que esté favoreciendo que el niño se orine durante la vigilia:

  • Ansiedad.
  • Situaciones de tensión tales como la llamada de atención de un profesor, una pelea con un amigo, la muerte de un ser querido, el nacimiento de un hermano, la separación de los padres, etc.
  • Altos niveles de malestar psicológico.
  • Búsqueda de atención.
  • El niño no vacía la vejiga (muchos niños cuando juegan dejan pasar de largo la necesidad de ir al baño y se hacen pis encima o no piden permiso para ir al aseo porque les da vergüenza interrumpir la clase y aguantan la orina mucho tiempo hasta que se les escapa, etc).
  • No ha aprendido a relacionar el llenado de la vejiga urinaria con la necesidad de orinar.

Consecuencias para el niño de hacerse pis durante el día

  • Baja autoestima.
  • Dependencia de la figura materna.
  • Discusiones en casa por hacerse pis.
  • Burlas por parte de los compañeros.
  • Ansiedad.
  • Sentimiento de culpa y vergüenza.

Qué hacer si mi hijo se pace pis de día

Lo más importante es que no riñamos a nuestro hijo y, por el contrario, le ofrezcamos todo nuestro apoyo para no generarle un sufrimiento añadido. Hablar abiertamente del tema es fundamental para buscar soluciones, no podemos hacer caso omiso a esta situación y tampoco debemos obsesionarnos con ella.

Debemos evitar ser muy exigentes y darle un poco de tiempo hasta que averiguamos qué sucede y qué se puede hacer para controlar el pipí.

No podemos reñirle o castigarle por este motivo y mucho menos delante de otras personas, esto puede llegar a ser humillante. Tampoco es bueno comparar al niño con sus hermanos, esto puede bajar su autoestima.

Es importante que el niño participe en el proceso de higiene personal. El niño puede encargarse de lavarse, cambiarse y de llevar la ropa que se ha ensuciado de pis hasta la lavadora. Esto le va a ayuda a tomar conciencia, a disminuir su sentimiento de culpa y/o vergüenza y a asumir un rol activo durante su aprendizaje.

También, podemos enseñarle al niño pequeños ejercicios que le ayuden a aumentar la capacidad de su vejiga.

Por ejemplo, se le puede decir al niño que cuando vaya al aseo antes de orinar retenga el pis durante unos 30 segundos. Y, posteriormente, se puede ir aumentando el tiempo. Otro ejercicio que le podemos proponer es que interrumpa el pis varias veces mientras orina. Al principio, puede hacer esto una sola vez y luego ir aumentando el número de veces que “interrumpe” de manera voluntaria el pis mientras orina. Lo ideal es que el niño practique este tipo de ejercicios al menos dos veces al día (una por la mañana y otra por la tarde).

Pero, si a pesar de tener en cuenta todas estas recomendaciones observamos que el problema persiste, es aconsejable que se informe al médico de familia de esta situación para que derive al niño al especialista correspondiente.