Cuando el niño tiene necesidad constante de orinar

La poliuria es un trastorno renal que hace que el niño haga pis continuamente

Carla Estrada

El cuerpo nos emite señales que nos avisan de una posible enfermedad. Una de esas advertencias puede venir de la orina, por un cambio o en el color o por un volumen urinario alto. ¿Qué ocurre cuando el niño tienen necesidad constante de orinar? ¿Qué causas hace que el pequeño haga pis continuamente? ¿Se trata de una enfermedad grave? ¡Damos respuestas a todas estas preguntas!

Cuándo se considera que el niño sufre poliuria 

cuando el niño tiene necesidad constante de orinar

Cuando los padres acuden a mi consulta por motivos relacionados con una supuesta patología urinaria, como puede ser la inquietud que les produce que su hijo haga pis muchas veces al día e, incluso por las noches, es para mí algo complicado de primera instancia precisar qué consideran ellos 'muchas veces' y, sobre todo, determinar la cantidad de volumen urinario en 24 horas. 

Y es que cuantificar el volumen urinario se complica cuando el niño es un menor de 2 años, que aún usa pañales y que, por tanto, es capaz de controlar esfínteres todavía. Por ello, además de preguntar por antecedentes familiares, debo realizar un examen físico exhaustivo y apoyarme en una serie de exámenes paraclínicos que me ayudarán a llegar a un diagnóstico preciso, tomar una conducta adecuada y lograr solventar la patología.

El volumen urinario normal en la infancia es de 1 a 3 ml/kg/hora. Cuando esta cantidad es mayor podemos hablar de poliuria, pero el hecho de orinar muchas veces al día, sin que sobrepase el volumen normal, no se considera que el niño tenga una poliuria, por lo que es importante conocer otros términos que se relacionan con esta patología:

- Polidipsia
Cuando la ingesta de líquidos es excesiva. Se relaciona mucho con la poliuria, ya que pudiera ser la causa de un aumento del volumen de orina, en niños hemodinamicamente estables o puede tratarse de un mecanismo compensatorio de la poliuria.

- Polaquiuria
Es cuando la frecuencia miccional es mayor de lo normal, sin relación con el volumen de la orina. Puede presentarse en grandes poliurias o cuando la capacidad de la vejiga es pequeña.

- Nicturia
Es cuando el niño se levanta por la noche más de una vez para orinar. Puede tratarse de una poliuria nocturna o una pequeña capacidad de la vejiga.

Los mecanismos por los que se produce una pérdida excesiva de agua por la orina pueden ser varios: reabsorción inadecuada de agua a nivel de los túbulos renales (polidipsia primaria por una alteración del centro de la sed, patologías congénitas o adquiridas del riñón y tumoraciones, traumas o fármacos)  e imposibilidad de rescatar solutos, produciendo diuresis osmótica o de gradiente (diabetes mellitus, insuficiencia renal, tubulopatias, pérdidas de minerales: sodio, cloro, potasio, bicarbonato, fósforo). 

En la consulta, durante el interrogatorio de los padres, es también importante enfocarse en los antecedentes patológicos del niño, buscando enfermedades que pudieran condicionar la existencia de poliuria como son:

- Riñones hipoplpásicos o mal desarrollados.

- Obstrucción congénita de las vías urinarias.

- Infecciones urinarias.

- Insuficiencia renal crónica.

- Cistitis aguda.

- Diabetes mellitus o diabetes insípida.

- Patomanía, es decir, un trastorno de conducta en el que el niño toma mucha agua de forma compulsiva, lo que lo lleva a una poliuria secundaria por exceso en la ingesta.

Qué hacer ante un caso de poliuria

niño que quiere hacer pis todo el rato

Lo primero es hacer una buena historia clínica del paciente, haciendo hincapié en los antecedentes patológicos del niño (infecciones urinarias, diabetes, trastornos neurológicos, traumas craneales, tumoraciones intracraneales, meningitis, desequilibrio hidroelectrolítico, alteración en el desarrollo pondo-estatural y psicomotor, estado de nutrición e hidratación) y de los antecedentes familiares. 

Tras esta primera consulta después el procedimiento a seguir sería: 

- Hacer un exhaustivo examen físico, dando importancia a la frecuencia cardiaca, frecuencia ventilatoria, presión venosa central, presencia de edemas, ascitis o derrames pleurales.

- Y solicitar análisis de bioquímica sanguínea completa, gasometría venosa y examen de orina de la primera y segunda micción de la mañana, para determinar electrolitos en orina.

- Y después de tener el diagnóstico, su tratamiento dependerá de la causa que este produciendo la poliuria. 

Mis recomendaciones en cuanto a este patología son:

- Consultar inmediatamente con el pediatra si observas o el niño refiere orinas abundantes o muy frecuentes, incluso si hay enuresis, que es cuando el niño orina la cama.

- Pendiente si además presenta otros síntomas como fiebre, debilidad, calambres, cefalea, vómitos, disuria...

- No automedicar y mucho menos ofrecerle infusiones o té de hierbas o ramas, ya que podría agravar la patología renal.

Puedes leer más artículos similares a Cuando el niño tiene necesidad constante de orinar, en la categoría de Orina - Micción en Guiainfantil.com.