Cuando el niño dice que ve moscas volantes. Causas por las que ocurre

Descubre a partir de qué edad y en qué circunstancias hay que llevar el niño al oftalmólogo

Puede ser que alguna vez tu hijo te haya dicho que, al mirar a lo lejos ve unas 'arañas' o 'moscas' que pueden ser transparentes o de colores. Cuando se hacen mayores, por el crecimiento del ojo y tal vez por la falta de tiempo para ver fijamente el cielo azul, dejan de notarlas y se olvidan del tema hasta que la siguiente generación las ve y lo comenta. ¿Qué debemos hacer si nuestro hijo dice que ve destellos y moscas volantes? ¿Por qué se producen?

Por qué los niños ven moscas volantes o destellos

niños ven moscas volantes

Para poder entender y explicar qué pasa con estas apariciones es importante hacer un breve repaso sobre la forma del ojo. El ojo es una estructura esférica cuya función es reunir los rayos de luz que vienen del exterior, captar la imagen y llevarla a la retina, que es un cúmulo de células nerviosas que captan la imagen y la transmiten al cerebro para su interpretación. La forma esférica del ojo se mantiene gracias a una gelatina que lo rellena y se llama humor vítreo.

En los niños pequeños, el humor vítreo es un poco más denso que en la edad adulta (luego se vuelve a hacer denso en la vejez) y esto da lugar, a veces, a que la parte no líquida del humor sea captada por la retina y se vean estas pequeñas 'arañas' o 'moscas volantes' casi siempre cuando se mira a un fondo limpio (el cielo, una pared blanca, incluso alguna pantalla de ordenador sin muchas imágenes). Cuando el ojo va aumentando de tamaño, el humor vítreo aumenta su concentración de agua y es menos frecuente que las veamos.

[Leer más: Cómo afecta el uso de los smartphones y las tabletas a la salud visual de los niños]

¿Son las moscas volantes o miodesopias un signo de enfermedad grave?

miodesopias graves

Es importante enfatizar que estamos hablando de los niños y que la causa y, por lo tanto, la vigilancia que se requiere en los adultos es bastante diferente. Sin embargo, en ninguna edad suelen requerir tratamiento. Las moscas volantes (los médicos les llamamos miodesopsias) son un fenómeno normal causado, como ya dijimos, por la presencia de concentrados de proteínas o por la presencia de algunos glóbulos rojos en el humor vítreo.

Sin embargo, si aparecen de manera súbita, en gran cantidad (que no permitan que el niño vea bien) o si se ven de manera persistente incluso en las actividades diarias, es necesario que un oftalmólogo realice una valoración. Si se acompañan de unos destellos de luz a los que llamamos fosfenos o tu hijo tiene una miopía importante, es un síntoma que no se debe de dejar pasar por alto. Si estas 'moscas volantes' aparecen después de haber sufrido un golpe en el ojo es importante acudir al especialista para una valoración.

También y, según explican en el informe 'Miodesopsias o moscas flotantes', elaborado por Jose Sojo Padilla, médico General y médico Coordinador de EBAIS – Área de Salud de Santa Ana (Colombia), cualquier de los siguientes síntomas también se podrían calificar de preocupante: 

- Aumento súbito de las miodesopsias

- Presencia de fotopsias (destellos de luz)

- Pérdida o defecto del campo visual (difusa o focal)

- Dolor ocular

- Ausencia del reflejo rojo

- Hallazgos anormales en retina

¿Qué otros síntomas debería de considerar para llevar a mi hijo al oftalmólogo?

llevar al niño al oftalmólogo

Si tu hijo no se interesa en objetos pequeños, notas que se aburre rápidamente al ver un libro o no mantiene la atención mientras le enseñas dibujos, es necesario descartar una falta de agudeza visual. De igual manera, si notas que la mirada no se fija de manera simétrica, si ves que un ojo se mueve de su eje central cuando tu hijo ha estado haciendo un esfuerzo para fijar la mirada en algún punto es aconsejable consultar con el especialista.

Dado que la vista es un sentido muy importante para el desarrollo sensorial y motor de los niños (por lo tanto, físico, mental y social) en las revisiones periódicas del pediatra se debe ir valorando que la visión del niño sea adecuada para su edad y momento evolutivo. Asimismo, se recomienda que los niños acudan a valoración por el oftalmólogo a los 6 meses de edad, posteriormente a los 3-4 años y luego de manera anual en la edad escolar.

En equipo con tu pediatra, será más fácil no dejar pasar síntomas que pueden ser importantes y recordar que cuando de salud infantil se trata, acompañar a los niños observando detenidamente las alteraciones que puedan tener en el desarrollo es la mejor manera de procurarles una vida larga, sana y feliz.

Puedes leer más artículos similares a Cuando el niño dice que ve moscas volantes. Causas por las que ocurre, en la categoría de Visión en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: