Cómo hacer huevos de chocolate con sorpresa para niños en Pascua

¡Los huevos de Pascua más ricos para celebrar la Semana Santa con los niños!

La Semana Santa es sinónimo de devoción, pero también de estómago contento. Y es que hay muchas recetas típicas de estos días que están suculentas. ¡Los más golosos estamos de suerte! A continuación te contamos cómo hacer huevos de chocolate con sorpresa para los niños en Pascua. ¿Soléis jugar a las carreras y búsquedas de huevos de Pascua? ¡Qué tradición más deliciosa y divertida!

Ingredientes para la receta de los huevos de chocolate para Pascua

Preparar huevo de chocolate para niños con sorpresa

Los ingredientes y materiales que necesitamos para hacer nuestros huevos de Pascua no pueden ser más sencillos. Los puedes comprar en cualquier mercado, supermercado o tienda de alimentación.

- 500 gramos de pepitas de chocolate para fundir (en las tiendas encontrarás pepitas de chocolate específicas para derretir). Podéis optar por el tipo de chocolate que más os guste (blanco, con leche, negro, rosa...); pero recordad que cuanta menos azúcar contenga, mejor. En cuanto a la cantidad de chocolate, dependerá de cuántos huevos queráis hacer. Si no encontráis pepitas de chocolate, podéis comprar simplemente chocolate en barra o tableta para fundir.

- Molde de plástico o silicona con forma de una mitad del huevo. Si vas a convertir en tradición de Semana Santa el hacer huevos de chocolate, te recomendamos en invertir y comprar unos moldes un poco más caros (sin pasarse). Y es que, a menudo, no conseguimos sacar los huevos sin que se rompan porque alguno de los materiales que estamos usando no es de calidad.

- Sorpresa que quieras poner dentro del huevo: huevos más pequeños, un juguete, una carta para tu hijo, un pequeño conejo de Pascua...

- Papel de celofán, regalo, cintas... y demás materiales para envolverlo y que quede bonito para los niños.

Ten en cuenta que, al ser una receta tan sencilla y con tan pocos pasos, los niños pueden participar en su elaboración. Sin embargo, debemos tener cuidado porque algunos pasos requieren estar en contacto con agua hirviendo o chocolate muy caliente. Por ello, siempre deben hacerse bajo la supervisión de un adulto.

Paso a paso para la receta de nuestros huevos de chocolate

Receta de huevos de pascua para niños

Una vez que ya tenemos preparados todos nuestros ricos ingredientes (¡ojo, no vale comérselos antes de tiempo!), ha llegado el momento de ponerse manos al chocolate. Vamos a hacer un huevo de Pascua.

1. En un cuenco de cristal (también te puede valer un tupper de cristal), separa la cantidad de pepitas de chocolate que quieras usar. Te recomendamos, unos 500 gramos, pero puedes hacer más o menos según la cantidad de huevos que quieras hacer (y el tamaño de estos). En caso de que estés usando chocolate en tableta para fundir, corta en trocitos tan chocolate como quieras.

2. ¡Vamos a derretir el chocolate! Aunque también podrías hacerlo en el microondas (controlando mucho los tiempos para evitar que se queme), te recomendamos fundirlo usando la técnica del baño maría. A pesar de que hay que tener cuidado con no quemarse (¡ojo los niños!) y con evitar que entre agua dentro del chocolate, suele haber menos riesgo de estropear el producto.

Para hacer el baño maría, pon a hervir en una olla un poco de agua. Cuando esté hirviendo, coloca dentro de esta el cuenco con el chocolate. Con el calor, poco a poco se irán derritiendo los trocitos y tendrás una deliciosa crema espesa. Para que no queden trozos sin fundir, da vueltas con una cuchara.

[Leer +: Explicar a los niños el significado de la Pascua]

3. Coge el molde del huevo y rellénalo con un poco de chocolate (puedes usar una cuchara si te resulta más sencillo así). No eches demasiado, para que quede una capa fina (pero cuidado con que sea demasiado fina o al desmoldar es posible que se te rompa).

4. Mueve el molde de un lado a otro para que el chocolate lo cubra por completo. Puedes usar una espátula o dar unos golpes secos (y suaves) al molde sobre la encimera de la cocina para que el chocolate tenga menos burbujas y cubra por completo la superficie. Si crees que has hecho demasiado chocolate fundido, puedes retirarlo volcándolo sobre otro recipiente.

5. Mete en la nevera el molde para que se endurezca un poco. Con 10 minutos, suele ser suficiente.

6. Una vez transcurrido este tiempo, vamos a sacar los huevos de la nevera y les daremos otra capa de chocolate, ¡para que esté más rico! Estarás de acuerdo con nosotros, que nunca es demasiado chocolate.

Huevos de chocolate con sorpresa en pascua

7. A continuación, mételos de nuevo en la nevera, para que esta vez, sí se endurezcan por completo. Por lo general, suele ser suficiente con dejarlos unos 15 minutos, pero puedes encargarles a los niños que vayan vigilando los huevos cada 5 minutos para ver cuándo están bien duros.

8. Cuando creas que ya están listos, desmolda los huevos de Pascua. Para ello, da la vuelta al molde y presiónalo con los dedos. Puedes calentarlo antes un poco con tus propias manos para que salga con más facilidad. Cada molde tiene un truco diferente.

9. Ha llegado el momento de poner una sorpresa dentro de los huevos, ¡la que más les guste a los niños! Puedes poner huevitos más pequeños, un pequeño juguete, un pequeño conejo de Pascua... Para cerrar los huevos, pon un poco de chocolate fundido caliente en todo el borde y junta las dos mitades. Sujeta durante unos instantes para que se peguen bien.

¡Y listo! Con papel de regalo, cintas o papel de celofán puedes envolverlo para que quede más bonito. ¡A los niños les encantará!

¿En qué consiste el juego de los huevos de Pascua?

Juego del huevo de pascua con chocolate para niños

¿Os ha quedado rico vuestro huevo de Pascua con chocolate y sorpresa? La mona de Pascua (como se llama en muchos países a la figura de chocolate que se regala en fechas de Semana Santa) es también una buena opción para preparar en casa durante las vacaciones de Pascua. El proceso es similar, solo que tendréis que comprar otro molde diferente.

En otros países, como Estados Unidos, es tradición jugar al Egg Hunt o búsqueda de huevos. Los adultos de la familia esconden diferentes huevos pintados con colores brillantes por el parque o jardín de casa. Los niños tienen que encontrarlos lo más rápido que pueden. Quien consigue más, gana...

Si esos huevos son de chocolate y tienen sorpresa dentro como el que hemos preparado nosotros, la alegría es doble. ¿No te parece?

¡Feliz Pascua!

Puedes leer más artículos similares a Cómo hacer huevos de chocolate con sorpresa para niños en Pascua, en la categoría de Semana Santa y Pascua en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: