Manualidades para niños: Un huerto casero

Enseña a los niños a valorar el medio ambiente

No hace falta ser un ingeniero agrónomo o un experto, o tener un gran terreno para hacer un huerto. Ahora ya se puede montar un pequeño huerto en casa. Sólo hace falta echarle muchas ganas, voluntad, ilusión y algo de organización. Es una actividad muy indicada para compartir con los pequeños de la casa.

Además de enseñarles a remover la tierra, observar y cuidar de las plantas, y así adquirir más cariño al medio ambiente, también puede representar un buen ahorro para el hogar. A los niños les encantan las manualidades, que pueden desarrollar tanto ellos solitos o en familia. Ellos se divierten y entretienen y, a la vez, desarrollan su imaginación y fantasía. No obstante, estas actividades las deben desarrollar los niños siempre bajo la supervisión de un adulto.

¿Cómo hacer un huerto con los niños?

Niña cuidando de un huerto casero

Una actividad ideal, con la que los más pequeños de la casa se divertirán construyéndola y jugando con ella. No obstante, los niños siempre deberán contar con la supervisión de un adulto para el desarrollo de esta manualidad. Toda la familia podrá cultivar y tener las hortalizas y vegetales que más les gusten, dentro de casa. Para un huerto pequeño y casero, se debe tener en cuenta el tamaño de las plantas. Lo mejor es elegir las de pequeño porte, más que nada por el espacio. Es aconsejable también que se elijan semillas con certificado para asegurar una buena cosecha. ¡¡¡Manos a la obra!!!

Para empezar a montar un huerto casero, es necesario:

- Una caja de madera (las de fruterías o supermercados) o de mimbre.
- Plástico para forrar
- Una pequeña pala y un rastrillo
- Una regadera
- Tierra
- Semillas de hortalizas u otros vegetales (lechuga, tomate...) o de plantas aromáticas como el tomillo, albahaca, y orégano

Pasos a seguir para cultivar nuestro propio huerto:

1. Para empezar a montar el huerto, lo primero es ponerse unos guantes adecuados para el trabajo, y determinar el lugar donde se situará el huerto. Es aconsejable que sea un lugar donde reciba mucha luz solar durante algunas horas. Al comprar las semillas, hay que verificar si están certificadas porque eso es importante para una buena cosecha.

Huerto casero. Paso 1.

 

2. El siguiente paso es limpiar bien la caja, limar los bordes si es necesario y si es imprescindible, se puede también barnizar la caja por fuera. Hecho esto, se debe forrar el interior de la caja con el plástico (el que se usa en las obras para proteger el suelo). Utilizar grapas para fijarlo bien al fondo de la caja. Se recomiendo hacer algunos pequeños agujeros en la parte de abajo para asegurarse que el agua que sobra del riego no se acumule en las raíces y pueda pudrir la planta. Después, rellenar todo el espacio con una capa gruesa de tierra.

Huerto casero. Paso 2.

 

3. A continuación, con la ayuda del rastrillo hay que hacer pequeños surcos en la tierra para introducir las semillas elegidas. En los paquetes que venden suelen venir la cantidad de granos a poner e incluso, indican cuál es la mejor época para cultivarlas. Hay que respetar el calendario de siembra de cada plantita. Luego, tapar ligeramente las semillas, y regar.

Huerto casero. Paso 3.

 

4. El huerto en maceta o en una caja, como en cualquier otro recipiente, va a requerir mayor riego y abono que si estuviera en tierra abierta. Ahora sólo queda controlar la presencia de plagas, y esperar a que nuestro huerto nos dé alguna señal de vida y empiecen a brotar las hortalizas.

Huerto casero. Paso 4.