La salud durante el embarazo

Todo lo que tienes que saber para estar bien y dar a luz a un bebé sano

La salud durante el embarazo está directamente relacionada con la salud del bebé que llevas en tu vientre y dependerá de lo que te cuides durante el embarazo. Cuidar de la dieta, de tus dientes y encías, corregir tus malos hábitos, tomar precauciones a la hora de viajar en avión o en coche... son sólo algunas de las precauciones que debes tomar por la salud de tu embarazo y la de tu bebé. Ahora que hay una nueva vida creciendo en tu interior, evita todo lo que pueda poner en riesgo el bienestar de tu bebé.

10 consejos para cuidar de tu salud durante el embarazo

La salud en el embarazo

Si tu objetivo es cuidarte para que tu bebé venga sano y disfrute de una buena calidad de vida, sigue estas recomendaciones:

1. Vigila tu dieta en el embarazo: Durante el embarazo, tu dieta es importante, ya que también estás alimentando a tu bebé. Es por esto que es preferible que tomes buenas decisiones en cuanto a tus hábitos alimenticios. Mientras que a algunas de nosotras se nos va el hambre con el embarazo, a otras nos da con comer mucho. Quizás hasta sientas antojos de comer cosas que antes no comías…en si, cada experiencia es individual. Lo importante es que comas saludable y de forma variada. Así estarás ganando el peso ideal para el mejor desarrollo de tu bebé.

2. Cuida tus dientes y encías en el embarazo: El cuidado dental es sumamente importante durante el embarazo. El embarazo afecta cada centímetro de nuestro cuerpo, incluyendo nuestros dientes y nuestras encías. Durante el embarazo, la placa dental se desarrolla más rápidamente y puede que tus encías se inflamen, se infecten y hasta sangren. Por esto, es importante que visites a tu dentista durante el embarazo.

3. Abandona el tabaco si estás embarazada: Si eres una fumadora, el mejor momento para dejar de fumar es antes del embarazo. Recuerda que cuando fumas, tu bebé también estará fumando. De igual forma, si tú no fumas, pero otros en tu familia sí fuman, recuérdales que el humo de cigarrillo de segundas manos también le hace daño al bebé. Establece ciertas reglas para disminuir la cantidad de humo de cigarrillo en el hogar. El humo de cigarrillo causa tensión a nuestros cuerpos en lugar de relajarnos. Cuando te fumas un cigarrillo, tu corazón palpita más rápido y tu presión arterial aumenta… y lo mismo le sucede a tu bebé.

4. Rechaza las bebidas alcohólicas en el embarazo: Cuando ingieres una bebida alcohólica, tu bebé está consumiendo alcohol también. El alcohol atraviesa la barrera placentaria durante el embarazo, puede causar el Síndrome de alcoholismo fetal a tu bebé, el mayor desencadenante de deformaciones en los pequeños. Algunas veces, los daños por haber consumido alcohol durante el embarazo no son visibles una vez nace el bebé, sin embargo, las consecuencias a largo plazo son bien serias. Aunque bebas alcohol en pequeñas cantidades, es peligroso. Lo mejor que puedes hacer por tu bebé es evitar todo tipo de bebida alcohólica durante el embarazo. Todo tipo de bebida alcohólica es peligrosa, ya que hay igual cantidad de alcohol en una cerveza que en una copa de vino o de licor.

5. Cuidado con los medicamentos en la gestación: Es muy importante que informes a tu obstetra sobre todos los medicamentos que estés tomando, ya que los medicamentos pueden atravesar la barrera placentaria y llegar hasta el bebé. Esto incluye aquellos medicamentos prescritos por un médico, los medicamentos que venden sin prescripción médica, los productos naturales y las vitaminas. Como medida de precaución, sólo debes tomar aquellos medicamentos prescritos por tu médico.

6. Huye de las drogas en el embarazo: Si utilizas drogas como la marihuana, cocaína, heroína, crack, o cualquier otra, tu bebé también está utilizando estas drogas. Las drogas son peligrosas tanto para ti como para tu bebé. Todas las drogas pueden afectar a tu bebé, y éste puede crear dependencia a estas drogas, desde tu vientre y nacer con adicción.

7. Controla la cafeína en el embarazo: Muchas personas consumen cafeína sin saberlo… ya que la cafeína no está sólo en el café. El té, las colas, el chocolate y algunos medicamentos también contienen cafeína. Aunque no se conocen con exactitud los efectos de la cafeína sobre el feto, sí sabemos que la cafeína es un estimulante que altera el sistema nervioso. Por eso, es buena idea reducir la cantidad de cafeína que consumimos. Las recomendaciones serían no beber más de dos tazas de café o té al día, leer las etiquetas de los alimentos, bebidas y medicinas, y seleccionar aquellos productos que contengan menos cafeína.

8. Evita el contagio de enfermedades: Trata de evitar el contacto con personas que padezcan enfermedades infecciosas de caracter contagioso como las relacionadas con las vías respiratorias que cursan con catarro, tos, dolor de garganta o gripe. Si enfermas, debes informar al médico. No tomes ningún medicamento sin que te lo haya recomendado el médico. A parte del tratamiento médico, es recomendable descansar e ingerir muchos líquidos.

9. Toma precauciones en los viajes en coche y en avión: Siempre que conduzcas tu coche, utiliza correctamente el cinturón de seguridad pasándolo bajo el vientre para que tu bebé sufra menos en caso de impacto. Si tienes que desplazarte en avión, debes tener en cuenta que muchas compañías aéreas requieren una autorización médica para viajar durante el embarazo, especialmente en los últimos meses de gestación. Infórmate sobre sus exigencias en tu estado con la línea aérea antes de comprar el billete.

Algunos consejos recomendables para viajar embarazada son: usar zapatos cómodos (para evitar la hinchazón), tomar muchos líquidos para prevenir la deshidratación, caminar dentro del avión cada hora para mantener la circulación de las piernas, y por último, no cruzar las piernas. Si el país donde vas a viajar requiere cierto tipo de vacunas, mejor consulta antes con tu medico. Este te dirá si las vacunas requeridas son seguras o no para tu embarazo.

10. Valora si tu trabajo afecta a tu embarazo: En la mayoría de los casos se puede continuar trabajando aún estando embarazada. No obstante, si trabajas con productos químicos o debes permanecer demasiado tiempo de pie, consulta con tu médico la viabilidad de solicitar una baja laboral.

Fuente consultada: Lacted