Lactancia materna y lactancia artificial: ventajas y desventajas

Los pros y los contras de alimentar al bebé con leche materna y con biberón

La leche materna es el mejor alimento para el bebé, sin embargo, en ocasiones algunas mujeres deciden dar a sus hijos leche artificial por motivos médicos, laborales o psicológicos. Hoy en día optar la lactancia artificial para alimentar al recién nacido también es una alternativa válida. Si estás planteando qué alimentación es la mejor en tu caso: lactancia materna o lactancia artificial, es preferible que tengas más información para poder tomar la decisión que más te convenga.

Ventajas y desventajas de la lactancia materna

Ventajas y desventajas de la lactancia materna y artificial

La Asociación Española de Pediatría, la Organización Mundial de la Salud y otras prestigiosas organizaciones recomiendan la lactancia materna como la mejor opción de alimentación para los bebés hasta los primeros 6 meses de vida.

La principal ventaja de la lactancia materna frente a la lactancia artificial son sus propiedades nutricionales. La leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para el niño. Asimismo, contiene anticuerpos que protegen al bebé durante los primeros meses de enfermedades como la diarrea, catarro, bronquiolitis o alergias. Por otro lado, la lactancia materna es una oportunidad única de crear un vínculo muy especial entre madre e hijo.
Otras ventajas son la inmediatez con la que se obtiene, no hay que comprarla ni prepararla y siempre está disponible y para la madre supone una buena manera de perder calorías y grasas acumuladas después del parto. Finalmente, hay estudios que demuestran que reduce el riesgo de padecer cáncer de mama.

Las desventajas de la lactancia materna y que no tiene la artificial son las molestias y la incomodidad sobre todo en los primeros días hasta desarrollar una buena técnica. Hay que invertir más tiempo ya que los bebés amamantados con leche materna necesitan realizar más tomas al digerirse ésta más fácilmente. No podrás realizar ninguna dieta de adelgazamiento hasta terminar la lactancia y habrás de reducir la cafeína, alcohol y el consumo de comidas con sabores fuertes.

Ventajas y desventajas de la lactancia artificial

Muchas mujeres abandonan la lactancia materna con las primeras molestias, otras mujeres no pueden hacerlo o prefieren por elección personal optar por la lactancia artificial.

Las ventajas de la leche artificial frente a la leche materna es que el bebé puede ser alimentado indistintamente por la madre o por el padre, implicando así al papá desde el principio en el cuidado del recién nacido. Al digerirse más despacio, se pueden realizar menos tomas y, si la mamá ha tenido que salir, cualquier persona que esté a cargo del bebé puede alimentarle. Las leches artificiales están fabricadas en condiciones óptimas de esterilidad y tienen todos los nutrientes que el bebé necesita, además hay un variado número de composiciones en el mercado válido para niños con problemas nutricionales especiales.

La principal desventaja de la lactancia artificial frente a la lactancia materna es que no tiene propiedades inmunológicas. Su digestión es más pesada y los bebés suelen sufrir más cólicos de gases o estreñimiento. Hay que desembolsar dinero por todos los elementos necesarios: biberones, esterilizadores o la propia leche. Hay que invertir tiempo en prepararla, probar su temperatura, preparar todos los objetos si hay que salir de casa y cargar con ellos.

Alba Caraballo. Editora de Guiainfantil.com