Historia de un árbol. Cuento infantil sobre el respeto a la Naturaleza

Cuento infantil con valores medioambientales para leer con nuestros hijos

María O´Donnell
María O´Donnell Escritora de cuentos

Los cuentos cortos son fantásticas herramientas para transmitir valores a los niños. En esta ocasión, te ofrecemos un precioso cuento infantil para enseñar el valor del respeto a la Naturaleza. Historia de un árbol es un relato perfecto para transmitir a los niños el amor por todos los seres vivos, además de ayudarles a conectar con el entorno natural, algo muy necesario hoy en día.

Con esta pequeña historia, podrás recordar cómo eran tus juegos al aire libre cuando eras pequeño o pequeña. Disfruta con tu hijo de la lectura de este bello cuento y reflexiona con él acerca de por qué debemos cuidar los árboles que nos rodean.

Historia de un árbol. Un cuento infantil sobre el respeto por la Naturaleza

Cuento infantil sobre el respeto a la naturaleza y los árboles

Nuestro árbol se distinguía a lo lejos. Era enorme, robusto, anciano y con una gran copa que proyectaba su sombra jaspeada sobre la hierba del jardín. Era un ombú que durante años fue creciendo a lo alto y a lo ancho, hasta conquistar una pradera cercada por una muralla de piedra.

Cuando trepábamos por él, yo pensaba que era como el lomo de un inmenso elefante africano o como una ballena del reino vegetal.

Si el árbol hubiera podido hablar, nos habría contado las historias de los niños de otros tiempos: a qué habían jugado por sus ramas, quiénes habían escalado su colina de corteza para sentarse a descansar antes de seguir subiendo, quiénes habían resbalado por su musgo o quiénes habían tropezado en sus raíces.

Niños felices que se habían escondido bajo sus hojas. Niños valientes que habían subido hasta lo más alto, donde habían contemplado el valle a vista de pájaro y se habían sentido como reyes.

Historia de un árbol, el cuento infantil

Una tarde hubo una gran tormenta. Fue de un momento para otro. El cielo se puso muy negro y pareció que se iba a romper.  Después, empezó a llover con fuerza. Detrás del cristal, vimos los relámpagos y oímos los truenos. A la mañana siguiente, corrimos a jugar a nuestro árbol: un rayo había partido la rama larga, horizontal al suelo, donde solíamos columpiarnos. Había dejado un profundo boquete en el tronco.

Nos sentimos tristes. Por suerte, el resto del ombú estaba intacto. Abrazamos a nuestro árbol y poco a poco, recuperamos los juegos.

Después de la primavera, el agujero hecho por el rayo se llenó de ramitas jóvenes.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Preguntas de comprensión sobre el cuento corto

Puedes utilizar este cuento corto con valores para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Para ello, te proponemos hacerle alguna pregunta sobre el texto al finalizar la lectura. ¿Qué tal si utilizas estas? Pueden servirte como ejemplo, pero no dudes en adaptar el nivel y la dificultad de las cuestiones a la edad de tus hijos.

1. ¿Cómo se llamaba el árbol con el que jugaban los niños?

2. ¿A que jugaban los niños en el árbol?

3. ¿Qué le sucedió al árbol después de una tormenta?

4. ¿Dejaron de jugar los niños en el árbol?

Además de evaluar el nivel de compresión del texto, las siguientes preguntas pueden servirte para iniciar una charla con tu hijo con la que reflexionar sobre la importancia de cuidar los seres vivos y nuestro planeta.

5. ¿Alguna vez has sentido que un árbol, planta o animal era especial para ti? ¿Por qué? ¿Qué hacías para cuidarlo?

6. ¿Crees que los humanos solemos respetar la naturaleza que nos rodea? ¡Con lo mucho que la naturaleza nos ofrece!

7. ¿Qué hábitos crees que tendríamos que cambiar en casa para no dañar tanto el medioambiente? ¿Reciclamos bien los materiales? ¿Qué podríamos reutilizar?

Ahora solo queda cambiar algunos de nuestros hábitos domésticos para transmitir una conciencia más ecológica y respetuosa con la naturaleza a nuestros hijos.

La importancia de que los niños conecten con la naturaleza

Actividades en la naturaleza para los niños

Los niños de este cuento sienten y viven la naturaleza desde el respeto al resto de las especies. Sin embargo, parece que los niños de hoy en día tienen más dificultades para conectar con la naturaleza, ¿no crees? Las formas de ocio infantil están cambiando y cada vez es más frecuente que las actividades lúdicas se produzcan dentro del hogar.

Esto hace que los niños no pasen tanto tiempo como antes en los entornos naturales, lo que limita sus conocimientos sobre la tierra y les impide disfrutar de lo muchísimo que el aire puro y la naturaleza puede ofrecerles.

Tal y como señala el informe 'Beneficios de Conectar a los Niños con la Naturaleza' de la Iniciativa de Aprendizaje Natural de la Universidad del Estado de Carolina del Norte, cuando 'naturalizamos' los espacios de aprendizaje de los niños les ayudamos a ser más creativos, aprenden sobre resolución de conflictos, mejoran su capacidad cognitiva y su rendimiento académico, favorecemos las relaciones sociales entre los más pequeños y reducimos su estrés, entre otras cosas.

Por eso, a continuación te proponemos algunos consejos que te ayudarán a conectar a tus hijos con la naturaleza, incluso cuando vivimos en ciudades.

Que los niños conecten con la naturaleza

- Hacer excursiones a la montaña, campo playa, ríos, valles... ¡Siempre respetando los ecosistemas!

- Tener plantas en casa e involucrar a los niños en su plantación, regado y cuidado. Si tenéis la posibilidad, plantar un árbol en familia. Esta actividad enseñará mucho a los niños sobre la naturaleza y os permitirá construir un recuerdo conjunto precioso.

- Investigar sobre algunos de los problemas relacionados con el cambio climático: deforestación, deshielo, extinción de especies, contaminación ambiental, plásticos en océanos...

- Saludar al sol todos los días. Este es un gesto muy sencillo y rápido, pero dedicar todos los días unos segundos nada más despertaros a decirle hola al nuevo día os ayudará a empezar con mucha más energía y optimismo.

- Deja que tus hijos jueguen con el barro o la arcilla, coged hojas o piedras (¡cuidado que al cogerla no destruyáis el hogar de algún animal o insecto1) y pintadlas, saltad sobre los charcos... ¡Vivid la naturaleza!

Otros poemas y cuentos cortos para niños sobre la naturaleza

Tras leer Historia de un árbol seguro que os habéis con ganas de leer más poesías y cuentos cortos que hablen sobre los seres vivos, sobre la naturaleza, sobre el cambio climático, sobre el medio ambiente... ¡Vuestros deseos son órdenes!

A continuación encontrarás un pequeño recopilatorio con otros cuentos infantiles que puedes leer con tus hijos para transmitirles la importancia de amar el entorno natural que nos rodea. Como es el caso de este cuento, todos estos relatos vienen acompañados de actividades educativas para reforzar el aprendizaje de los niños.

Puedes leer más artículos similares a Historia de un árbol. Cuento infantil sobre el respeto a la Naturaleza, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.