Historia de un árbol. Cuento infantil sobre el respeto a la Naturaleza

Cuento infantil con valores para leer con nuestros hijos

María O´Donnell
María O´Donnell Escritora de cuentos

Los cuentos son fantásticas herramientas para transmitir valores a los niños. En esta ocasión, te ofrecemos un precioso cuento corto para enseñar el valor del respeto a la Naturaleza: 'Historia de un árbol'.

Con esta pequeña historia, podrás recordar cómo eran tus juegos al aire libre cuando eras pequeño o pequeña. Disfruta con tu hijo de la lectura de este bello cuento y reflexiona con él acerca de por qué debemos cuidar los árboles que nos rodean.

Historia de un árbol. Un precioso cuento infantil respeto por la Naturaleza

Historia de un árbol

Nuestro árbol se distinguía a lo lejos.  Era enorme, robusto, anciano y con una gran copa que proyectaba su sombra jaspeada sobre la hierba del jardín. Era un ombú, que durante años, fue creciendo a lo alto y a lo ancho, hasta conquistar una pradera cercada por una muralla de piedra.

Cuando trepábamos por él, yo pensaba que era como el lomo de un inmenso elefante africano o como una ballena del reino vegetal.  

Si el árbol hubiera podido hablar, nos habría contado las historias de los niños de otros tiempos: a qué habían jugado por sus ramas, quiénes habían escalado su colina de corteza para sentarse a descansar antes de seguir subiendo, quiénes habían resbalado por su musgo o quiénes habían tropezado en sus raíces.  

Niños felices que se habían escondido bajo sus hojas. Niños valientes que habían subido hasta lo más alto, donde habían contemplado el valle a vista de pájaro y se habían sentido como reyes.

Una tarde hubo una gran tormenta. Fue de un momento para otro. El cielo se puso muy negro y pareció que se iba a romper.  Después, empezó a llover con fuerza. Detrás del cristal, vimos los relámpagos y oímos los truenos. A la mañana siguiente, corrimos a jugar a nuestro árbol: un rayo había partido la rama larga, horizontal al suelo, donde solíamos columpiarnos. Había dejado un profundo boquete en el tronco.

Nos sentimos tristes. Por suerte, el resto del ombú estaba intacto. Abrazamos a nuestro árbol y poco a poco, recuperamos los juegos.

Después de la primavera, el agujero hecho por el rayo se llenó de ramitas jóvenes.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Puedes utilizar este cuento corto con valores para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Para ello, te proponemos hacerle alguna pregunta sobre el texto al finalizar la lectura. ¿Qué tal si utilizas estas? Pueden servirte como ejemplo:

1. ¿Cómo se llamaba el árbol con el que jugaban los niños?

2. ¿A que jugaban los niños en el árbol?

3. ¿Qué le sucedió al árbol después de una tormenta?

4. ¿Dejaron de jugar los niños en el árbol?