Por qué los niños no deben tener acceso a las redes sociales

Los niños quieren tener acceso a las redes sociales, ¿debemos dárselo?

Alba Caraballo Folgado

¿Crees que las redes sociales están hechas para los niños?, pero, ¿crees que las usan? Es muy posible que hayas contestado que 'no' a la primera pregunta y 'sí' a la segunda.

Y es que, los niños manejan las nuevas tecnologías casi mejor que nosotros, son capaces de tomar nuestro smartphone y encontrar utilidades que no imaginábamos. Su forma de interactuar con las pantallas es más natural y intuitiva que la nuestra, son imparables. Los niños y adolescentes de hoy en día quieren cuenta en Facebook, canal en Youtube y perfil en Instagram, todas ellas redes sociales creadas para los adultos, no para los niños. Antes de dejarles abrir todas esas cuentas, lee por qué los niños no deben tener acceso a las redes sociales.

Por qué los niños quieren tener acceso a las redes sociales

Los niños no deben tener acceso a las redes sociales

Cada vez en edades más tempranas nuestros hijos nos piden un smartphone, "Nacho tiene uno, ¿por qué yo no puedo?"... "porque yo no soy la madre de Nacho y digo que no". Esta es una conversación muy común entre padres e hijos de edades cada vez más tempranas, y es que, algunos padres todavía somos la resistencia y por muchos compañeros que lleven teléfono, no vemos apropiado que nuestro hijo de 9 años tenga uno... ¡faltaría más! 

Y, ¿para qué quieren el teléfono? Hay niños que lo tienen porque sus padres están separados y la comunicación solo es viable utilizando al niño de intermediario, pero otros, tienen un teléfono como quien antes tenía una bicicleta. Es un juguete más.

Pero, seamos claros, tener un teléfono con acceso a Internet, es tener una puerta abierta a un infinito mundo de posibilidades, y no todas ellas adecuadas para su edad. Una de esas posibilidades es tener acceso a las redes sociales. Pero, ¿has pensado que las redes sociales fueron pensadas y creadas para los adultos, no para los niños?

Para los niños tener cuentas en distintas redes sociales es divertido, pueden alardear delante de los compañeros de la clase, ser más populares, recibir atención de los demás. Se sienten mayores, importantes, atractivos. Les gusta postear fotos de su ropa, su nuevo peinado o su último videojuego, tal y como hacen los influencers a los que siguen.

El error de dar acceso a los niños a las redes sociales

¿De verdad has sopesado la decisión de dar acceso a tus hijos a las redes sociales? En ocasiones simplemente por el hecho de que dejen de insistir o porque todos sus amigos tienen cuentas les dejamos entrar, sin pensar que con ello hemos destapado la caja de los truenos. 

 

A mi modo de ver es un gran error dar acceso a los niños a las redes sociales, directamente, no fueron diseñadas para ellos. No están preparados para acceder a un mundo de tentaciones, engaños, frivolidades y peligros. Sí, también es un mundo entretenido y muy divertido, pero a los niños les faltan habilidades para manejarse en él.

Es muy difícil que sepan usar las redes sociales adecuadamente, si todavía no saben hacer un uso responsable de la tecnología. Creerán que es posible tener 844 amigos, y que, cuantos más tengan al día será mejor. Las redes sociales, y los adultos bien lo sabemos, crean adicción, más aun al cerebro por moldear de un niño o un adolescente.

Las redes sociales, harán que pierdas cierta conexión con tu hijo, que enterrará la nariz en la pantalla de su smartphone para responder a sus amigos virtuales, ver cuántos corazones han recibido o mostrar cada una de las prendas de su armario. Es un enorme potencial de tiempo perdido, ¿has pensado todo lo que podría hacer con ese tiempo que muchos chavales invierten en las redes sociales? A mi se me ocurren docenas de actividades.

Consejos sobre las redes sociales y los niños

- Yo creo que no hay prisa para dar acceso a los niños a las redes sociales, cuanto más lo retrasemos mejor.

- Si tu hijo ya no es tan niño y tiene perfiles en redes sociales, síguelos como condición indispensable para tener acceso. 

- Crea cuentas familiares en lugar de cuentas privadas que pueda manejar de forma personal y lejos de miradas ajenas.

- Controla el tiempo que dedica a estar en las redes sociales. Haz un experimento un día, si ves que pasa varias horas al día, es momento para cortarlo. 

- Sé un buen ejemplo para tu hijo y no inviertas tu día en tener la nariz pegada a tu smartphone, te quedarán pocos argumentos para prohibir su uso. 

- Haz planes con tus hijos, planes que supongan alejarse por un rato de las pantallas y demás tecnología. 

Puedes leer más artículos similares a Por qué los niños no deben tener acceso a las redes sociales, en la categoría de Nuevas Tecnologías en Guiainfantil.com.