El sharenting y los riesgos de exponer a tus hijos en redes sociales

Razones para no subir las fotos de tus hijos a internet

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Puede ser que tu hijo una día descubra que existe una cara detrás de tu teléfono móvil, y que seas uno de esos padres entregados a las redes sociales, a los que les gusta compartir cada avance del niño a lo largo de su vida: su nacimiento, primeros pasos, primera palabra…

Eso de difundir la vida familiar con el resto de los amigos se ha vuelto tan popular que tiene su propia palabra “sharenting” (compartir la crianza), pero conlleva más riesgos para tus hijos de lo que tu crees.

Te contamos cuáles son los riesgos de subir fotos de tus hijos a las redes sociales.

El sharenting y los riesgos de compartir fotos en las redes sociales

Los riesgos de subir fotos de tus hijos a las redes sociales o sharenting

Según un estudio realizado en el Reino Unido en el año 2016, antes de que el niño haya cumplido los 5 años habremos compartido más de 1500 fotos suyas en las redes sociales. Si lo pienso al revés, es decir, que fuesen mis hijos los que publicasen cada detalle de mi vida, la verdad es que no me haría ninguna gracia ¿quién quiere verme cocinando o recién salida de la ducha? ¿quizás eso me afecte a un futuro trabajo?

No es que pretenda ser presidenta del gobierno, pero lo cierto es que son muchos los jefes que deciden investigar la vida de sus futuros empleados a través de las redes sociales, y ¿quién sabe si no me eligen porque al jefe no le gusta que sus empleados se laven el pelo los domingos?

El caso es que existen cientos de artículos que nos previenen a los padres de que tengamos cuidado con las fotos que suben nuestros hijos a las redes sociales, pero ¿y qué pasa con los padres que no tenemos en consideración lo que sacamos de nuestros hijos? ¿Querrán nuestros hijos en un futuro que sus fotos en pijama o comiendo espaguetis inunden la red? quizás no quieran que se difunda esa imagen de ellos.

No conocemos las consecuencias a largo plazo que puede tener que publiquemos sus fotos, ¿cuánto tiempo estarán circulando por las redes sociales? ¿pueden afectarles en el futuro?

Lo cierto, es que no sabemos a cuántas personas llegará esa foto de tu hijo, pero se calcula que la foto en cuestión de unas 2 horas puede estar en la otra parte del planeta, ya que en la mayoría de los casos, los padres no conocen en profundidad cómo funcionan las redes sociales y desconocen que se puede aplicar una privacidad a esas fotos.

Las plataformas preferidas de los padres para lucir a sus retoños es Facebook, Twitter e Instagram, y el 45% de los usuarios de Facebook permite que sus amigos vean todo lo que publican, el 20% que lo vean amigos de amigos, y un 8% están totalmente abiertos al público. Además, si decides etiquetar las fotos de tus hijos las opciones de que esas fotos se dispersen y lleguen a personas desconocidas se multiplican.

¿Cuál es el peligro real de que esas fotos se publiquen?

Se estima que el 92% de los menores de Estados Unidos tiene ya una identidad digital ¡antes de los 2 años!, así que estas imágenes pueden ser manipuladas y utilizadas con fines de acoso, extorsión o consumidores de pornografía infantil.

Hoy en día se puede retocar cualquier foto con la cara de tu hijo, y por si fuera poco, esas imágenes aportan muchos datos personales sobre tu familia.

Precauciones que debemos tener a la hora de compartir fotos

1- Mejor comparte tus fotos por correo electrónico o mensajería instantánea que es más segura.

2- Configura la privacidad de cada foto en las redes.

3- Lee las condiciones de privacidad de las redes.

4- No etiquetes las fotos con nombres propios, ni en las que aparezca tu domicilio, matrícula del coche, colegio de tus hijos o sitios donde se pueda localizar al niño.

5- Apaga el GPS de tu móvil cuando hagas fotos, ya que se quedará registrado el lugar en la foto de forma invisible.

Recuerda que siempre que subes una foto a las redes sociales se convierten en dominio público y te será casi imposible eliminarla de la red.