Leche de soja para niños: ventajas e inconvenientes

Lo bueno y lo malo de la leche de soja para niños

Paola Andrea CoserNutricionista

La leche de soja es un producto que se produce a partir de los granos de soja. Aporta proteínas similares a la leche de vaca y difiere en el perfil de aminoácidos, además aporta vitamina E, ácidos grasos omega 3 y no contiene colesterol.

La leche de soja es bien tolerada en niños que tienen intolerancia a la lactosa, aunque también existen otras opciones de leches vegetales (avena, arroz, almendras, avellanas) o leche de vaca deslactosada.

Desventajas de la leche de soja para niños

Leche de soja para niños: sí o no

- El calcio naturalmente presente en la leche de soja es de baja disponibilidad (esto significa que el aporte, absorción y utilización del calcio en el organismo es menor), por eso encontraremos generalmente estas bebidas fortificadas con calcio.

- Además la bebida de soja contiene fitatos, estas son sustancias que existen en otros alimentos (legumbres, frutos secos) y reducen la absorción de calcio y otros minerales. Para enriquecer la alimentación del niño en calcio podemos utilizar otros tipos de alimentos (vegetales de hojas verdes, frutos secos y legumbres). 

- La leche de soja contiene isoflavonas, son fitoestrógenos los cuales tienen acción estrogénica por lo que se ha discutido su uso durante la infancia. Por el momento no existen pruebas concluyentes en poblaciones infantiles que demuestren que las isoflavonas de la soja en la alimentación infantil puedan afectar negativamente en el desarrollo sexual de los niños.

Ventajas de la leche de soja para niños

- Es una buena alternativa en niños que tienen intolerancia a la lactosa.

- Contiene ácidos grasos omega 3, buenos para el cerebro, la piel y el corazón.

- No contiene colesterol.

¿Cuándo pueden consumir leche de soja los niños?

Durante los 6 primeros meses la leche materna debe ser el único alimento, luego se debe continuar con la lactancia acompañado de sólidos durante los primeros 12 meses

La leche de soja no es una alternativa válida hasta después del año de edad, aunque sí se puede optar durante el primer año por las fórmulas infantiles a base de soja.