Cómo explicar a los niños qué es la onomatopeya

Onomatopeyas divertidas para incentivar la imaginación infantil

Marisa Alonso SantamaríaPoetisa

Las onomatopeyas, son palabras que imitan sonidos, pueden ser de fenómenos naturales, como la lluvia o el viento, de sonidos emitidos por los animales, como ladridos, bufidos etc, también de timbres, golpes, o de cualquier sonido que al pronunciarlo suene de manera similar, por eso nos ayudan a hacernos una imagen mental mucho más real.

Usa la onomatopeya para incentivar al niño a leer

niña con onomatopeya

Las onomatopeyas se utilizan mucho en historietas y comics. Son sonidos como 'wow', para expresar sorpresa, o 'splash' para indicar un golpe o contusión.

Pueden ser onomatopeyas de animales, de medios de transporte, de acciones o incluso, de sentimientos. La gran ventaja de usar onomatopeyas es que a los niños les resulta divertido y puede romper con la monotonía de un texto algo largo o difícil de comprender.

Las historias que se pueden inventar con las onomatopeyas son infinitas y pueden ser muy divertidas y creativas. Os animo a inventar una imitando los sonidos y los gestos que hacen los animales, disfrutaréis niños y grandes. Si te atreves, puedes incluso añadir rima a la historia. 

Ejemplos para niños de onomatopeyas y su significado

¡Toc toc! 

¿Hay alguien ahí?

LA ONOMATOPEYA

Brrrrr, ¡qué frio hace aquí!

Uuuuhhhh, ¡cómo sopla el viento!

Ploc,  ploc, ¡empieza a llover!

Tictac, tictac, da el reloj las tres.

Ñam ñam ¡Me voy a comer!,

después en silencio, Shisss, shisss

he dormido un rato. Zzzzz, Zzzzz

Riiiing, riiiing, riiiing

(suena el teléfono)

¡Miau! y ha maullado el gato.

¡Puf! ¡Se acabó el descanso!