Trucos para reducir la sensibilidad del pecho en el embarazo

Cómo conseguir que el pecho no duela durante la gestación

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Durante el embarazo, son muchas las molestias que pueden afectar al cuerpo de la embarazada. El dolor vaginal por el peso del abdomen, la retención de líquidos o los cambios en el cabello y en la piel son las más habituales. Sin embargo, existen otro tipo de molestias como la sensibilidad en el pecho, que también puede llegar a ser dolorosa. Las hormonas y el aumento de peso pueden dar lugar a una subida de la talla de sujetador, y eso puede causar molestias. En Guiainfantil.com encontramos la solución a la sensibilidad de los pechos de la embarazada. 

Remedios para disminuir la sensibilidad del pecho en el embarazo

Cómo reducir la sensibilidad del pecho

- Sujetadores cómodos. El tejido mamario aumenta en la gestación, lo que significa que los pechos se hinchan considerablemente, siendo algo natural en el embarazo, y que puede ser similar al síndrome premenstrual. El peso adicional de la embarazada y los cambios hormonales, así como la preparación del cuerpo para la llegada del bebé hacen que se aumenten hasta dos tallas de pecho a lo largo del embarazo. Por eso, es recomendable escoger otro tipo de sujetadores. 

Lo primero es escoger un sujetador de algodón, que no lleve aros porque eso alza el pecho pero también puede ser más molesto en la zona baja de los pechos y también en los pezones. También es recomendable usar ropa interior que no tenga unos tirantes demasiado finos, sino que sean mucho más anchos y firmes, ya que sujetarán mucho mejor la nueva talla de pecho. 

- Ropa holgada. Estar embarazada no significa renunciar a la ropa ajustada, pero cuando se tiene dolor en el pecho por su sensibilidad, es más recomendable apostar por prendas holgadas y de algodón, que no aprieten la zona afectada. 

- No dormir boca abajo. Al igual que ocurre los días previos a la llegada de la menstruación, muchas mujeres no pueden dormir boca abajo por el dolor de los pechos. En el embarazo, la piel de esta zona cede, las venas son mucho más visibles y puede haber cambios en la aureola de los pezones. Por eso es más recomendable dormir boca arriba o de lado, ya que así la sensibilidad y el dolor no serán tan intensos

- Compresas de agua fría. Si el dolor por la sensibilidad de los pechos es demasiado, una solución puede ser las compresas de agua fría en la zona en cuestión. Normalmente, también puede sentirse un hormigueo constante en el pecho, que se produce por el mayor flujo sanguíneo, y esto puede reducirse por compresas frías, o una toalla empapada en agua durante unos minutos. También puede ser bueno aplicarse agua tibia con el grifo de la ducha haciendo círculos en cada pecho para terminar con el hormigueo y el peso adicional en el pecho.