Narciso el vanidoso y su Eco. Leyenda corta para niños

Leyenda de la mitología griega de Narciso y Eco contada para niños

La mitología griega también es para niños si la contamos de forma amena y divertida. En Guíainfantil estamos adaptando las mitología clásica para contársela a los niños en forma de leyendas y cuentos cortos. ¿Nos acompañáis en este viaje infantil por la historia?

Narciso el vanidoso y el eco que se repite

Narciso

Había una vez un niño muy guapo llamado Narciso. Sus padres tenían tantas ganas de tener a su bebé que desde el día que nació le decían constantemente lo guapo que era. Y era verdad, Narciso era un niño bonito y resplandeciente. Tanto le dijeron su padres lo guapo y lo listo que era que el niño acabó por creérselo demasiado y se convirtió en un vanidoso presumido. Entonces empezó a dejar de jugar con los demás niños porque no eran tan guapos como él.

Narciso pasaba las tardes solo. Después del colegio se iba a un estanque del bosque a mirarse en el agua porque en aquella época no había espejos. Se agachaba a la orilla del estanque y se quedaba horas pasmado mirando su reflejo en el agua cristalina -qué guapo soy -decía Narciso. Y los demás también pensaban que Narciso era muy, muy guapo. Una tarde una ninfa del bosque llamada Eco se acercó por allí y se encontró a Narciso mirándose en el agua.

-Qué guapo eres, ¿quieres jugar conmigo? -le dijo Eco a Narciso. Pero Narciso no quería jugar con nadie. Solo quería mirarse a sí mismo. Así que echó a la ninfa Eco del estanque con muy malos modos. 

Eco se alejó hasta su cueva desde donde podía ver al presumido Narciso en el estanque. Y entonces se le ocurrió una ingenioso truco para jugar con Narciso sin que él se diera cuenta. Cada vez que Narciso se decía a sí mismo -qué guapo soy - Eco repetía -oy, oy-. Y si Narciso decía -guapo - Eco repetía -apo, apo- .

Este eco confundió a Narciso y pensó que era el agua quien repetía sus palabras. Así que se agachó un poco más para ver quién le estaba hablando y cayó al agua. En el lugar donde Narciso cayó al agua nació una hermosa flor que lleva su nombre para que todo el mundo pudiera contemplar su belleza.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com