El coche. Fábulas cortas de Rafael Pombo

Fábulas cortas con rima para leer a los niños

El coche es una divertida fábula escrita en verso que explica a los niños que no hay que fiarse de las apariencias, tiene también su versión en el refrán: perro ladrador poco mordedor o mucho ruido y pocas nueces.

Esta fábula fue escrita por el escritor, poeta y fabulista Rafael Pombo y su rima amena y ágil resulta ideal para que los niños aprendan valores al mismo tiempo que disfrutan de la lectura.

Fábula El Coche de Rafael Pombo

Fábulas de Pombo 

¡Triqui!
¡Traque!
¡Juipi!
¡Juape!
¡Arre!
¡Hola!
¡Upa! ¡Vivo!, ¡Carambola!

Así del pescante,
feroz, jadeante,
se explica el cochero
de un coche viajero
que alzando humareda
y atroz polvareda
veloz bamboleante,
más brinca que rueda.

Y el látigo zumba;
y todo retumba
con tal alboroto,
cual de un terremoto
que al orbe derrumba,
y toda la gente
se agolpa imprudente
a ver qué noticia
al mundo desquicia,
o qué personaje
va en urgente viaje
de cántaros de oro,
que siguen ligeros
tal vez bandoleros,
galgos carniceros,
en pos del tesoro.

Al fin paró el coche
ya entrada la noche,
y abriólo el gentío
con gran reverencia;
y (¡extraña ocurrencia!)
lo hallaron... ¡vacío!

Tal es, en retrato,
más de un mentecato
de muchos que encuentro.
¡Qué afán! ¡Qué aparato!
Y nada por dentro.