El juego de la goma para niños

Juegos tradicionales para niños

Merece la pena conservar algunos de los juegos tradicionales para niños. Aquellos juegos que han acompañado la infancia de mucha gente siguen siendo válidos para nuestros niños y estamos tratando de recuperar el gusto por los juegos más sencillos.

El juego de la goma es un juego que presenta varias modalidades y que resulta muy divertido y dinámico.

Cómo se juega a la goma

Niño juega a la goma

Para jugar a la goma o al elástico se necesita una goma elástica atada por los extremos. Dos niños de pie se colocarán dentro de la goma con espacio suficiente para que otro niño salte y realice movimientos rítmicos. La goma se sitúa inicialmente a la altura de los tobillos y se va subiendo hasta la cintura o hasta las axilas dependiendo del grado de dificultad del juego.

Se trata de un juego divertido que se puede realizar al aire libre, pero también en espacios cubiertos si el tiempo no es el adecuado. El juego de la goma ha acompañado los veranos de todos los niños durante generaciones y sigue siendo adecuado para los niños de hoy en día. Entre las ventajas del juego de la goma elástica se encuentran la agilidad y la coordinación, los niños se mantienen activos y además se refuerzan los lazos de amistad y se promueven las relaciones sociales.

Juegos de goma elástica para niños

Hay diferentes modalidades para jugar a la goma. La más habitual es saltar afuera y adentro de la goma para terminar pisándola con los dos pies. También se suele enrollar y desenrollar la goma, hacer triángulos con ella o saltarla con un solo pie. Cualquiera de las variantes es ideal para fomentar la práctica del ejercicio físico en los niños y también para recuperar la tradición de las canciones populares.

Algunas de las canciones que acompañan los saltos a la goma son inolvidables como 'Anclas-clas, palanclas-clas, azules-les y blancas-cas. Anclas, palanclas, azules y blancas'. Otra de las canciones infantiles míticas es la de 'Don Melitón tenía tres gatos y los hacía bailar en el plato. Y por las noches les daba turrón. Que vivan los gatos de Don Melitón'. Todas ellas canciones con las que los mayores recordamos nuestra infancia y con las que nuestros hijos se divertirán tanto como los niños que fuimos.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com