La hormiguita. Poema corto para niños

Poesía con y rima y mensaje para los niños

Marisa Alonso SantamaríaPoetisa

Despertarnos cada día y que no ocurra nada malo es ya de por sí un gran regalo. Vivir la vida al día y disfrutar de cada minuto es un gran mensaje para los niños. Para transmitir este tipo de enseñanzas, nada mejor que la poesía con rima

Esta poesía, La hormiguita, nos cuentan las peripecias de una pequeña hormiga a la que un perro está a punto de aplastar. Sin embargo, el azar la llevará de un lado a otro hasta que pueda regresar a su hormiguero. Nunca se sintió tan bien la hormiguita como en su casa. 

La hormiguita, un poema sobre el Carpe Diem para niños

Hormiga negra

Una hormiguita iba andando

camino de su hormiguero,

y de repente tembló

el suelo del mundo entero.

 

Un gran pastor alemán

pasó saltando a su lado,

y con su cola barrió

a la hormiguita, ¡ay qué espanto!

 

Temblando estaba

con el susto todavía,

cuando el bastón de un pastor

en su cabeza tenía,

 

enseguida, de un buen salto

se apartó de su camino,

sudando, con muchos nervios,

y se fue a parar a un río.

 

Medio ahogada y sin aliento

llegó nadando a la orilla,

todavía no se explica

cómo sigue estando viva.

 

Una ráfaga de viento

la empuja a unos matorrales,

y en un momento se encuentra

rodeada de animales.

 

Como puede y muy despacio

callada, sin hacer ruido,

escapa sin que la vean

esta vez, suerte ha tenido.

 

Al fin en el hormiguero,

con el cuerpo destrozado

se mete en el agujero,

¡con el miedo que ha pasado!

 

Con cuatro patas colgando,

con su cabeza quebrada,

la hormiguita ya no quiere,

no quiere salir por nada.

 

Qué esta vida es muy dura,

la suerte no la acompaña,

está viva de milagro,

¡Dios dirá de aquí a mañana!