Embarazada: y ahora, ¿qué me pongo?

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Has llegado al cuarto mes del embarazo y notas que tu cuerpo ha cambiado. Tus formas ya no son las mismas, casi no se nota la cintura, los pechos aumentaron de tamaño, y la barriga se agranda, día tras día. Abres el armario y te das cuenta de que no tienes ropa adecuada para esta nueva etapa de tu vida. ¿Qué hacer? y ¿Qué ropa ponerse?

Belleza, glamour y embarazo: es posible

Cómo vestirse durante el embarazo

La experiencia dice que lo mejor en casos como este es prevenir la situación, es decir, hacer las compras oportunas antes de que el cuerpo cambie y gane volumen. Una vez que ganas peso, puede que te entre mucha pereza para salir de compras y hacer un buen fondo de armario para todos los meses del embarazo. Tanto es así que muchas mujeres optan o no tienen más remedio que llevar viejas camisas de los maridos conjuntadas con mallas ajustadas.

Y es que entrar en una tienda de ropa premamá ahora es fascinante. Ahora el mercado ofrece una gran variedad de estilos, de colores y de texturas en las telas, con diseños de ropa maravillosos, confeccionados especialmente para la mujer embarazada. Los kilos de más o las curvas pronunciadas no son un problema a la hora de escoger ropa moderna y con estilo. Particularmente, creo que se puede sacar partido de las nuevas formas que gana el cuerpo de una mujer embarazada. Felizmente, ahora se lleva lucir la tripa con estilo. Creo que la mujer embarazada ya tiene bastante con las molestias propias del embarazo como la hinchazón y los dolores en las piernas, y la fatiga, como para dejarse llevar por la pereza, la falta de tiempo o de tesón, y no cuidar de su figura.

Una mujer embarazada puede estar tan guapa, sexy y atractiva como antes. Y si no te lo crees, como una imagen vale más que mil palabras, que lo diga el look del embarazo de algunas mujeres famosas como Salma Hayek, Cate Blanchett, Jennifer López, Angelina Jolie, y muchas más. Todo requiere voluntad y acierto a la hora de elegir las prendas que más te favorecen.

Si estás decidida a ir de compras es aconsejable que permanezcas fiel a tu estilo y combines las prendas premamá con tu forma de vida. En tu elección debes tener en cuenta que, sobre todo, tu ropa interior debe ser muy cómoda para evitar tiranteces y picores. Tu look exterior debe adaptarse a tus cambios, teniendo en cuenta el crecimiento de tu barriga en los próximos meses. Es recomendable que la ropa sea cómoda, y de tejidos naturales como el algodón y el lino para facilitar la transpiración.

Las braguitas, así como las medias, deben ser especiales premamá. La mayoría disponen de un tejido elástico que puedes elevar por encima de la barriga, evitando que la oprima. Si optas por seguir usando la ropa interior de siempre, es recomendable colocar las bragas y las medias por debajo de la barriga para evitar que la oprima. Los sujetadores o los sostenes deben ser adaptables, sin aros y con buena sujeción para soportar el aumento de volumen de los senos.

En cuanto a la talla, lo mejor es considerar lo que podrás llevar en el tercer trimestre del embarazo, momento en que la barriga suele crecer más. Considera también qué estación del año coincide con cada etapa del embarazo para saber si tienes que comprar ropa de verano o invierno para el primer o el tercer trimestre. Y no te olvides que, normalmente, en los últimos meses del embarazo el metabolismo basal aumenta y la mujer siente más calor.