La depresión empieza en la infancia

Casi un 100 por ciento de los casos de depresión se inicia en la infancia. Las necesidades básicas que no se cubren en esta etapa provocarán daños a los niños en las siguientes etapas. Solo los niños que reciben estímulos positivos de sus padres podrán ser mejores adolescentes y adultos.

Durante una conferencia sobre Depresión: causas, consecuencias y prevención, realizada en la Universidad Nacional Autónoma de México, el psicólogo Jorge Alfonso Valenzuela Vallejo dijo que la incapacidad de identificar, percibir y expresar sentimientos puede llevar a un niño a la depresión, y que estos factores podrán repercutir negativamente en su adolescencia o en la edad adulta. El psicólogo destacó que en los sistemas capitalistas se crea la necesidad de poseer bienes materiales y se dejan de lado los temas relacionados con la naturaleza del hombre. Se deja de lado el afecto, el cariño, y la atención, generando un proceso de deshumanización.

La presión puede conducir a la depresión

Depresión infantil

Lo único que interesa a muchos padres en estos sistemas es que su hijo se porte bien, que obtenga buenas notas académicas, que sea obediente y cubra todas sus expectativas, así como de la sociedad y de la escuela. Esta presión puede llevar a los niños a la depresión. La depresión de los niños está relacionada también con su relación con los demás. Si el niño ve a su madre sonreír, se sentirá querido, reconocido y adquirirá confianza y será capaz de identificar lo que siente. En caso contrario, si la madre está siempre molesta o deprimida, el niño construirá una imagen de sí mismo donde sólo cubrirá las expectativas que se le impongan, ajenas a los sentimientos pensamientos y deseos propios.

Por esta razón, es importante que los padres establezcan una relación positiva, afectiva, y basada en la confianza con su hijo, que le estimulen y motiven, permitiendo así que el niño desarrolle sus potencialidades y construya buenas relaciones con los demás. Vallejo alertó que sólo un cinco por ciento de los casos de depresión tiene origen en problemas metabólicos o aspectos como traumatismos, problemas de hipertiroidismo, hormonales o cardiovasculares, entre otros.

Vilma Medina
Editora de GuiaInfantil.com