Los niños pueden controlar la ansiedad con estas 7 fáciles estrategias

Qué es, causas más comunes y qué hacer ante la ansiedad infantil

Gabriela Matienzo
Gabriela Matienzo Psicóloga infantil

Una de las causas más frecuentes por las que recibo a padres preocupados en mi consulta es que notan en sus hijos señales que piensan que puede ser síntoma de ansiedad infantil. A menudo, no saben qué la puede estar generando y buscan saber algunas estrategias para ayudar a los niños a controlar la ansiedad.

Qué es la ansiedad en los niños

Todo sobre la ansiedad infantil

La ansiedad la podemos definir como una emoción caracterizada por una intensa inquietud, agitación, nerviosismo y excitación. Todos hemos experimentado ansiedad en ciertos momentos de reto o difíciles de nuestra vida.

Suele ser más frecuente en los niños, ya que hay una infinidad de cosas que, al hacerlas por primera vez, les pueden causar esta respuesta, especialmente cuando se ven ante una situación que demanda un esfuerzo o un estrés intenso. La ansiedad en sí misma entonces, constituye una respuesta adaptativa positiva.

Cuando la ansiedad infantil se vuelve un problema

Hay una serie de señales, que detallamos a continuación, que determinan el momento en que la ansiedad se vuelve un problema. Pueden ir desde baja intensidad a muy alta, sin embargo, en todos los casos hay que estar atentos para evitar que pueda ir escalando a un problema más severo.

- Se manifiesta intensamente
En el caso de los niños sus respuestas pueden ser físicas: nerviosismo extremo, taquicardia, dificultad para respirar, sudoración excesiva, dolor de estómago o de cabeza frecuentes, problemas para dormir y/o psicológicas o conductuales como preocupación excesiva, agobio, irritabilidad, pensamientos negativos, miedos extremos, conductas de evitación, morderse las uñas o chupar objetos, obsesiones (idea, palabra o imagen que se instala en su mente y le es imposible controlar) o compulsiones (comportamientos repetitivos) entre otras.

- Se prolonga en el tiempo más de lo esperado
Puede ser que haya mostrado algunas señales de ansiedad ante un examen, un temblor, una visita al médico, etc. Sin embargo, una vez que la situación pasó siguen presentándose con la misma intensidad.

- Aparece de forma espontánea
En ocasiones los niños presentan señales de ansiedad sin que exista un disparador evidente. Pueden expresar que se sienten nerviosos e intranquilos e incluso estallar en llanto de la nada.

- Surge ante estímulos que no deberían generar respuestas de ansiedad
En algunos casos las respuestas son desproporcionadas y surgen ante estímulos que no son peligrosos; los niños pueden entender que no está pasando nada malo, pero no logran calmarse, su respuesta no responde al sentido común.

Desencadenantes de los problemas de ansiedad en los niños

La ansiedad en los niños con sus síntomas y causas

En muchas ocasiones los factores que desencadenan la ansiedad en un niño son fáciles de identificar como:

- Genética: Si alguien de su familia padece trastornos de ansiedad, es más proclive a padecerla. Tal y como señala el informe 'Trastorno de ansiedad generalizada' del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, a veces, el trastorno de ansiedad generalizada es hereditaria, pero no se sabe con seguridad por qué algunas personas lo desarrollan y otras no. Los investigadores están estudiando qué partes del cerebro y qué procesos biológicos son los que se ponen en marcha cuando se produce un episodio de ansiedad para, de esta forma, saber más sobre este trastorno.

- Situaciones familiares de estrés: Un cambio de casa, problemas de salud de algún integrante, muerte de alguna mascota, de un familiar cercano, problemas financieros, un divorcio de los padres, violencia familiar, etc.

- Conductas aprendidas: Si algunos de los familiares cercanos son aprensivos y temerosos pueden sin quererlo ayudarle a un niño a aprender miedos.

- Eventos externos: Existen algunas situaciones después de las cuales un niño puede empezar a desarrollar ansiedad como:

  • Algún evento natural (temblores, inundaciones, huracanes, etc).
  • Un robo o secuestro de alguien cercano o que haya sido muy comentado en la familia.
  • Verse expuestos a un estímulo inadecuado: Una de las principales causas que me toca ver como profesionista es que los niños han visto algo (la mayoría de las veces sin que los padres se enteren) en la televisión, ipad, ordenador o videojuego que ha sido el disparador de un problema de ansiedad, por ejemplo, películas de terror, pornografía, documentales sobre el fin del mundo o asesinos en serie, noticias alarmantes, etc.

Es indispensable mantenernos cerca y estar pendientes de todas las cosas a las que tienen acceso nuestros hijos; existe muchísima información a su alcance que puede generarles mucho daño. La mayoría de los padres se quedan asombrados cuando al investigar un poco más se enteran del contenido que sus hijos han llegado a ver cuando ellos pensaban que los tenían bien monitoreados.

[Leer +: Los niños no deben tener acceso a las redes sociales]

Qué hacer cuando nuestro hijo tenga ansiedad

Tips para padres con hijos con ansiedad

Ya sea que las señales de ansiedad de tu hijo sean leves o intensas, los siguientes consejos pueden ser de utilidad para ayudarte como padre a darle la contención necesaria y ayudarle desde tu posición a superarla.

- Mantente tranquilo
Después de varias veces de hablar con tu hijo y tratarlo de contener y hacer ver que todo está bien y ver que sigue presentando la misma ansiedad, puede ser difícil entender que no tienen control en ello y es fácil perder la paciencia y mostrar incluso desesperación y enojo. Es importante que te mantengas paciente y sereno, de lo contrario la situación puede empeorar.

- Trata de descubrir si hubo algo que disparó la situación
Habla con tu hijo tranquilamente y con preguntas suaves intenta descubrir juntos si sucedió o vio algo que pudo haber iniciado esta situación. En los casos en que es posible determinar cuál fue el disparador, es más fácil poder platicar sobre eso y poco a poco irle quitando poder.

- Ayúdalo a hablar sobre lo que piensa y siente
Ayúdalo a hablar todo lo posible sobre el tema, sobre cómo se siente y las ideas que pasan por su mente; hazle saber que lo que le sucede, será pasajero y que hay otros niños como él a quien les sucede lo mismo y va a estar bien. Estas dos ideas son muy tranquilizadoras para ellos.

- Distráelo
Así como es importante dar el espacio para hablar de lo que siente y piensa, es necesario ayudarle a pasar de eso y a distraerse con otras cosas, de modo que cuando creas que es momento, cambia suavemente el tema y llévalo a hablar de cosas que le gusten o entusiasmen.

Estrategias para ayudar a los niños a controlar la ansiedad

Enseñar a los niños a controlar la ansiedad

Veamos, por último, algunas estrategias que tú mismo puedes enseñar a los niños para que sepan cómo manejar la ansiedad cuando la sientan.

1. Respirar
Enseña a tu hijo a respirar y en momentos de ansiedad pídele que lo haga como practicaron. Por ejemplo: 4/4/4:

Tomar aire por la nariz, lenta y profundamente, mientras se cuenta hasta cuatro llenando bien de aire los pulmones. Retener el aire durante cuatro segundos. Soltar el aire por la boca lentamente, contando de nuevo hasta cuatro.

2. Dibujando a nuestro amigo incómodo 
Pídele a tu hijo que dibuje aquello que le genera ansiedad o miedos y que le dé forma de animal o de monstruo chistoso. En el caso de que no lo tenga claro, puede hacerlo de los pensamientos que le llegan cuando se siente mal. Para los niños dibujar es una forma maravillosa de expresión; así que ponerles forma y nombre a sus miedos hará que sea más fácil lidiar con ellos como algo externo y nada aterrador.

3. Carta para mí
Una buena manera de trabajar con la ansiedad, es pedirles que escriban una carta para ellos mismos como si fueran su mejor amigo pensando en las cosas que le dirían y aconsejarían a alguien que se sintiera como ellos. Escribirla les brinda contención y calma, además de que como padre puedes darte cuenta al leerla exactamente de cómo se siente.

4. El tren que se va
En el caso de los niños que se ven atacados por una idea o ideas fijas de las que no se pueden deshacer y que les generan mucha ansiedad puedes pedirles que se imaginen que su pensamiento es como un tren:

'Un pensamiento es como un tren que viene a tu mente, se detiene como si llegara a una estación ¡y después se va! Déjalo pasar por tu mente entonces como a un tren a través de una estación sin necesidad de que subirte en él... Otro tren de pensamiento vendrá, deja que pase y se vaya... Mira los trenes llegar e irse. No hay nada que temer, nada con lo que pelear'.

Manejar la ansiedad de los niños con estas técnicas

5. Manda algunas palabras de vacaciones
Explícale a tu hijo que muchas veces cuando enfrentamos una situación difícil usamos palabras que nos hacen pensar que nunca acabará como: 'todo', 'siempre' o 'nunca'... Pídele que se mantenga atento cuando lleguen a su mente esas palabras de permanencia y las 'mande de vacaciones'. En lugar, utilizaremos frases más empoderadoras.

6. El estado del tiempo
Déjale claro que esto que le sucede no durará para siempre. Pueden hacer un dibujo de los diferentes estados del tiempo; él es el cielo, hay veces que llueve o hay tormentas, pero después vuelve a salir el sol.

7. Árbol de los problemas
Si tu hijo está atravesando una etapa de ansiedad, antes de dormir puedes hacer un ejercicio de meditación que le lleve a tranquilizar su mente, a dormir mejor y gradualmente a sentirse más tranquilo. Ponle sonidos de bosque, pídele que se relaje y se imagine que entra a un jardín maravilloso, donde encontrará todo aquello que le hace feliz... Pero antes guíalo para que se imagine un gran árbol que es el encargado de quedarse con sus miedos, preocupaciones y miedos, pídele que se imagine que se los entrega y entra al jardín sintiéndose libre y feliz y en ese estado de paz y calma es muy probable que logre dormir mejor...

Todas estas estrategias pueden ayudarte a llevar a tu hijo a descubrir formas de lidiar mejor con la ansiedad. Sin embargo, si las manifestaciones que presenta son significativas y están interfiriendo con su calidad de vida, no dudes en acercarte a un profesional para que tanto tu hijo como tu reciban la orientación necesaria para superar la situación.

Puedes leer más artículos similares a Los niños pueden controlar la ansiedad con estas 7 fáciles estrategias, en la categoría de Depresión y ansiedad en Guiainfantil.com.