¿Tu hijo tiene miedo? Ayúdale a superarlos - III

Aunque al principio parezca tan difícil ayudar a los pequeños de la casa a que superen sus miedos, con el paso del tiempo ya veréis que todo el esfuerzo llegará a buenos resultados, desde cuando enfrentemos sus miedos a su lado, y no les ignoremos o les dejemos de lado.

Cuando los padres notan que algún miedo ha llegado a su hijo, deberán involucrarse para ayudar al pequeño. Jamás deben tomar a la ligera sus temores ni sus preocupaciones. El miedo puede convertirse en algo más grave si no les damos una mano. Por eso, también es importante conocer algunos consejos sobre lo que NO debemos hacer a nuestros hijos cuando sientan algún miedo. 1- No te burles de tu hijo. No menosprecies sus sentimientos ni sus emociones. El miedo provoca inseguridad, desconfianza, y temor al niño. Si en esos momentos el niño siente que no es comprendido por sus padres, y que aparte de eso no le creen, sus miedos crecerán como una bola de nieve y convertirse en fobias.

Los miedos de los niños

2- No te alejes de tu hijo se él siente miedos. Un niño no puede enfrentarse a sus miedos solito. Primero porque no lo comprende, y segundo porque necesitará de una referencia positiva, de ánimos y empuje. Para combatir sus miedos, el niño tiene que sentirse arropado, protegido, y apoyado. 3- No ignore los temores de tu hijo. Cuando tu hijo manifieste algún tipo de miedo, no lo ignore. Si no demuestra interés por sus sentimientos, el niño se sentirá sólo, y se dejará vencer por sus miedos. 4- No de alas a los miedos de tu hijo. Si notas que los miedos de tu hijo, aunque con tu ayuda, están interfiriendo en su cotidiano, busca apoyo profesional. Cuando los miedos ya impiden al niño a que lleve una vida normal, lo aconsejable es buscarle un apoyo psicológico. Es importante erradicar de una vez sus miedos. Recuerda que los miedos están siempre ahí y para todos, y sólo si lo permitimos, ellos podrán convertirse en un tormento en nuestras vidas. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com