¿Tu hijo tiene miedo? Ayúdale a superarlos II

Por qué es importante que ayudemos a nuestros hijos a combater sus miedos

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

A los miedos de los niños no debemos sobrevalorarlos ni quitarles importancia. Lo mejor que podemos hacer los padres es ayudar a nuestros hijos a identificar sus miedos, y a combatirlos, con mucho cariño y paciencia. Pero, ¿por qué es importante que ayudemos a nuestros hijos a enfrentarse a sus miedos?

Qué hacer cuando tu hijo tiene miedo

Cómo ayudar a tu hijo a superar sus miedos

Muchas veces tendemos a no dar la importancia debida a los miedos de nuestros hijos. Nos parece tan fácil de combatirlos que nos olvidamos que los niños no nacen con todo aprendido, y que también tendrán que aprender, como nosotros, a superar sus miedos, paso a paso. Para que tu hijo supere los miedos, es necesario que entiendas:

1. Que primero él tendrá que recurrir a alguien de confianza para compartir sus miedos. No es bueno que él crezca 'tragándose' sus miedos, sin resolverlos como se debe. Si transmites confianza a tu hijo, él te creeará cuando digas que no hay 'monstruos' en su habitación y que él puede dormir tranquilamente. Le será más fácil creer en ti.

2. Que debes escuchar a tu hijo. Saber qué es lo que siente delante de lo que le da miedo, qué es lo que le asusta, y todo lo que el niño quiera decir. Al desahogar, el niño se sentirá comprendido, aliviado y arropado.

3. Que debes reconocer que el miedo no es malo a priori, es una emoción que nos sirve como mecanismo de defensa natural ante esas cosas desconocidas y potencialmente peligrosas que nos rodean. Es necesario saber la diferencia entre el miedo a caerse de una escalera del miedo o de un perro, de un miedo a dormirse en la oscuridad. Hay miedo que enseñan y otros que paralizan.

4. Que es importante que expliques a tu hijo qué es el miedo, en un lenguaje apropiado a su edad. Explícale que el miedo es un sentimiento que se puede controlar si se quiere. Anímale diciendo que juntos buscaréis una fórmula para superarlo. Una vez he leído un cuento curioso en el que un abuelo enseñaba a su nieto a enfrentarse a la oscuridad. Me pareció de lo más ingeniosa la idea del abuelo. Vean:

Cuento para que los niños superen sus miedos

Un abuelo le compró un escudo (de juguete) a su nieto, de esos que usaban los guerreros para protegerse en las guerras. El abuelo dijo al niño que el escudo es un buen protector y que le protegería de la oscuridad.

Noche tras noche, el abuelo enseñó a su nieto a caminar por la casa en la oscuridad con su escudo, y el niño sintió que no le pasaba nada con solo llevar el escudo por delante.

El siguiente paso, fue convencer al niño que, si se durmiera con la luz apagada en su habitación, no le ocurriría nada si estuviera con el escudo.

Pues así fue. El niño acabó durmiendo solo en su habitación por las noches. Al cabo de unos días, viendo que el escudo se le caía por las noches al suelo, el niño vio que ya no necesitaba de protección. Que él, solito, ya conseguía dominar la oscuridad. Y así dejó el miedo a la oscuridad. ¡Etapa superada!

Qué hacer cuando tu hijo supere algún miedo

Tan importante como ayudar a los hijos a que superen sus miedos, es reconocer sus esfuerzos cuando ellos sean capaces de superar algún miedo. Les ayudarás a que tengan más confianza en si mismo, y enfrentarán a sus miedos con más determinación, coraje y valentía.