17 frases racistas a evitar para educar a los niños en la tolerancia

Explícale a tus hijos que es el racismo, la xenofobia, la discriminación y el clasismo

Mon Margo
Mon Margo Periodista

Constantemente hablamos de educar a los niños en la tolerancia y el respeto. Constantemente el mundo nos recuerda de muchas formas la importancia, incluso la urgencia, de hacerlo porque no podemos permitir que la raza o el color de una persona sea motivo de discriminación y esto los niños lo deben de saber. Estas son las 16 frases y actitudes racistas a evitar para educar a los niños en valores.

El papel de los padres para educar a los niños contra el racismo

educar a los niños contra el racismo

Pero tiene que decirse: este es un asunto que no solo atañe al tipo de crianza que hacemos, esa que le apuesta a un mejor futuro; también a las madres y padres que somos, al ejemplo que damos un día tras otro. Porque más allá del discurso con el que le hablamos a nuestros hijos, ellos ponen atención y toman nota de cada una de nuestras acciones, dichos y actitudes cotidianas frente a ellos y frente a todos esos otros con quienes nos relacionamos.

Puede que muchos de nosotros no hayamos sido educados con énfasis en la tolerancia y el respeto. 'Eran otras épocas', se dice. Puede que no nos consideremos racistas, aunque sí tengamos algunas ideas o actitudes discriminatorias y ciertos prejuicios que solemos dejar correr porque son 'inofensivos' o porque 'hoy ya todo molesta'.

Nada de esto vale como pretexto o razón para no revisarnos, cuestionarnos y hacer ajustes. Mucho menos cuando tenemos hijos y el mundo nos grita que el racismo, la xenofobia y en general la discriminación siguen siendo habitantes de sus calles. Como dijo Ijeoma Oluo, escritora y activista estadounidense: 'La belleza del anti-racismo es que no tienes que pretender ser libre de racismo para ser anti-racista. Anti-racismo es el compromiso de luchar contra el racismo donde sea que lo encuentres, incluido en ti mismo. Y es el único camino a seguir'.

¿Cuál es la diferencia entre racismo y xenofobia?

racismo y xenofobia

Quizás lo primero de todo es hablarles a los niños de qué es el racismo y qué es la xenofobia y otros conceptos relacionados con la falta de respeto a los demás.

Discriminación es darle un trato desigual a cualquier otra persona por cuestiones raciales, religiosas, de sexo, de edad, condición física o mental.

Racismo es un tipo de discriminación. Es una manifestación de odio, rechazo o menosprecio hacia otras personas debido a su color de piel, idioma o incluso lugar de nacimiento.

Xenofobia es el miedo al extranjero o inmigrante, que se manifiesta a través del rechazo o la violencia hacia éstos, generalmente basado en la idea de proteger una nación.

Clasismo es defender la idea de una diferencia de clases y discriminar a otras personas a partir de ella.

17 frases o actitudes racistas que necesitamos dejar de repetir

frases y actitudes racistas

Y, ahora, hagamos autocrítica de nuestro comportamiento y de nuestra forma de hablar. De tan arraigadas, no siempre es fácil reconocer o identificar a primera vista actitudes que podemos y debemos cambiar. Por eso, reunimos algunos ejemplos cotidianos de interacción que de un modo u otro contribuyen a un clima discriminatorio:

1. Referirte a una persona negra o de tez oscura usando diminutivos, como 'negrito' o 'morenito'. Es una forma de infantilizarlas y menospreciarlas.

2. Consumir únicamente libros, series o productos culturales sin diversidad étnica: las referencias que tienes y das a tus niños tarde o temprano se convierten en la referencia total que tienen del mundo. Y el mundo no está habitado solo por personas similares a nosotros, ¿cierto?

3. Preguntarle a otra mamá o papá si su hijo es adoptado por tener un tono de piel diferente al suyo. ¿Importa en realidad?

4. Cuando los niños están haciendo alguna tarea o dibujando, referirte al uso del 'color piel' porque no hay un tono 'piel'.¡Hay tantos como tonos de azul o rojo!

5. Usar de manera cotidiana términos como 'sudaca', 'panchito', 'indio', 'pobre', 'morenito', 'paki', 'trapacero” o 'moros'. ¿Por qué no asumir que una persona con rasgos físicos diferentes a los nuestros puede tener la misma nacionalidad, por ejemplo? Y en caso de saber que proviene de otro país, ¿por qué no mencionarlo como sucedería si proviniera de algún otro país europeo? Aunque, ¿tiene caso hacer la diferencia?

6. Si los rasgos físicos de un amigo de nuestros hijos difieren de los de su familia o viceversa, preguntarle 'inocentemente' cosas como 'Pero, ¿y tú  a quién has salido?, ¿a alguno de tus abuelos?'.

7. Quedarte callado por pena o por evitar una discusión o conflicto cuando alguien más hace un comentario o una broma racista o xenófoba. No hay mejor forma de enseñarle a los pequeños a hacer frente a situaciones de abuso o discriminación que poniendo el ejemplo y hablarles de las consecuencias de sus actos. Según explica el informe 'La discriminación de los niños y niñas en condición adoptiva', realizado por el psicólogo y terapeuta familiar, Javier Jesus Múgica Flores, 'la discriminación hacia un niño hace que su autoestima sea negativa, se sientan menos valiosos que los demás y sufran sentimientos de inferioridad e impotencia ante algo que no puede cambiar'.

8. No llamar a las cosas por su nombre. Si alguien que conoces es racista o tiene conductas discriminatorias, llamarlo así en vez de justificarlo diciéndole a los niños que 'lo educaron diferente', 'creció en otra época' o 'así es tu abuelo, no le hagas caso'.

9. Hacer bromas sobre personas a partir de su origen étnico, religión o color de piel… Por inofensivas o bobas que parezcan. Si a ti te parece gracioso, un niño también lo considerará así y lo repetirá entre sus amigos.

10. Si tu hijo señala algún rasgo particular de una persona en la calle, atribuirlo en automático a su origen. 'Ay, pues porque es gitano, africano o latino y tiene costumbres distintas a las nuestras'. En muchos casos, los niños preguntan cosas que nada tienen que ver con nuestros prejuicios.

11. En es momento de enojo o desesperación porque tu hijo no hace la tarea, echarle la cantaleta de que si no estudia, si no se esfuerza lo suficiente, se verá como una de 'esas mujeres de la limpieza'. Nadie tiene menor valía como persona por el trabajo que realiza.

12. Usar ciertas frases porque son coloquiales y se han usado durante años, como 'trabajamos como negros', 'pero qué gitanada es esta', 'va por la vida hecho un gitano', 'hacer el indio', 'ir al paki' o 'comprar en el chino'. Que sea hayan dicho desde siempre o que las dijera la abuela con toda convicción no significa que no sean racistas.

13. Evitar invitar a casa o un cumpleaños a un amigo de tu pequeño porque 'tiene costumbres diferentes a las tuyas' o 'porque no son como tú'.

14. Decirle a tus hijos que, en la medida de lo posible, hay que evitar ciertas zonas del barrio porque están llenas de 'inmigrantes'. ¿Harías la misma diferencia si las familias fueran originarias de Dinamarca, Suecia o Noruega?

15. Comentar que alguna mamá, papá o niño de origen latino 'ni lo parece'. Esto solo delata que se tiene un estereotipo de cómo son las personas de determinado lugar. 

16. Pensar que no eres racista porque 'no ves colores'. La realidad es que sí hay distintos tonos de piel y desigualdades a partir de estos. No hablar de ello no hace que deje de existir la situación.

17. Pensar que no tienes nada qué decir o qué aprender. A veces, el miedo o el temor a ser juzgado o a equivocarse nos silencia. Pero a la larga, quedarnos callados termina por alimentar eso que queremos evitar. Infórmate, cuestiónate, aprende, escucha la voz de familias que han experimentado racismo o discriminación… ¡Alza la voz!

*Con información de Acnur y Oxfam

Cuentos que hablan de tolerancia, respeto e igualdad

Y otra cosa que podemos hacer también: contarles un cuento que hable de estos valores que queremos que lleven en lo más profundo de su corazón.

Puedes leer más artículos similares a 17 frases racistas a evitar para educar a los niños en la tolerancia, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.