21 ideas y juegos para educar en la tolerancia a los niños desde casa

Valores que los padres debemos transmitir a nuestros hijos con el ejemplo y desde el hogar

La tolerancia es un valor que hará que tus hijos aprendan a respetar a los demás durante el resto de su vida. Enséñales desde muy pequeños a aceptar las diferencias y a comprender que hay otras formas de ver el mundo y otras opiniones distintas a las suyas. Interiorizando la tolerancia como una herramienta primordial para la socialización se evitarán problemas de discriminación o bullying. ¿Cómo lo hacemos? 21 ideas y juegos para educar en la tolerancia a los niños desde casa.

Divertidas ideas para educar en la tolerancia a los niños

juegos para la tolerancia

¿Se debe enseñar tolerancia? Sí. La razón es que el enseñar tolerancia desde una edad temprana formará seres humanos mejor preparados para cohabitar en un medio ambiente cada vez más diverso, según explican en el informe 'Educar para la tolerancia: una labor en conjunto'. Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, vol. XLVII, núm. 191, mayo-agosto, 2004, pp. 136- 148 Universidad Nacional Autónoma de México Distrito Federal, México. 

La mejor forma de que los niños descubran la tolerancia es a través del juego. Por eso te proponemos que les inculques este valor a través de estas actividades que lo promueven:

- Buscar testimonios sobre este valor
Con esta actividad, tus hijos se van a convertir en reporteros de prensa. Cada uno de ellos tendrá que grabar con el móvil o tableta cuatro entrevistas a personas de diferentes países, idiomas, religiones, capacidades, edades... Tendrán que preguntar a estas personas acerca de su forma de vida o de su cultura. De este modo serán testigos de primera mano de que convivimos con diferentes culturas y que lo bueno es que somos diferentes y que cada uno aporta algo distinto a los demás.

- Establecer un debate
Elige distintos temas de debate para practicar la confrontación de opiniones desde el respeto y la escucha activa. Cada uno de vosotros tendréis que elegir una postura (aunque en realidad no estéis de acuerdo con ella, pero se trata de que debatáis aceptando las opiniones del otro y siendo comprensivo con él). De esta manera aprenderán a respetar las diferentes ideas y a participar en turnos de palabra, además de cultivar la paciencia y la espera. Diles que a veces escuchando a los demás pueden aprender de ellos e incluso pueden cambiar su opinión sobre un tema.

- Descubrir culturas del mundo
Coged un globo terráqueo, dadle vueltas y poned el dedo índice cerca de él fijo en un punto en el aire para señalar el país al azar que coincida con él cuando se pare. Cada niño tendrá un país asignado e investigará sobre las costumbres y lugares de ese país y preparará un discurso que tendrá que compartir después con el resto de la familia. De este modo tus hijos descubrirán las diferentes culturas del mundo.

- Jugar al quién es quién
Coged varias revistas y recortad fotografías de personas con apariencia diversa. Muestra estas imágenes a tus hijos y pregúntales qué podrían decir de cada una de esas personas. Este juego saca a la palestra algunos estereotipos y prejuicios que hemos aprendido para categorizar a las personas. Háblales de que no se deben dejar llevar por ellos y de que no hay que hablar de las personas sin conocerlas, simplemente por su apariencia.

- Aprender más cosas sobre diversidad funcional
Pon a prueba a tus hijos y diles que durante 30 minutos no van a poder hablar. Solo se podrán comunicar a través de gestos y señales con las manos. Cuando se acabe la media hora, pregúntales qué han sentido. Seguramente te dirán que frustración, impotencia y agobio. En este tiempo han debido tener paciencia para entender lo que dice el otro. Cuéntales que hay personas que, no solo durante 30 minutos, sino durante toda su vida tienen que comunicarse de esta manera. De este modo reflexionarán acerca de ello y sentirán empatía y tolerancia por las personas que tienen capacidades distintas a las suyas.

- Escribir frases para tolerancia
Diles a tus hijos que busquen en internet frases y citas célebres que hablen de tolerancia y elijan las que más les gusten. Después podéis leerlas en voz alta y comentar cada una de ellas.

- Ver películas para la tolerancia
Preparad palomitas y elegid una de estas películas que educan en la tolerancia: Wonder, Billy Elliot, Intocable, Mi nombre es Khan, Del revés o Gru, mi villano favorito... En este caso no tendrás que apoyar la actividad con una explicación, porque las películas hablarán por sí mismas.

- Desarrollar la empatía
Recortad fotos de gente famosa de periódico o revistas, dobladlas en trocitos y metedlas en una caja de zapatos. Cada miembro de la familia tendrá que coger al azar un papelito de la caja y adquirir la personalidad del famoso que le ha tocado interpretar, ya sea un actor o una deportista de élite, ¡tendrán que imaginar cómo son sus vidas y hacer de ellos durante cinco minutos! Pregúntales cómo es un día normal en su vida y deja que vuele su imaginación. Cuando nos ponemos en el lugar de otra persona, experimentamos los sentimientos de otros y sus circunstancias de vida, y esto nos hace ser más tolerantes con los demás.

Juegos para que los niños aprendan el valor de la tolerancia

tolerancia para los niños

La diversidad está ligada directamente con la tolerancia. Lo primero que deben aprender los niños es que viven en un mundo diverso en el que conviven distintas razas, culturas o religiones.

- Dibujar la tolerancia
Reparte unos folios en blanco y diles a tus hijos que dibujen lo que significa para ellos la tolerancia. Si en principio no saben de qué les estás hablando, puedes explicárselo o decirles que dibujen una situación en la que se respete a los demás. Cuando hayan terminado sus dibujos, podéis ponerlos en común y que ellos te expliquen qué han querido transmitir. Esto te dará pie a desarrollar el concepto del respeto y la tolerancia.

- Cómo decir las cosas
Enséñales la importancia que tiene el lenguaje para ser respetuosos con los demás. Las formas son fundamentales. Diles que empiecen sus discursos con un: 'Yo creo' o  'Yo pienso', y no aceptando que lo que ellos piensan es lo único que vale o lo que se debería hacer. Deben comunicarse con humildad y siempre que haya que tomar una decisión diles que respeten el bienestar de la mayoría de las personas implicadas.

- Navegar por las redes sociales
A veces no nos damos cuenta de que una fuente muy importante que influye directamente en la educación de nuestros hijos son las redes sociales. ¿Por qué no dedicáis una hora a hablar de las personas que siguen en Instagram o en Youtube? Los influencers emiten opiniones que tus hijos pueden integrar sin analizar. Está bien que te hablen de quiénes son las personas que los inspiran y por qué les gustan. Si detectas que siguen a alguien que no es muy tolerante, habla con ellos y explícales que los extremos y la polarización no son adecuados para vivir en armonía.

- Ver el álbum de fotos de los abuelos
Una manera muy bonita de educar en la tolerancia es ver las fotografías de nuestros antepasados. Mientras les cuentas cómo vivían sus bisabuelos hace años, muéstrales lo distinta que era la vida sin tecnología y cómo se divertían. Es una manera de ver que han existido a lo largo de la historia otros modos de vida.

- Realizar un viaje en la historia
Puedes hablarles de que no siempre se ha vivido en la tolerancia. Háblales de los países que no conocen la democracia o del problema de la esclavitud en el pasado. Cuéntales que la intolerancia ha sido motivo de conflictos en el mundo durante la historia de la humanidad.

- Somos frutas
Mete distintas frutas en una caja. Diles a tus hijos que elijan cada uno una fruta. Pídeles que expliquen de qué color es, qué textura tiene, si tiene hueso o pepitas, si es ácida o dulce, si hay que pelarla o no… Cuando terminen de describir cómo son, háblales de que, aunque cada uno de ellos fuesen frutas muy distintas, todos ellos serían frutas con vitaminas y aportarían muchos beneficios. La lección que trata de transmitir esta actividad es que todos somos diferentes, pero todos somos iguales y cada uno de nosotros tenemos algo bueno que aportar al mundo.

Más actividades para hacer en familia sobre la tolerancia

educar en la tolerancia desde casa

Con estas actividades sobre la tolerancia tus hijos aprenderán a respetar a los demás, a desarrollar su autoestima, a identificar las diferencias, a saber escuchar y a construir relaciones saludables con su entorno ¡Anímate a organizarlas! ¿Por cuál empezamos?

- Crear ilusiones ópticas
Navega por internet y recopila imágenes con ilusiones ópticas en las que se vean dos figuras distintas en una misma imagen. Esta actividad les enseñará a ver las mismas cosas con distintas perspectivas. Por ejemplo, si están observando el famoso dibujo en el que depende de cómo lo mires puedes ver una anciana o una joven, esto les demostrará que no hay un solo modo de ver las cosas y quien vea la anciana no tiene la razón absoluta y tampoco quien esté viendo la joven. ¡Ambas personas tienen su razón!

- Leer el periódico
Coge el periódico y elige una noticia de un país que esté en otro continente. Puedes elegir alguna noticia sobre un desastre natural, por ejemplo. Pregúntales a tus hijos cómo se sentirían si fueran los niños protagonistas de esa noticia. Ponerse en los zapatos del otro es un ejercicio que les enseñará tolerancia.

- Cocinar recetas de otros países
Probar platos de otros países es otro modo de enseñar las distintas costumbres que conviven en el mundo. Podéis marcaros una semana gastronómica de países exóticos: el lunes comeréis mejicano, el martes indio, el miércoles italiano, el jueves chino… y así hasta completar la semana.

- Hacer una lista de tolerancia
Este juego consiste en contar a los niños cuáles son las cosas que se deben hacer para vivir en tolerancia y respeto. Diles que escriban en una columna las acciones que creen que ayudan a fomentar la convivencia como escuchar, ayudar, esperar el turno, etc. y en otra columna las cosas que no favorecen la convivencia como insultar, pegar, reírse de alguien… Después poned en común las diferentes listas y hablad de cada una de esas acciones. ¿Han coincidido en lo que han escrito? ¿Podéis añadir más cosas en las listas?

- Preparar un mural
Esta actividad consiste en construir un mural con las fotos que vayáis recopilando sobre la tolerancia para ver si tus hijos tienen claro lo que significa. Diles que impriman fotos de situaciones en las que ellos creen que se está practicando la tolerancia como, por ejemplo, alguien ayudando a cruzar la calle a un abuelito. Cuando hayáis terminado de pegar las fotos en la cartulina grande, comentad cada una de ellas.

- Hablar de nuestras propias diferencias
Sentaos en círculo y diles que vais a aprender qué distintos sois cada uno de los miembros de la familia. Pregúntales a cada uno de tus hijos de qué color es su pelo, cuál es la música que les gusta, cuál es su deporte favorito, qué hobbies tienen… Con esta actividad tus hijos aprenderán qué distintos son e incluso os sorprenderéis de que saldrán cosas que no sabíais unos de los otros.

- Enseñar con el ejemplo
Por muchas actividades que hagáis lo más efectivo en la educación es que los hijos aprendan de las actitudes de sus padres, así que demostrad el respeto hacia vuestros vecinos, compañeros de trabajo, amigos y familiares. Los niños son esponjas y todo lo que hagas influirá en sus conductas, así que estad pendientes de las letras de las canciones que escucháis, de las películas que veis, de los juguetes que seleccionáis para ellos, de vuestras conversaciones sobre los demás...

Cuentos cortos que hablan de tolerancia a los niños

Y, por supuesto, en esta extensa lista no podían faltar los cuentos, esa poderosa herramienta que no solo ayuda a fomentar la lectura y a mejorar el vocabulario y la comprensión lectora sino que también transmite valores y lecciones de vida.

Puedes leer más artículos similares a 21 ideas y juegos para educar en la tolerancia a los niños desde casa, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: