Cómo enseñar normas de convivencia a los niños

Las normas de convivencia son esenciales para los niños

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

Las normas de convivencia son un conjunto de normas sociales que favorecen el respeto mutuo, la tolerancia, los derechos y los deberes de las personas. Estas reglas nos aseguran convivir en paz y en armonía los unos con los otros.

Así, las normas se basarán en los valores de respeto hacia las personas, lugares y cosas, además de la responsabilidad. Por tanto, respetar los derechos de los demás, aceptar las obligaciones y cumplirlas, saludar, despedirse, dar las gracias, pedir perdón, etc. Pero, ¿cómo enseñar normas de convivencia a los niños tanto en la escuela como en casa? 

Qué tipo de normas podemos enseñar a los niños

Normas de educación para niños

Las normas de convivencia tienen una serie de características comunes como:

- Se aprenden casi de forma inconsciente observando el entorno.

- Cambian y se transforman según el momento y la situación que se vive. 

- Deben de responder a las necesidades de las personas a las que van dirigidas. Por tanto, ser válidas.

Además, podemos comprobar que, independientemente de estas características generales, no todas las normas que existen son iguales, incluso no todas tienen la misma validez. Así, podremos encontrar:

- Normas sociales. Son aquellas que tienen que ver con las costumbres, el modo de vida y las tradiciones de una cultura.

- Normas morales. Son aquellas que nos orientan a actuar de una manera u otra según unos principios y regulan nuestro comportamiento. Los valores que nos mueven.

- Normas jurídicas. Son aquellas que regulan y garantizan la convivencia de todos. Son obligatorias, coercitivas, impuestas desde fuera y de carácter temporal. Todas estas características garantizan su cumplimiento.

El entorno (familia y escuela) han de educar a los niños para que aprendan a vivir en sociedad y que conozcan la diferencia que existe entre lo ético y lo legal, así como enseñar las normas sociales que le identifican con su cultura.

Cómo transmitir las normas de convivencia a los niños

Las normas de convivencia que se transmiten a los niños pueden ser muchas y muy variadas, pero deben ser específicas, razonables y muy claras. Serán herramientas de enseñanza y guiarán el comportamiento de los pequeños positivamente. Además, aprender estas normas de convivencia ayuda al niño a encontrar la seguridad necesaria en su desarrollo. Para conseguirlo se debe: 

- Empezar cuanto antes. Lo ideal es ir inculcando este tipo de normas desde muy pequeños. Los niños desde temprana edad empiezan a imitar y así empezarán a integrar estas normas.

- Aprovechar cualquier oportunidad es buena para inculcarle las reglas necesarias para convivir.

- Que sepa la importancia de estas normas de convivencia. A medida que el niño crece y tiene la capacidad de entenderlo, hay que explicarle por qué debe respetar estas normas y buena conducta.

- Felicitar y corregir. Cuando sea necesario habrá que felicitar al niño por su “buen” comportamiento ya que será un impulso para que cumpla con sus normas y deberes. En caso contrario, habrá que corregirlo.

- Usar juegos. Utilizar juegos según la edad del niño para que pueda poner en práctica estas normas.

- Usar una tabla. Para conseguir que los niños las aprendan las normas en casa, será de gran ayuda escribirlas y ponerlas en una zona visible para que los pequeños puedan acudir a ellas en cualquier momento y así recordarlas para evitar discusiones. Esto sirve tanto para niños como para adolescentes. En el caso de los más pequeños puede funcionar con dibujos o imágenes que muestren las normas de convivencia que queremos que aprendan.