Juegos para que los niños de primaria sigan las normas de convivencia

Actividades para enseñar las reglas de casa o la escuela a tus hijos o alumnos entre 6 y 12 años

Beatriz Martínez

Los niños de primaria tienen claro cuáles son las normas de convivencia por las que nos regimos tanto en casa como en la escuela, sin embargo, muchas veces entramos en las discusiones de si son justas o no. Para evitar esto y también para que los niños aprendan de la importancia que tienen estas reglas usaremos unas actividades divertidas. A continuación te proponemos juegos para que los niños de primaria (de los 6 a los 12 años) cumplan las normas de convivencia.

Cómo entienden los niños de primaria las normas de convivencia

Que los niños cumplan las normas de convivencia

'No corro por la casa', 'recojo mis cosas', 'ayudo cuando me lo piden o cuando veo que alguien lo necesita', 'hablo lo que quiero, pero respeto el turno de palabra y no grito'... Estas son algunas de las normas básicas de convivencia que seguro tienes puestas en casa. Algunas de estas (y otras similares) también son las reglas que se siguen en el aula para regir el buen ambiente, el compañerismo y el respeto.

Los niños de primaria ya las conocen, pero no siempre las cumplen. Y es que, por mucho que se las digamos y se las enseñemos con el ejemplo, no está de más que busquemos otros recursos para que las recuerden y comprendan que se trata de acciones muy sencillas que nos sirven a todos para estar a gusto y sentirnos queridos.

En esta ocasión te proponemos que hagas con los niños una serie de juegos y actividades lúdicas que tienen como objetivo repasar las normas de convivencia en casa y la escuela, recordar por qué están y por qué hay que verlas como un trabajo en equipo y no como algo que es de obligado cumplimiento. ¡A ver qué te parecen!

[Leer +: Cómo hacer un cartel para informar de las normas]

Juegos para que los niños cumplan las reglas en casa o escuela

Juegos caseros de las normas de convivencia

Recuerda, los siguientes juegos están pensados para niños de primaria, es decir, para aquellos que tienen entre 6 y 12 años. Sin embargo, las actividades serán mucho más efectivas y divertidas si las adaptas a los gustos y necesidades de tus hijos o alumnos.

1. Aprendemos juntos a resolver conflictos
Los niños y las niñas tienen su propio sentido de lo que es justo e injusto y este va evolucionando según van creciendo, seguro que ya te has dado cuenta de ello. Por eso, hay veces que dicen cosas como 'lo he cogido sin pedir permiso porque el otro día ella me hizo un garabato en mi trabajo'.

Para solventar este tipo de situaciones y que tus hijos o alumnos sepan ponerse en el lugar del otro haremos lo siguiente: se plantea una situación hipotética y se trata de buscarle tres posibles soluciones; una será la que creamos más justa, otra en la que uno salga perdiendo y una tercera en la que se hagan cosas que no se deben como gritar o decir palabrotas.

[Leer +: Los niños necesitan normas de convivencia en clase]

Una vez hemos terminado lo ponemos en común. Los niños podrán ver lo que sí está bien y lo que no y entenderán cómo podemos llegar a sentirnos cuando se hacen cosas que no se deben. Es una forma diferente para enseñar a los niños qué es la empatía.

2. Las palabras escondidas
Escribimos unas cuantas normas de convivencia y quitamos letras al azar, casi como si fuera el juego del ahorcado. Los niños tienen que completarlas. Para que sea más sencillo, podemos hacer un pequeño dibujo o dar una pista como en el ejemplo: 'Cuando llego a casa, me quito los z_p_t_s y sa_ud_. (Solución: cuando llego a casa me quito los zapatos y saludo). Divertido, ¿verdad?

3. El que siga las normas gana puntos
Este juego les va a gustar mucho a los niños de primer ciclo de primaria. Si seguimos las normas, al cabo de una semana, nos llevaremos una serie de puntos. Pero ¡ojo! no se vale hacerlo por separado, los puntos se dan si colaboramos con el resto siempre que se pueda, por ejemplo, a hacer la tarea, ayudar a los más pequeños, o recoger la mesa sin que me lo digan.

Podemos incluso regalar algunos de nuestros puntos si el compañero antes no cumplía una norma y ahora sí. Una vez hemos sumado X puntos entre todos los canjearemos por hacer una actividad juntos.

4. Los palitos de las normas
Otro recurso que seguro gusta mucho a niños y niñas es el de anotar (escribir o dibujar) las normas en unos palitos de madera (como los palos de los polos o helados). Acordamos cuáles van a ser y ponemos la norma por un lado: 'no correr', 'no prisas'; y por detrás las aclaraciones: 'sí se puede correr en la calle', 'las prisas solo si llego tarde al colegio'. Si, por ejemplo, papá o mamá es quien por descuido no cumple la regla, sacaremos el palito para recordárselo.

Más actividades que enseñan las normas de convivencia

Actividades para niños de primaria

Por si no habéis tenido suficiente, a continuación te proponemos aún más juegos caseros (que también puedes llevar a cabo en la escuela) para que los niños de primaria aprendan y sigan las normas de convivencia que establezcamos.

5. La planta de los valores
Las normas de convivencia están para crear un buen clima, para ayudarnos los unos a los otros, para cuidarnos y hacer entender a los niños valores como la responsabilidad. Por eso, le daremos una pequeña planta que tiene que ocupar de cuidar regando y poniendo al sol para que no se marchite y florezca. ¡Qué ilusión le va a hacer!

Esta es una actividad ideal para que los niños, además, aprendan cómo es el ciclo de crecimiento de las plantas, sus necesidades y, de paso, memoricen los nombres de sus distintas partes.

[Leer +: Normas para los niños de preescolar]

6. El tiempo del abrazo
Para esos rifirrafes, regañinas y consecuencias que siempre suelen salir en el día a día y para seguir trabajando en el buen cumplimiento de las reglas de casa que nosotros mismos hemos puesto organizaremos... ¡el tiempo del abrazo! Nos abrazamos, nos achuchamos y por turnos, damos las gracias y decimos las cosas que nos gustan del otro: 'me gusta lo bien que dibujas', 'gracias por meter mis zapatos en el zapatero'. ¡Viene fenomenal para trabajar la autoestima de grandes y pequeños!

7. Lectura de textos para pensar 
Los cuentos o los vídeos nos pueden ayudar a reflexionar en familia. Los leemos o visualizamos todos juntos y los comentamos en voz alta para ver qué nos ha parecido. Haremos preguntas cortas para animar a los niños a participar: '¿cómo crees que se ha sentido?', '¿hubieras hecho lo mismo que el protagonista de la historia?', '¿qué otra solución se te ocurre?', '¿le podría haber ayudado su compañero?' No te costará nada encontrar recursos que hablen de las normas de convivencia para trabajar con tus hijos o alumnos. Los niños aprenderán a ponerse en el lugar del otro.

¿Y tú? ¿Qué juego vas a hacer primero con tus niños de primaria? ¡Será otra forma de pasar tiempo juntos y. aprenderán las normas de convivencia!

Puedes leer más artículos similares a Juegos para que los niños de primaria sigan las normas de convivencia, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.