Puzle casero de madera para que los niños aprendan las vocales jugando

Fabrica paso a paso esta actividad educativa que ayuda a los niños a aprender las letras

Silvia Leal
Silvia Leal Creativa

A partir de los 3 años, los juegos infantiles pueden llegar a ser un apoyo fundamental para la base del aprendizaje de los niños. No podemos pasar por alto que, cuando los niños aprenden divirtiéndose, aprenden más y mejor. La manualidad que te proponemos es muy sencilla. Se trata de un puzle casero fabricado de palos de madera para que los niños aprendan las vocales jugando a relacionarlas con una imagen y un color. 

A continuación te explicamos qué materiales necesitas y cómo crear estos puzles diy paso a paso. Cuando tus hijos jueguen con ellos, al manejar las piezas, estarás favoreciendo el desarrollo de las habilidades motoras finas o psicomotricidad fina, además de aportarle conocimientos ¿Qué te parece la idea?

Pasos para crear este puzle casero para aprender las vocales

Materiales:

  • Palos de madera
  • Cinta aislante
  • Papel
  • Cola blanca y pincel
  • Tijeras y cúter
  • Vasitos de plástico

Sigue con detenimiento el paso a paso para saber cómo hacer estos puzles caseros. Nosotros te enseñamos a crear la base que te permitirá echar a volar tu imaginación para crear mil y un puzles divertidos y educativos para tus hijos.

1. Para comenzar a fabricar este bonito juguete educativo con el que tus hijos te regalarán más de una sonrisa, tienes que colocar 5 palitos de madera juntos en horizontal. El ancho de los palitos debe ser de unos 2,5 cm cada uno. A continuación, fíjalos a la mesa de trabajo por los extremos con un poco de cinta aislante.

Primer paso para tu puzle de palos de helados 

2. Ahora deja a un lado los palos, porque vamos a continuar preparando las imágenes con las que queremos trabajar. Recuerda que el objetivo de este juego es reforzar el aprendizaje de las vocales, así que necesitas buscar 5 palabras que sean objetos y que comiencen por las letras a, e, i, o y u. Por ejemplo: árbol, estrella, isla, ojo y uva.

3. A continuación, recorta tu imagen y ponla boca abajo sobre un trozo de papel o papel de periódico. Con la ayuda de un pincel, extiende cuidadosamente una capa muy fina de cola blanca y después pega la imagen sobre los palos de helado. Te recomendamos utilizar un pincel plano número 6.

Nosotros hemos utilizado una imagen, pero puedes hacer tu propio dibujo o sustituir la imagen y el dibujo para pintar directamente sobre los palitos de madera con rotuladores, acuarelas o temperas. Si tienes hijos más mayores, seguro que estarán encantados de ayudarte con este paso tan creativo. Repite este proceso con el resto y deja que se sequen al menos 1 hora.

Haz tu puzle casero para que los niños aprendan las vocales

4. Si has utilizado la técnica de pegar una imagen o un dibujo, a continuación tienes que utilizar el cúter para volver a separar los palitos de madera. Puedes utilizar una regla como guía. ¡Asegúrate de que el cúter tenga punta y este bien afilado! El objetivo es cortar la imagen, pero si el cúter no está en buenas condiciones, en vez de cortar puede arrastrar el papel. Repite el proceso con el resto de imágenes o dibujos.

Como hay que utilizar un objeto cortante, este paso tiene que ser realizado por un adulto.

Paso a paso para hacer este juego educativo casero

 

5. ¿Te acuerdas que antes te habíamos contado que podemos aprovechar también este puzle casero para hacer una relación de colores? ¡Pues vamos a ello!

Para ello, vamos a asignar un color a cada uno de los puzles; un color que está relacionado con el objeto que hemos plasmado.

En el puzle de la A, hemos dibujado un árbol, por lo que podemos relacionarlo con el color verde, porque las copas de los árboles son de color verde. De esta forma tan sencilla, conseguirás que tus hijos asocien información y desarrollen su memoria. ¿A que es maravilloso? ¡Y lo has hecho tu con tus propias manos!

Vamos a continuar con la vocal E. Puedes trabajar esta vocal con la palabra estrella y crear una relación con el color amarillo. Si le preguntas a un niño de que color son las estrellas, probablemente te diga amarillo, aunque para muchos adultos son blancas.

Puzle de madera para aprender la letra E

 

Para la vocal I hemos elegido la palabra isla, pero si te ha gustado la idea de introducir los colores, puedes utilizar la palabra imán, y buscar, por ejemplo, la imagen de un imán de color rojo.

Ideas para enseñar las vocales a los niños

 

Con la O tenemos la palabra oso. Pero... ¡si es el oso Traposo! ¡Hola, oso Traposo! Para trabajar, por ejemplo con el color azul, puedes utilizar la palabra ojo en vez de la palabra oso, y buscar una imagen de un ojo que sea de color azul.

Juegos caseros para aprenderse las letras

 

Y para finalizar, con la U, uvas, y el color morado.

Un juego o puzle diy para los niños

 

¡Te han quedado unos puzles preciosos! Vamos a fabricar unos recipientes muy sencillos para que no se estropeen y puedas guardarlos cómodamente.

6. Por último, solo nos queda conseguir unos recipientes que nos permitan hacer la clasificación por letras y colores. Tan solo necesitas 5 vasos de plástico, a poder ser altos, de tubo, para pegar en cada uno de ellos las vocales A, E, I, O y U en el color correspondiente, es decir, que si para la A has utilizado la palabra árbol y así poder trabajar con el color verde, la letra que pegues en el vaso debe ser de este color. Siguiendo nuestros ejemplos quedaría así: La A de color verde, la E de color amarillo, la I de color rojo, la O de color azul y la U de color morado.

Y a partir de aquí puedes seguir creando todos los puzles que se te ocurran.

¿Qué pueden trabajar los niños con este puzle casero?

A partir de los 3 años, los niños comienzan a pensar de otra manera y desarrollan capacidades cognitivas que les permiten aprender los colores y los números. También comienzan a entender y seguir instrucciones sencillas como 'tienes que lavarte los dientes' o 'hay que ponerse el pijama'. Por otro lado, empiezan a comprender el transcurso del tiempo, diferenciando la mañana de la noche y los días de la semana. ¡Que no te pille por sorpresa! Porque además comienzan una fase de fantasía e imaginación donde intentan imitar todo lo que ven.

A nivel gramatical, ya pueden aprender unas reglas básicas puesto que, por norma general, ya dicen su nombre, entienden nuevas palabras, y aunque utilizan oraciones cortas, pueden llegar a comunicarse con claridad suficiente para que se les entienda. También es notable un desarrollo físico, social y emocional. 

Este puzle casero que te hemos propuesto ahonda en todos estos aspectos ya que reforzamos el aprendizaje de las vocales y los colores, pero también estimulamos su lenguaje al mantener una conversación con ellos mientras jugamos con las piezas de madera.

¡Os deseamos muchas horas de juego juntos acompañadas de miles de sonrisas!