Botones arcoíris. Juego casero para que los niños aprendan los colores

Con esta actividad para niños de 2 años, practicamos los colores y la psicomotrocidad fina

Guiomar Toledano
Guiomar Toledano Maestra de Educación Infantil

¡A los niños les apasiona el arcoíris! Por eso, te traemos un juego casero para que los niños aprendan los colores que lo componen, así como su orden. ¿Y cómo lo van a aprender? A través de nociones matemáticas como son clasificar atendiendo a su color y tamaño. ¿Y qué vamos a clasificar? Un objeto de nuestra vida cotidiana que es conocido por todos los niños y niñas, los botones. ¡Así obtenemos botones arcoíris muy bonitos para los pequeños!

Esta actividad está dirigida a niños y niñas de partir de 2 años, momento en el que ya son capaces de verbalizar y expresar palabras, además de estar en pleno desarrollo de la psicomotricidad fina, un aspecto clave que potenciaremos durante su desarrollo. Parece sencillo ¿verdad? Veamos todo lo que se esconde detrás de esta divertida y colorida actividad.

Cómo preparar este juego casero para aprender los colores

Materiales:

  • Macarrones
  • Bandeja o recipiente
  • Botones de colores
  • Pinza de madera
  • Platos de colores

Juego casero para que los niños aprendan los colores

El arcoíris, a los mayores nos encanta, tiene ese algo en la combinación de colores que nos atrae y lo hace todo mucho más bonito. Pero, ¿y para los niños y niñas?, ¿les habéis preguntado alguna vez que es para ellos el arco iris?, ¿qué colores lo forman? Si no habéis hablado con ellos acerca de este fenómeno atmosférico os adelanto que a los niños y niñas les gusta tanto o más que a nosotros. Por eso, les proponemos esta actividad que no te costará nada preparar.

Siguiendo estos sencillos 3 pasos podemos llevar a cabo nuestra actividad. Verás que la preparación de este juego resulta muy sencilla, pero el resultado es muy vistoso y, sobre todo, tiene muchos beneficios para los niños. ¡Vamos a ello!

1. Lo primero que tenemos que hacer es verter los macarrones sobre la bandeja o recipiente que hayamos cogido.

2. A continuación, añadimos los botones y removemos para que queden bien integrados dentro de los macarrones. Para que sea un juego aún más divertido y desafiante, debemos usar botones de distintos colores y tamaños.

3. ¡Listo! Ya tenemos nuestra actividad. Ahora solo queda buscar coger uno de los botones. A continuación, debemos clasificarlo atendiendo a su color y tamaño.

Recuerda que, por seguridad, este juego siempre debe hacerse bajo la supervisión de un adulto, ya que contiene piezas pequeñas que los niños podrían tragar.

Diferentes propuestas de esta actividad para los niños

Actividad para niños de 2 años con botones arcoíris

Podemos proponer diferentes maneras de llevar a cabo la actividad, teniendo en cuenta la edad de los niños y niñas, su nivel de psicomotricidad fina, el número de colores que queramos trabajar, e incluso, podemos añadir otro dato a tener en cuenta como es la diferencia de tamaños: 'grande' y 'pequeño'.

- Niños y niñas a partir de 1 año y medio-2 años
Están comenzando aprender, identificar y reconocer algunos colores primarios como son el rojo, amarillo, azul y verde. Su psicomotricidad fina está en pleno desarrollo por lo que estimularla y trabajarla a diario es fundamental. Y en cuanto a su desarrollo verbal, algunos son capaces de emitir palabras o bien se comunican mediante gestos.

Podemos clasificar los colores que los niños y niñas conozcan, utilizando sus dedos como medio para coger los botones. Algunos incluso pueden ir diferenciando tamaños.

- Niños y niñas a partir de 3 años
A esta edad no solo dominan los colores primarios, sino que también reconocen e identifican muchos secundarios como son, el naranja o el morado.

Cada vez controlan más los movimientos que realizan con sus manos al igual que ocurre con la coordinación óculo-manual. En cuanto a su forma de expresión y comunicación utilizan el lenguaje verbal sin ningún tipo de dificultad.

Cómo enseñar a los niños los colores a través de juegos caseros

A los niños más mayores podemos complicarles un poco más la actividad. Aquí te proponemos varias formas de hacerlo.

- Para trabajar los tamaños, además de los colores
Teniendo en cuenta estas características podemos llevar a cabo una actividad mucho más extensa en la que no solo clasificarán todos aquellos colores que les pongamos sino que también atenderán a su tamaño y tendrán que tener más datos en cuenta.

Deberán colocar los botones grandes dentro del plato (es más grande) y los botones pequeños dentro del plato más pequeño (es más pequeño) teniendo en cuenta el color del botón que han cogido.

- Trabajar más y mejor la psicomotricidad fina
Ya que tienen completamente dominada la psicomotricidad fina, pueden coger los botones con ayuda de una pinza de madera, la cual les proporciona una manera diferente de hacer fuerza con las manos y un correcto agarre del lápiz por ejemplo.

- Trabajar los colores de una forma diferente
Si queremos complicar más la actividad, pediremos que busquen y clasifiquen en el orden de los colores del arcoíris.

Los grandes beneficios de los botones arcoíris

Es una actividad con la que desarrollar y potenciar aspectos como la atención, observación, concentración o discriminación.

De modo muy visual aprenderán jugando y divirtiéndose el orden de los colores del arcoíris, y en el caso de las primeras edades pueden ampliar su vocabulario respecto a esta temática. Y además potenciarán aspectos matemáticos como es diferenciar tamaños, también de una manera muy representativa y clara para ellos.

Con una simple actividad que está preparada en menos de 5 minutos, logramos estimular aspectos cognitivos, motrices y matemáticos en los niños y niñas.

¡No dudéis probadla en el aula o en casa!