Fabrica una sencilla bandeja sensorial DIY para los niños de 2 a 3 años

Con formas geométricas y macarrones creas una actividad adaptada a la edad de tus hijos

Guiomar Toledano
Guiomar Toledano Maestra de Educación Infantil

El entorno de los niños y niñas está repleto de cuadrados, círculos, rectángulos, etc. Sin darnos cuenta vivimos rodeados de ¡figuras geométricas! Comprobad por vosotros mismos: tapones redondos de botellas, móviles rectangulares o baldosas del suelo cuadradas son solo algunos ejemplos. ¿Y si fabricamos nuestra propia bandeja sensorial DIY (do it yourself) para que los niños de 2 a 3 años se familiaricen con ellas?

Nuestro día a día nos brinda la oportunidad de que los niños estén relacionados con las formas geométricas desde la infancia; tanto en espacios cerrados como libres, dando un paseo por nuestro barrio o simplemente estando sentados en el sofá podemos jugar a buscar que formas geométricas nos rodean, de esta manera también estaremos fomentando y desarrollando ¡la atención, concentración y observación! La actividad que te propongo, además de ser muy divertida y amena para los más pequeños, cuenta con muchas variedades en cuanto al tipo de juego a realizar, todas ellas adaptadas según la edad del menor. ¡Allá vamos!

Paso a paso para crear la bandeja sensorial DIY

Materiales:

  • Bandeja
  • Pasta o garbanzos
  • Formas geométricas de plástico
  • Folios
  • Ceras, rotuladores o lápices
  • Forro para plastificar
  • Pinzas de madera

Siguiendo estos sencillos cinco pasos podemos llevar a cabo nuestra actividad:

1. En un folio realizaremos las formas geométricas que queramos trabajar (yo las realicé con el ordenador, pero igualmente se puede realizar sobre el mismo folio con ceras, rotuladores o lápices). En mi caso, dibujé un círculo amarillo, un cuadrado rojo y un triángulo azul.

2. Para proteger mejor nuestras figuras y que puedan ser manipuladas por los niños/as las plastificaremos, bien con plastificadora en el caso de tener una y fundas de plástico o con forro para plastificar, así quedarán más resistentes y nos durarán más tiempo.

Hacer una bandeja sensorial DIY para los niños

3. Compraremos en cualquier bazar las figuras geométricas para usar en la bandeja sensorial o las realizaremos nosotros mismos según el método casero mencionado en los pasos anteriores.

4. En la bandeja o tupper que hayamos escogido verteremos los macarrones, lentejas, alubias, etc. junto con las formas geométricas. Removemos un poco para que se mezclen bien.

5. Cogemos nuestra pinza de madera y a ¡divertirse!

Paso a paso para hacer esta manualidad para niños de 2 a 3 años

Adaptar la actividad a los años de los niños

Lo mejor de esta actividad es que puede ser adaptada según la edad de los niños y niñas. Así podemos ampliar los conocimientos y experiencias utilizando los mismos materiales, simplemente realizando algunos cambios durante su ejecución. En todos los casos, este juego resulta muy beneficioso para los pequeños:

Preparar el juego para niños de 2-3 años

- Buscar figuras geométricas y colocarlas con su correspondiente forma geométrica.

- Buscar y clasificar atendiendo a su color.

- Buscar un solo tipo de forma geométrica pasa así hacer uso de la discriminación visual.

- Realización de la actividad con y sin pinza.

Cuando los niños tienen 4-5 años

- Con los ojos cerrados buscar alguna figura geométrica y adivinar de cual se trata utilizando el sentido del tacto.

- Indicando un número determinado de figuras geométricas que buscar, por ejemplo: buscar cuatro cuadrados.

- Indicando número, forma y color que buscar, por ejemplo: 3 triángulos azules.

Los beneficios de hacer esta bandeja sensorial para los niños

¿Qué beneficios aporta para los niños?

Al ser una actividad con diferentes maneras de ser adaptada nos permite trabajar ámbitos de las tres áreas de la Educación Infantil: 'Conocimiento de sí mismo y autonomía personal', 'Conocimiento del Entorno' y 'Lenguajes: Comunicación y Representación'.

En cuando al área Conocimiento de sí mismo y autonomía personal, gracias al uso de la pinza podemos trabajar la psimotricidad fina, la fuerza y nos servirá para que en el futuro los niños/as tengan interiorizada la forma correcta de sujetar el lápiz, cera, etc. Además si se adapta puede llegar a ser una actividad sensorial con la que potenciar el sentido del tacto.

Con la observación de las formas geométricas que se encuentran en su entorno más cercano junto con la realización de un trabajo de clasificación y discriminación dentro de un conjunto, podemos ejercitar la lógico matemática de una manera diferente, amena y atractiva para ellos, que forma parte del área de Conocimiento del Entorno.

Y por último, el área del 'Lenguaje: Comunicación y Representación' puede darse en los momentos en los que el niño/a vocaliza, dialoga y valora la comunicación oral como medio para expresarse con los demás.

Es una actividad muy motivadora para los pequeños ya que es diferente y emplea materiales que no creían que fueran también para jugar y aprender, y todo ello les genera ilusión y una actitud positiva frente a la novedad.

Os animo a que realicéis esta actividad en casa, vayáis adaptándola según la edad y observéis la evolución de vuestros hijos e hijas. ¡Lo pasarán en grande!