3 divertidos juegos para enseñar a los niños el abecedario

Propuestas educativas para fomentar la adquisición del lenguaje

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

Una de las primeras tareas de aprendizaje que los más pequeños tienen que adquirir e integrar en su etapa escolar es el abecedario, siendo muy importante y necesario como base para el posterior inicio de la lectura y la escritura. Y llegado ese momento, es habitual y comprensible que muchos padres se pregunten: "¿Cómo puedo, desde casa y de forma lúdica, enseñar a los niños el abecedario?" ¡Aquí tienes algunas ideas! 

Divertidos ejercicios para enseñar a los niños el abecedario 

divertidos juegos para enseñar a los niños el abecedario

Antes de nada, es importante desglosar el abecedario en niveles para evitar que la tarea sea demasiado larga. Consiguiendo desglosarla, además, conseguiremos trabajarla de forma más gradual y poder obtener mayor éxito en los resultados.

Y es que no es lo mismo trabajar bajo la idea de 27 letras consecutivas a memorizar, que hacerlo con 5 niveles. Estos niveles, como se puede ver a continuación, están separados por cada una de las cinco vocales:

A B C D
E F G H
I J K L M N
O P Q R S T
U V W X Y Z

Una vez planteada la idea de los niveles, a continuación, os proponemos cinco divertidas maneras de entrenar, pudiendo escoger entre cualquiera de las opciones, según las preferencias y habilidades de los más pequeños: habilidades auditivas, habilidades motoras o habilidades visuales, 

- Aquellos niños con atracción y facilidad ante ritmos, canciones y música, podríamos decir que son niños con habilidades auditivas.

- Aquellos niños con atracción y facilidad para manipular objetos, tocar, montar y desmontar, podríamos afirmar que son niños con habilidades motoras.

- Y finalmente, podríamos citar un tercer grupo de niños con atracción y facilidad para las formas, las imágenes y los colores, pudiendo decir que son niños con habilidades visuales.

Jugando con las letras del abecedario 

Con las siguientes propuestas, los padres y los niños podrán divertirse y aprender más allá de la simple repetición y memorización oral de las letras:

- Jugando con el abecedario a través de habilidades auditivas
En esta primera propuesta, podemos utilizar vídeos ya existentes con canciones que ayuden a memorizar cada una de las letras con un ritmo o palabra (Con la A araña, con la B boca, etc.). Pero a muchas familias les puede resultar mucho más divertido intentar crear una canción y melodía totalmente propia y en equipo, pudiendo ser acompañados, en cualquiera de los dos casos, de instrumentos (panderetas, tambores, triángulos, campanas, etc.) o simplemente con las palmas de las manos.

- Jugando con el abecedario a través de habilidades motoras
En esta segunda propuesta podemos emplear materiales como plastilina, arena, cuerdas o, incluso, nuestro propio cuerpo. Escribiendo cada una de las letras de cada nivel, no solo utilizando un lápiz y una hoja sino ofreciendo muchas otras variedades que favorecerán su integración. Por ejemplo: manipulando plastilina o cuerdas y creando cada una de las letras, escribiendo con el dedo entre la arena de la playa o colocada en un plato o imitando las formas de las letras con las extremidades del cuerpo.

- Jugando con el abecedario a través de habilidades visuales
En esta tercera y última propuesta, podemos utilizar colores e imágenes extraídas fácilmente de internet. La idea es que el abecedario deje de ser un estímulo simple en blanco y negro y los niños puedan recordarlo fácilmente a través de imágenes (la A con un dibujo de araña, la B con un dibujo de boca, etc.), pudiendo pintarlos de colores para que la actividad resulte mucho más enriquecedora. 

Cualquier de las propuestas que te lanzamos con divertidas, así que elige la que creas que puede atraer más a tu pequeño y... ¡a divertirse en familia mientras aprendemos