La piel no tiene color. Poema corto para niños sobre el racismo

Las poesías infantiles nos ayudan a educar a tus hijos en valores como la tolerancia

Marisa Alonso Santamaría

Educar a nuestros hijos contra el racismo sigue siendo muy necesario, incluso en el siglo XXI. La educación en valores como el respeto, la tolerancia o la empatía les servirá de guía de conducta tanto en la infancia como en la edad adulta. Con este propósito, Marisa Alonso ha escrito el poema corto 'La piel no tiene color', que es un recurso educativo muy útil para hablar con los niños sobre racismo.

Acompañando a esta poesía infantil, te proponemos algunas actividades educativas que te ayudarán a trabajar los valores de tolerancia de los que se habla en los versos, pero también la comprensión lectora y la reflexión de los niños.

Poema corto que habla a los niños sobre el racismo

Un poema corto para niños sobre el racismo

La siguiente poesía está pensada para hablar y reflexionar con los niños sobre qué es el racismo y por qué no tiene ningún sentido discriminar a nadie por el color de su piel. Pero tampoco por su aspecto físico, sus gustos, por su religión, por su procedencia... ¡Lo importante es su corazón!

 

¿Por el color de tu piel piensas
que eres superior?
Más vale que reflexiones,
 
Porque iguales somos todos
con un solo corazón.
Europeos, africanos,
de la China o de Japón,
australianos, rusos, indios,
de Canadá o de Gabón.
 
Gais, lesbianas, altos, bajos,
morenos, rubios, castaños,
gordos, flacos, guapos, feos
amigos, primos, hermanos.
Todos juntos por la vida
caminamos de la mano.
 
El color de nuestra piel
lo cambia un rayo de sol.
Si el corazón resplandece
da igual la raza o color.

 

Actividades educativas a partir de este poema infantil

Actividades sobre las poesías infantiles

Leer con este poema corto con nuestros hijos es un ejercicio de reflexión muy importante que debemos hacer para enseñarles qué es el racismo y por qué no tiene sentido. Sin embargo, las poesías infantiles también nos permiten trabajar otras habilidades y aprendizajes de nuestros hijos.

Para ello, a continuación te proponemos algunas actividades educativas divertidas que puedes proponer a los niños, teniendo en cuenta su edad y conocimientos.

1. Preguntas de comprensión lectora para los niños
Lo primero que debemos asegurarnos es que los pequeños han prestado atención y comprendido la lectura. Para ello, podemos leer un par de veces la poesía y, después, proponerles algunas de las siguientes preguntas que, además, les animan reflexionar:

  • ¿De qué habla este poema?
  • Según lo que has leído, ¿qué es el racismo?
  • ¿Te acuerdas de alguna región del mundo de la que ha hablado la poesía?
  • ¿Crees que tiene sentido sentirse superior por tener un color de piel diferente?

2. ¡Una carrera de diccionarios!
Muchos niños de hoy en día no saben buscar una palabra en un diccionario físico (de los de papel de toda la vida) porque están acostumbrados a buscar información en Internet. Para que practiquen, podemos proponerles una trepidante carrera de diccionarios, en la que cada uno debe tener un ejemplar de diccionario. Coged cualquier palabra del poema (reflexión, castaño o rayo...) y: 3, 2, 1... ¿quién la encontrará antes?

Poemas cortos para niños con valores

3. Buscar información sobre las distintas razas y etnias del mundo
El conocimiento abre la mente, por eso siempre debemos animar a nuestros hijos a investigar y descubrir aquello que no conocen. Para luchar contra el racismo o la discriminación racial, podemos animar a que los niños conozcan más sobre las distintas razas y etnias del mundo. ¡Les encantará!

Podéis coger un globo terráqueo o mapamundi y, con los ojos cerrados, señalar un punto determinado. Ahora solo queda buscar más información sobre ese lugar del mundo, que seguro que es tan apasionante como cualquier otro. Buscad qué personas habitan esa zona, cuáles son sus costumbres, cuál su religión, cómo es su forma de vida, etc. A tus hijos seguro que les encanta buscar en un atlas físico.

4. ¿Quién fue Rosa Parks? ¿Y Martin Luther King?
La historia de la lucha contra la discriminación racial tiene nombres tan importantes como Rosa Parks o Martin Luther King. ¿Tus hijos les conocen y saben por qué han pasado a la historia? Comparte con ellos su biografía convertida en un cuento corto.

Algunos consejos para educar a los niños en la tolerancia

Educar a los niños en la tolerancia y contra el racismo

Nunca, ni siquiera cuando nuestros hijos sean mayores, debemos dejar de educarles en la tolerancia y el respeto hacia el resto de las personas. Pero, ¿cómo lo podemos lograr?

- Dar ejemplo a los niños
Aunque no nos demos cuenta, los niños siempre nos están observando y somos sus modelos de conducta. Por ello, nuestro comportamiento y actitud debe servirles siempre de ejemplo de tolerancia y respeto.

- Promueve el conocimiento de otras partes del mundo
Viajad todo lo que os sea posible, investigad sobre distintos países y culturas, anima a tus hijos a buscar amigos de otros países con los que se pueda, por ejemplo, escribir correos electrónicos (bajo supervisión de los padres), organizad jornadas gastronómicas en casa, escuchad música de distintas regiones...

- Señala conductas racistas de las que seáis testigo
Desgraciadamente, a nuestro alrededor sigue habiendo demasiadas muestras de racismo (algunas más evidentes y otra más sutiles y, por tanto, peligrosas). Debemos señalarlas a nuestros hijos para que se den cuenta de la injusticia.

- Utilizar poesías, pero también cuentos para niños
A través de los poemas cortos como este que acabamos de leer, podemos enseñar a los niños de una forma divertida por qué hay que rechazar la discriminación racial. Sin embargo, los cuentos también son muy útiles, porque a través de sus personajes proponen relatos que los niños comprenden fácilmente. Por ejemplo, no te puedes perder el cuento infantil 'Un chocolate muy especial'.

- El juego de crear un país de todos
Este juego nos lo propone el Plan Andaluz de Educación para la Cultura de Paz de la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía. Se trata de proponer a los niños que imaginen un país en el que todos podamos vivir. Podemos animarles a inventar un himno, un idioma, unas costumbres, una moneda, la disposición de las viviendas, etc. Debemos proponerles que este país dé cabida a todos y sus tradiciones estén basadas en el respeto y la tolerancia. Si proponemos este juego a distintos grupos de niños, podremos comparar y reflexionar sobre aquello en lo que todos han coincidido.

Más cuentos y poemas cortos con valores para leer con tus hijos

Los cuentos y las poesías ayudan a la educación en valores de nuestros hijos. Por eso, a continuación te proponemos algunos recursos educativos con los que divertir y hacer reflexionar a los niños.

Puedes leer más artículos similares a La piel no tiene color. Poema corto para niños sobre el racismo, en la categoría de Poesías en Guiainfantil.com.