¿Darías un cuento homosexual a tu hijo?

Hay un cuento en que la princesa, al besar una rana, ve como la pobre criatura se transforma en un apuesto príncipe. Imagínate si en lugar de un príncipe la rana se convirtiera en una princesa... Pues esta es una situación que puedes esperar leer en un cuento con temática homosexual. ¿Darías un libro sobre este tema a tu hijo?

A medida que los niños crecen querrán saber y conocer sobre todo. Les apetecerá estar "al día" de todas las informaciones y hechos. Y claro, sería conveniente no desperdiciar estas ocasiones para educarles. Eso ocurre, por ejemplo, cuando un hijo llega a casa y dice, con tono de asombro a sus padres: "Mamá, papá, he visto a dos chicos besándose en la boca, en la calle". Ufff....... ¿qué le dices? Al fin y al cabo, no debes dejarlo sin respuestas.

madreehijohablandosexualidad

Para explicar a mi hija sobre cómo se hacen y nacen los bebés, he tenido que recurrir a los libros. Fuimos juntitas a la biblioteca y allí nos indicaron algunos libros didácticos sobre el tema, que hemos ojeado una y otra vez, y nos hemos pasado francamente bien. A los niños no es necesario que les profundicemos tanto en las explicaciones. Y la homosexualidad, ¿cómo y cuándo podemos explicarla a los niños? No existe nada científicamente que lo explique, sólo sabemos que existe y que ha salido "del armario". Se puede hablar de todo con los niños desde el momento en que consideremos que él está suficientemente preparado para ello. No creo que un niño de cuatro u ocho años esté preparado para cuestionar temas como la homosexualidad. Todo depende de su edad y de su grado de madurez, y del criterio de sus padres. Pienso que, sobre todo, hasta los diez años, los niños deben ser educados en valores como la tolerancia, el respeto y la sinceridad, para que él aprenda y se prepare a la vez para hablar y entender todo los temas y situaciones que aparezcan en su camino. Gracias a la televisión y a las nuevas tecnologías, muchos temas ya están al alcance de los niños. Sin embargo, el tema de la sexualidad todavía es un tabú para muchas familias. La educación es la clave de la comprensión y de la aceptación. Antes de hablar de temas como la homosexualidad con nuestros hijos, conviene que les inculquemos valores para evitar que ellos juzguen, discriminen o marginen a otras personas, por alguna diferencia que puedan presentar. Sólo así les estaremos plantando semillas de integridad, tolerancia y respeto a los demás. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com