Las reuniones de padres de Educación Infantil

Es la primera vez que va al colegio, sólo tiene 3 años y aún le vemos muy indefenso. Ha estado en la guardería, pero no podemos decir que sea un veterano en estas lides y todos los padres estábamos esperando con ansiedad la primera reunión con los profesores para que nos contaran qué tal ha ido el periodo de adaptación y qué es lo que debemos saber para encauzar el nuevo curso. 

Los niños de Educación Infantil

Reunión padres Educación Infantil

Habitualmente, las clases de Infantil suelen dividirse en dos grupos en un primer momento, para que cada niño conozca progresivamente a sus compañeros y el nuevo espacio físico. De esta manera, es más fácil para los niños crear un vínculo de confianza.

Aunque todos los padres conocemos a nuestros hijos, en la primera reunión de Educación Infantil, cuando empiezan a contarnos cómo son nuestros hijos y cuáles son las características propias de su edad, nos quedamos boquiabiertos como si estuviéramos escuchando a una pitonisa que nos está echando las cartas. Y así, la profesora comenzó a decirnos que los niños y niñas a esta edad se caracterizan por una conducta predominantemente motora (el mío no para), que realizan con pasos cortos variando constantemente de actividad.

En cuanto al área motriz, les encanta abrir, cerrar, sacar y poner cosas (desde luego, a mi me tiene loca con los cajones, no paro de colocar todo lo que saca) y les encanta jugar con juegos de ensamblaje, abrir y cerrar envases o encajar anillos (como al mío...). Y además, nos dijo que a esta edad se expresan y comunican a través de abrazos, besos, mordidas, y empujones, probando así, también, su propia fuerza (y yo que pensaba que mi niño era el más cariñoso del mundo, aunque a veces también el más bruto). Y es que, al parecer, esta es su forma de relacionarse.

También son pequeños exploradores porque les atraen los objetos o personas que llaman su atención. Y aunque me quejo mucho de lo intrépido que es mi hijo, parece que también es una característica común a todos, la de emprender solos el desafío de salir a la conquista, lo que requiere estar siempre pendientes de ellos para cuidar de que no les pase nada. Y por si fuera poco, además les encanta meterse de lleno en escondites, cajas, túneles y jugar a actividades de construcción, arrastre y de abrir y cerrar. A esta edad también se inician en el juego simbólico: profesiones, jugar a las mamás, dormir al bebé...

Y ¿cómo se comunicará? ¿entenderán los profesores lo que les dice? Para mi hijo, una palabra quiere decir muchas cosas y como si en ese momento, me estuvieran leyendo la mente, comentaron que los niños tienen un vocabulario personal subjetivo para nombrar aquellas cosas que les atraen o les atemorizan y que las palabras, a veces, no son portadoras de conceptos, es decir, que no distinguen aún entre lo particular y lo general. Por ejemplo, "guau" es todo aquello que tiene 4 patas.

En cuanto a las normas, nos advirtieron de la importancia de cumplir con los horarios (cocn lo que le cuesta despertarse temprano), que forma parte de su adaptación, de la idenficación de sus pertenencias con el nombre en su ropa, baby, chaquetas, abrigos... (¡lo he marcado todo, todo....!) y de trabajar la autonomía personal (¡ay, madre!, ahí estamos un poco pez9. En este capítulo, me dí cuenta que la mayoría de los padres intentamos poner cara de póker... Una de las primeras cuestiones que nos plantearon fue el control de esfínteres (uff... menos mal que el mío ya no lleva pañal por el día, aunque si algún día se le escapa... ¿dirá que está mojado, tendré que llevar una muda completa de cambio?), y después pasamos a los hábitos de comida en la mesa y a la utilización de los cubiertos para que todos coman sólos (el mío tiene que perfeccionarlo porque se mancha un montón, con lo que este año me va tocar lavar el baby todos los días...).

Además de comentar el sistema de autorizaciones para la recogida de los niños cuando no vengan los padres y el capítulo de los medicamentos y pautas para dosificación cuando los niños estén malitos, nos agradecieron mucho a los padres nuestra partipación y nos invitaron a compartir con ellos las ganas de comenzar este nuevo periodo. 

Marisol Nuevo.