Zion, el bebé que vivió 10 días

'Querido Zion, mi pequeño milagro, quiero que sepas que no tuviste que ser grande ni alto para que te sintiéramos. No tuviste que subirte en un atril o escribir un libro para capturar nuestra atención, tan solo lo hiciste en los diez dias que viviste'.

Así comienza el vídeo que grabaron Josh y Robyn Blick a lo largo de los diez días que vivió su bebé, aquejado por el síndrome de Edwards. Esta es su conmovedora y entrañable historia.

La entereza de una familia que perdió a su bebé

Zion, el bebé que vivió 10 días

El matrimonio Blick ya tenía cuatro hijos cuando Robyn se quedó embarazada, durante la gestación, los doctores descubrieron que el bebé padecía una enfermedad rara, se trataba del síndrome de Edwards, una anomalía cromosómica conocida también como trisomía 18. Asociados a esta enfermedad existen más de un centenar de defectos: faciales, músculo-esqueléticos, cardiovasculares, gastrointestinales... La tasa de mortalidad es tan elevada que ni siquiera existe un tratamiento eficaz para ella. 

Los doctores no confiaban que Zion sobreviviese al embarazo, pero lo hizo contra todo pronóstico y nació el 11 de enero de 2014. Pesaba cerca de los 2 kilogramos y su estado era muy delicado. Los padres vivieron un momento de enorme felicidad cuando pudieron llevarle a casa, junto con sus hermanos. Sabían que su tiempo de vida sería corto y que tendrían que enfrentarse a lo más duro que ha de vivir un padre: la muerte de un hijo. Sin embargo, decidieron celebrar cada hora, cada minuto y cada segundo de la vida de Zion juntos, en familia.

Miles de besos para Zion, una tarta de cumpledías, su pequeña huella en tinta sobre el brazo de sus hermanos... El matrimono Blick celebró cada pequeño detalle de la corta vida de Zion. El noveno día de vida, Zion comenzó a tener problemas respiratorios, al día siguiente, el 21 de enero, murió.  "Esta es la cosa más difícil que he tenido que hacer, pero quiero que sepas que estoy muy orgullosa de ti", le dice su madre a Zion.

La entereza, compromiso, esperanza, valor, amor, fe y dedicación de estos padres ha recorrido las redes sociales donde este vídeo ha conmovido a cientos de personas. Es difícil ver con distancia una historia así, sobre todo cuando eres padre o madre. La emoción y la pena te llega directa al corazón. Ningún padre debería enfrentarse al hecho de perder a un hijo, pero ver el valor y la entereza del matrimonio Blick es realmente admirable. 

Ya sea por una fe ciega en Dios, ya sea por una manera de enfrentarse a la vida, ya sea por una fortaleza personal... la historia de los padres del pequeño Zion, es digna de ser contada y recordada.

Vídeo de los diez días de vida de Zion 

Alba Caraballo. Editora de GuiaInfantil.com